Parquet flotante laminado.

Se pone de moda el parquet flotante. Resulta más barato y fácil de instalar que otros materiales.

Hablemos del parquet flotante laminado. Este tipo de parquet, requiere de una superficie completamente lisa, sin ondulaciones, para su correcta colocación.

Antes de colocar el parquet, se extiende una lámina de neopreno que sirve de aislante para separar la frialdad del suelo y el acabado del parquet. El nombre de flotante indica que no está sujeto en el suelo y flota sobre el mismo, al no estar sujeto con puntas.

Parquet flotante laminado.

Cualquiera con un poco de idea lo puede colocar, ya que se trata de laminas de madera que van machiembradas unas con otras, uniendo la testa o cabeza, entrando un saliente de una lámina sobre una ranura de otra lámina.

Importante tener en cuenta, dejar libre al menos una anchura de un centímetro, todo alrededor de la superficie donde se coloque el parquet, entre suelo y pared. El objetivo es permitir que el aire que se encuentra debajo de las láminas, pueda salir al exterior, de lo contrario nos encontraremos que el mismo aire nos levantará zonas del parquet provocando abombamientos en el suelo.

Esto no es impedimento para que rematemos el suelo y las paredes con rodapies normales de madera, ya que el aire buscará la salida natural.

La rapidez con la que se coloca el parquet, hacen que sea una solución eficiente y cómoda.

En el mantenimiento y limpieza del parquet, es recomendable no utilizar mucha agua, por ser un elemento dañino para su vejez, siendo recomendable su limpieza con trapos en seco.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.