Salida gases campana extractora.

Todas las cocinas, en buena lógica, necesitan una salida de gases para conducir los gases que se producen al cocinar.

Antiguamente se pensaba que con solo abrir las ventanas, era suficiente para ventilar la cocina. Si tenemos en cuenta que los gases o vapores de cocinar, pesan menos que el aire, lo normal es que se acumulen en la parte alta, junto al techo. Entonces el abrir la ventana no sirve para ventilar porque se encuentra en un nivel inferior.

Salida de los gases.

Las formas de ventilar las cocinas actuales es mediante las campanas extractoras. Tienen suficiente potencia, de unos o dos motores, para recojer los gases y expulsarlos al exterior.

Cuando se realiza la reforma de la cocina, se deja previsto el tubo de evacuación ( foto), conduciéndolo a la chimenea individual de la vivienda o directamente a la fachada. Una vez alicatada la cocina y colocados los muebles, se conecta la campana extractora al tubo de evacuación.

En obra nueva, es obligatorio por ley dejar prevista una toma de evacuación de los gases de la campana y una rejilla sun, para la ventilación y renovación de aire de la cocina. Es conveniente no confundir ambas ventilaciones porque cada una cumple su función.

Algunos usuarios que tienen problemas para evacuar los gases de la campana, conducen los gases al sun, con el consiguiente trastorno para otros vecinos, ya que todos los suns verticales, de cada vecino, están comunicados a una evacuación común. De este modo se da el caso de que cuando esos usuarios cocinan, transmiten los olores a sus vecinos, con el incordio y situación desagradable que se produce todos los días a la hora de hacer la comida.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.