Quitar la bañera y poner ducha.

Quitar la bañera. Nunca tampoco resultó tanto. Quitar la bañera, poner una ducha y el cambio en el cuarto baño que parece otro.
Ganamos comodidad de uso porque nos duchamos más que bañarnos, tenemos un mejor acceso y la sensación visual es de mayor amplitud en el baño.
Un trabajo que se puede hacer en el día, resulta más económico que reformarlo entero. Lo complicado será encontrar azulejos similares a los existentes ya que cuando pasan los años es dificil encontrar los mismos porque habrán dejado de fabricarlos. Esteticamente la colocación de otros azulejos y baldosas según el caso, resultan apropiados y no desentonan en absoluto como en el caso de la foto.
Señoras y señores, ha grandes problemas, grandes soluciones, estamos en crisis y por un coste inferior a 1200 €, cási renovamos nuestro baño y nos sentimos más felices. Nuestro hogar es nuestro remanso de paz y el lugar donde descansamos y queremos que esté todo perfecto. Ya vendrán tiempos mejores y reformaremos el baño por completo, con la previsión de que el trabajo de la ducha lo tenemos realizado y no será necesario hacerlo de nuevo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.