Reformas y presupuestos.

Llevo muchos años vinculado al sector de las reformas y me experiencia me dice que los presupuestos iniciales de las reformas, nunca se justan al cálculo inicial al terminar la obra.

Nos proponemos un gasto incial e incluso nos mentalizamos para no salirnos del mismo, ni un euro. Sin embargo durante el transcurso de la obra, suelen suceder imprevistos, que como su nombre lo indica, no se pueden preveer.

Casos muy normales son: querer aprovechar parte de las instalaciones de fontanería y encontrarnos que no están en buenas condiciones, decidirnos por materiales que por algo más de dinero no ofrecen mejores prestaciones, tener que cambiar techos que se rajen durante la obra, bajantes generales que pasan por la vivienda y que merezcan la pena ser sustituidas, no encontrar azulejos que nos gusten y se ajusten al precio que nos hemos marcado por m2, escojer otro tipo de baldosas, de griferías, de puertas, de escayola, de muebles de cocina y así una infinidad de circustancias.

No podemos hablar de porcentajes para calcular el desfase en los presupuestos, pero si considero que un 20 % como mínimo, se ajusta bastante a la realidad.

Esto hace que durante la obra vayamos cambiando nuestra mentalidad de ahorro y pensar en el ” ya que estoy metido en la obra, merece la pena….”.

Los cálculos de los presupuestos se hacen con las matemáticas pero no matematicamente siempre se acierta.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.