Se retrasa la obra.

Qué importante es cuando se realiza una obra o reforma, en una vivienda o local, que todos los gremios estén coordinados. Debe existir una persona que se encarge de dirigir, planificar y controlar todos los aspectos de una reforma.

De la coordinación dependerá el éxito y buena ejecución de la reforma.

En una vivienda surge un imprevisto como otro cualquiera. Le toca intervenir al fontanero-calefacctor para colocar los tubos de las instalaciones, sin embargo como se trata de una casa con estructura de madera, se han econtrado vigas apolilladas. Esto obliga a poner nuevas vigas de refuerzo por parte del carpintero.

Hasta que no se coloquen las vigas nueva, el fontanero no puede continuar su trabajo, poniendo los tubos por el suelo y claro como el carpintero se encuentra en otra obra, no puede ir hasta que termine lo que está haciendo.

Consecuencia el fontanero se tiene que marchar para no estar de brazos cruzados y poder sacar el jornal en otra obra.

Viene el carpintero al de unos días y coloca las vigas, y claro el fontanero se ha tenido que marchar a otra obra, y cuando termine lo que está haciendo volverá al trabajo anterior.

Esto es el fiel reflejo de la realidad y de como un detalle oculto que no se podía preveer, ha retrasado la obra al menos una semana.

A pesar de buscar la coordinación de los gremios con antelación y estudiar cada detalle, se hace inevitable los retrasos en la ejecución final de cualqueir obra o reforma.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.