Preparando la reforma

Si vas a reformar tu casa conviene tomar una serie de medidas que a la larga seguro que te evitarán disgustos.
Si la reforma es una vivienda y hay comunidad de vecinos, es decir si no es un chalet o casa de campo, es importante tener en cuenta las molestias que vas a ocasionar a tus convecinos.

Forrar la puerta de entrada

El polvo, el ruido y la suciedad, son agentes que molestan especialmente a los demás.
Por eso cuando tengas prevista la fecha de inicio de la reforma, pon un cartel en la escalera o buzonea un mensaje informando a los vecinos tu intención de realizar las reformas en tu casa, la fecha prevista de inicio y fecha prevista de finalización, y sobre todo dales las gracias por su comprensión y pide disculpas por las molestias que les puedas originar.
Con todo esto te garantizas que nadie se sorprenderá el día del comienzo de la reforma y asumirán como algo normal los inconvenientes que les vas a ocasionar.
Además te evitarás al típico vecino que en cuanto oye ruido de obras llama al ayuntamiento para protestar pensando que de esta manera puede parar la obra y por consiguiente el ruido.
Ante esta situación debes ser precavido y sacar la licencia de obras menores, en el ayuntamiento, unos días antes del comienzo y te puedo asegurar que estás cubierto.
El único problema que puedes tener es que modifiques algún aspecto exterior de tu vivienda y que esto altere la apariencia común de la fachada u otros elementos. Para eso debes tener en cuenta que por ejemplo las ventanas, pintura en fachada, terraza u otros elementos, sean del mismo tipo y forma que los de los vecinos.

Si tenemos previsto utilizar el ascensor para bajar escombros o subir material por el ascensor, importante forrarlo para no rayarlo.
Si el movimiento de materiales se realiza por la escalera, forrar barandillas u otros elementos susceptibles de ser deteriorados.
La puerta de entrada a nuestra casa va a sufrir el paso constante de personas y materiales, entonces también la forraremos ( foto ) para evitarnos disgustos.
Por último y muy a tener en cuenta, limpiar la escalera y ascensor todos los días de trabajo, cuando terminan los profesionales, para no tener que recibir quejas de los vecinos.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos a buen seguro la reforma de nuestra casa será más llevadera y sin sobresaltos.

One Response to “Preparando la reforma”

  1. jmcots dice:

    Nosotros vivimos en una casa de tres plantas y nos pusimos a hacer reformas en una de las plantas. Las reformas consistían en poner tabiques de pladur y rebajar una elevación que había en el suelo y que estaba rellena de escombros.
    El caso es que no pedimos la licencia de obras y el ayuntamiento nos pidió que nos hicieran el proyecto y un presupuesto. El caso es que nos gastamos un dineral en planos y la realización del proyecto (sobre papel, ya que las obras están hechas). El caso es que los arquitectos no se que proyecto han hecho que han presupuestado 33.000€!!!! y de esta parte tenemos que pagar al ayuntamiento un 3,9%, es decir que tenemos que pagar al ayuntamiento una cantidad considerable.
    ¿Hay alguna otra alternativa que podamos hacer?

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.