Paredes y suelo del cuarto baño.

Combinar con armonia y estética, el suelo del baño y las paredes del mismo, puede ser algo sencillo y complicado a la vez.

Sencillo si encontramos baldosas y azulejos que tengan tonalidades similares, que se complementen en colores y formas. Teniendo en cuenta el color de los sanitarios y armario de lavabo que vayamos a colocar. Una cosa si hay que tener claro, el color blanco de los sanitarios, no desentona con ningún azulejo ni baldosa.

Alicatados del cuarto de baño.

En los suelos soy partidario de poner baldosas con dibujos que tiren hacia tonalidades fuertes, no claras, para que se aprecie peor la posible suciedad en su superficie. Sin embargo las paredes cuanto más claras mejor, no ahogan el baño y dan la sensación de más limpieza.

Una combinación clásica es poner suelos oscuros y pared de la misma tonalidad hasta una altura de un metro (foto), todo alrededor y después poner una cenefa de separación y transición, con tonos más suaves,  para pasar al resto de azulejos más claros. Esto provoca destacar los sanitarios blancos sobre fondos más oscuros y resaltar los mismos.

Un detalle que da la sensación de suelo doblado y prolongación hacia la pared, es poner los azulejos de la pared y baldosas del suelo, de la misma anchura, para continuar las mismas líneas. Es una forma de alicatado poco visto y dificil de llevar a cabo, por ser complicado encontrar ambos elementos de similares tonos y medidas.

En cualquier caso, sobre gustos y colores no hay nada escrito, y en la reforma del baño, cada uno combina los elementos a su estilo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.