Radiadores de calefacción.

La ubicación de los radiadores de la calefacción tienen una especial importancia, tanto en cuanto afectará al confort de la vivienda.

En una vivienda, tenemos paredes, suelos, ventanas, etc, que dejan escapar el calor y del mismo modo el frío, o sea la ausencia de calor, entra en la vivienda por todos los paramentos.

El punto más débil, para el cálculo de la calefacción, es la ventana, por donde más facilmente penetra el frío exterior. Si colocamos un radiador en una pared opuesta a la ventana, cuando entra el aire frio choca con el aire caliente que radia el radiador, y se produce una mezcla de aires de diferentes temperaturas, que hasta que se mezclan y adquieren una temperatura constante, el usuario no tiene la sensación de confort.
Radiadores de aluminio.
Sin embargo, si instalamos el radiador debajo de la ventana, el aire que penetra del exterior, se calienta a su paso por encima del radiador y el usuario percibe com mayor rapidez, una sensación térmica más agradable.

De este modo, el local donde se coloca el radiador, mezcla de un modo más homogeneo, el aire interior que esta a una temperatura por encima de la temperatura exterior y el aire que entra calentado a temperatura confort, que es entre 20 y 22º C. El local sube rapidamente de temperatura  y se gasta menos energia.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.