Rasear las paredes

Maestras en la paredCuando se levantan las paredes o tabiques en las viviendas, necesitan igualar los desniveles verticales y el aspecto exterior que presentan para poder pintar sobre ellas.
El ladrillo tiene la rugosidad que no ofrece un remate igualado y liso, para ello es necesario rasear y/o lucir la superficie.
Se llama rasear cuando se aplica mortero de cemento, igualando y alisando toda la pared. Los albañiles cuando quieren rasear las paredes, preparan unas maestras verticales y paralelas, que son unas guías de unos 10 cmts de ancho por el alto de la pared, realizadas con mortero.
Una vez las maestras han secado, extienden el mortero con la llana por toda la pared y apoyan las reglas sobre las maestras para igualar el mortero con movimientos horizontales, quitando el sobrante del mortero, consiguiendo una superficie lisa preparada para ser lucida con yeso o perlita.
En obra nueva, para abaratar costes, se tiende a no rasear las paredes que serán lucidas, luciendo directamente sobre el ladrillo con la misma técnica de raseo del mortero y aplicando la perlita con máquinas de proyección, siendo mucho más rápida su aplicación.
A las empresas que se dedican a ello son especialistas en esta labor y se les suele llamar perliteros, avanzando mucho más trabajo que los albañíles que hacen de todo en la obra.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.