Archive for the ‘suspendidos’ Category

Inodoro suspendido o de pie.

Lunes, marzo 19th, 2012

Las nuevas tendencias en decoración y materiales, nos hacen dudar sobre las diferentes opciones existentes.

Los inodoros suspendidos, no apoyados sobre el suelo, comienzan a ser habituales en las reformas de los cuartos de baño. A la hora de reformar el baño son dos las opciones sobre el inodoro a colocar. De pie o suspendido, pero conviene conocer las características de cada uno.

Inodoro suspendido.

Los inodoros de pie, son los de toda la vida, aunque hace tiempo que incorporan el depósito bajo en vez de los depositos altos. También han incorporado algunas novedades técnicas  como son los asientos de caida amortiguada o el sistema de doble pulsador en el depósito para el ahorro de agua. Por otra parte se fabrican en diferentes tamaños o larguras, así hay de 60 cmts. de largo hasta 68 o más centímetros.

Luego podemos disponer de inodoros con taza más alta para facilitar su uso a las personas inválidas o con movimientos limitados.

Hubo un tiempo  que el color predominante era el color blanco, luego se pusieron de moda los colores fuertes oscuros, después pasamos a los colores suaves y ahora el 99 % de los inodoros instalados son de color blanco.

Los inodoros suspendidos cobran mayor importancia debido a su mejora estética y sencillez. Los inodoros suspendidos incorporan el depósito de alimentación oculto detrás de un tabique, lo que obliga a perder algo de espacio en el baño. Necesitan un armazón sujeto en el suelo que sirve para albergar el depósito del agua y de apoyo a los soportes de sujección del inodoro.

Una vez empotrado el depósito y armazón, el albañíl prepara la pared para dejar libre el botón pulsador de descarga y cubrir el armazón.

Los inodoros suspendidos al estar sujetos en la pared y no apaoyados en el suelo, facilitan la limpieza del suelo debajo del inodoro.

El coste del armazón, pulsador y taza, suele ser más caro que los modelos de inodoros que apoyan el suelo.

El trabajo de mano de obra de colocar un inodoro de pie o inodoro suspendido, es mayor en los inodoros suspendidos, por la colocación del armazón y la mangueta de enlace.

¿  Cuál elegir ?.

 Práctico, barato y sencillo, el inodoro de pie. Estético, cómodo y moderno, el inodoro suspendido.

La reforma del baño

Viernes, marzo 28th, 2008

Uno de los aspectos que más nos preocupa cuando queremos reformar el cuarto baño, es como y donde ubicamos cada pieza del mismo, el inodoro, lavabo, etc.

Hay una serie de datos que hay que tener en cuenta para que nos resutae un baño práctico y cómodo.

En primer lugar , si se pone una ducha o bañera, hay que procurar instalarlos en una pared donde tengamos una escuadra y en el fondo del baño, para evitar que al poner la mampara estos aparatos nos quiten luz y claridad. Los platos de ducha más prácticos son los semicirculares porque evitan un saliente en punta y por tanto estorban menos para el paso de las personas.

Los inodoros deben ir instalados lo más cerca posible de la bajante general de aguas fecales, así evitaremos posibles mochetas para cubrir el tubo de salida-mangueta y el baño será más estético. Los inodoros deben tener un espacio libre a cada costado de unos 10-15 cmts para que podamos sentarnos con comodidad.

Los inodoros suspendidos que no se apoyan en el suelo, son más caros pero más prácticos para limpiar por debajo de los mismos.

Lo mismo nos sucede con el bide en cuanto a modelos y separaciones a los laterales, para poder usarlos sin estorbos.

Lo más práctico y vistoso es que al abrir la puerta nos encontremos de frente con el lavabo y espejo del mismo, así nos dará la sensación de amplitud.

Si la apertura de la puerta del baño nos estorba al abrir hacia el interior, podemos optar por dos opciones; colocar una puerta corredera dejando  libre todo el baño o abrir la puerta hacia fuera siempre que abra contra una pared y no estorbe el paso de un pasillo.

Si el lavabo estorba porque sobresale mucho, existe la opción de lavabos o armarios de lavabo, con menos fondo, que aunque son un poco más incómodos también nos dan el mismo servicio.

La colocación de los grifos de bañera o ducha, deben colocarse al fondo de los mismos para que no entorpezcan el acceso a los mismos o en una bañera o plato rectangulares, colocarlos en la pared perpendicular al lado más largo para no perder anchura de paso al entrar.

Existen infinidad de detalles y cuestiones a tener en cuenta que iremos comentando en próximos artículos.