Quién pica las rozas.

En algunas zonas de España, existen costumbres en la ejecución de las reformas, que no hay en otros lugares.

En la zona norte, los fontaneros, electricistas, calefactores, etc, cuando hacen las instalaciones, tienen por costumbre hacer las rozas y picar las paredes, para empotrar los tubos en las paredes cuando es necesario.

Picado de las paredes.

El problema surge cuando un gremio de otras zonas, donde habitualmente no se encargan de hacer las rozas, tienen que trabajar en lugares donde si hacen ellos mismos las rozas. Llegan con la tiza, marcan las paredes y esperan que los albañiles les piquen las paredes para los pasos de los tubos.

No están acostumbrados a picar las rozas, ni los albañiles están acostumbrados a picar las rozas de los demás gremios.

Un caso concreto, un particular pide presupuestos para la instalación eléctrica de todo el piso. Dos profesionales presupuestan la obra, uno es más caro que el otro y claro el particular se decanta por el más económico.

La sorpresa llega cuando el profesional comienza a trabajar y se niega a picar las rozas y le dice que el albañíl tiene que picar las rozas. El albañíl se niega porque no ha presupuestado ese trabajo. Consecuencia, el particular tiene que buscar a alguien que se encarge de las rozas y le sale más caro que el presupuesto de electricidad que no había contratado.

El consejo es que tengamos en cuenta en pedir a los profesionales que presupuesten el trabajo completo, con picado de rozas y si las va a tapar con yeso o se encargará el albañíl.

Nos podemos llevar sorpresas desagradables con algunos profesionales que no especifican algunas partidas, presupuestando barato para coger la reforma y después ir sacando ” extras “, no indicados en el presupuesto inicial.

También es cierto que algunos profesionales, sin conocer como se trabaja en otros lugares, dan por hecho que ellos no tienen que picar las rozas.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.