Quitar el papel de las paredes.

Antiguamente era típico y estaba de moda empapelar las paredes de la casa. Incluso quien quería cambiar el aspecto de la casa, ponía empapelaba encima del papel existente.

Muchos pintores se encuentran que cuando quitan el papel viejo de las paredes, arrancan varias capas de papel.

Empapelar las paredes.

Con el papel se tapaban muchas faltas y se disimulaba los defectos. Al arrancar el papel viejo, necesariamente hay que preparar las paredes, para pintar sobre liso o para poner el gotelé.

Es necesario en muchas ocasiones, volver a lucir las paredes por el mal estado en que se encuentra. Puede suceder que se desprenda el yeso viejo de las paredes, pudiendo verse hasta el ladrillo.

Es un trabajo muy laborioso dejar las paredes en condiciones para poder pintar. La misma cola vieja que está adherida a la pared, requiere mucho esfuerzo de raspar y alisar.

Presupuestar la reforma de pintar una vivienda, sin saber como estarán las paredes debajo del papel, es algo incierto que muchos pintores prefieren ver primero el estado de las paredes.

En algunas viviendas estoy viendo como los usuarios vuelven a solicitar que les empapelen las paredes, volviendo un poco a lo clásico y lo antiguo. Es normal que la gente se canse de la pared lisa de un color o del gotelé. No es de extrañar el gusto por tener paredes con motivos florales, gráficos o de jugetes en las habitaciones de los niños.

La moda se retrae hacia atrás, lo antiguo nunca muere.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.