Rastrelar la madera.

Si realizamos la reforma de nuestra vivienda y optamos  por cambiar la madera del suelo, está bien conocer como se realiza el trabajo.

Para poner la madera, en este caso, la tarima, el carpintero previamente debe rastrelar el suelo. ¿ Qué significa rastrelar?. Rastrelar se refiere a la colocación de maderas, en este caso rastreles, en perpendicular a la fachada(foto), para posteriormente clavar la tarima, en posición cruzada y normalmente paralelo a la pared de la fachada. Consiguiendo una estructura compacta y resistente, repartiendo la superficie de la madera por igual.

Colocar los rastreles.

El carpintero debe calcular el grosor del rastrel más el grosor de la tarima que se va a colocar, para que el nivel que coja la tarima sea igual que el nivel de los suelos de cocina y baño/s. Teniendo en cuenta que una vez que la madera está colocada, tiene que intervenir el acuchillador para igualar posibles salientes y desniveles del suelo.

Aunque el acuchillador, desvaste la madera, algo casi inapreciable a la vista, al colocar los rastreles el carpintero los pone a nivel entre unos y otros. Para salvar pequeñas diferencias utiliza cuñas de madera que le sirven para cojer altura a los rastreles.

La forma de sujetar los rastreles en el suelo, es con puntas de acero que se clavan en la madera y suelo de hormigón, pasando previamente el taladro para abrir paso o metiendo tirafondos largos atronillados en el suelo.

El trabajo de la colocación de la tarima, tiene como parte más laboriosa el rastrelar. Una vez el suelo esté rastrelado, la colocación de la tarima, clavando la misma con puntas en los rastreles, es más sencillo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.