Regulador de presión para la vivienda.

¿Para qué sirve un regulador de presión ?, como su nombre indica su función es regular la presión. En este caso hablaremos del regulador de presión del agua.

Regulador presión de agua.

Pero ¿cuando hay que poner un regulador?. En pisos, chalets, locales, donde la presión de entrada sea alta, por encima de los 4 bar, es recomendable poner un regulador con el fín de proteger la instalación de fontanería, los tubos, griferías y otros elementos.

Los componentes de las instalaciones están preparados para soportar presiones superiores a 4 bar pero en determinados casos como en calderas, termos eléctricos y calentadores, un regulador alarga la vida de estos aparatos.

En los termos puede suceder que si la presión es alta, la válvula de seguridad salte y provoque un continuo goteo de la misma. Si la válvula está conducida a un desague, el problema es llevadero pero si es lo contrario, tenemos un problema.

En las calderas, los fabricantes aconsejan que las presiones de entrada a las mismas no sean altas, por encima de los 3,5 o 4 bar, ya que las regulaciones y elementos internos, no funcionan adecuadamente.

El regulador, ayudado por un manómetro en la salida, nos ayuda a controlar la presión que queremos tener y a proteger las instalaciones.

Sin embargo, si no tenemos suficiente presión en la entrada a nuestra vivienda, necesitaremos bombas de presión para elevar la pobre presión de la red.

Los usuarios cada vez están más concienciados con la protección como prevención y los reguladores son parte de esa acción.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.