Archive for the ‘rozas’ Category

Alicatar la cocina

Viernes, marzo 23rd, 2012

Después de muchos años visitando reformas, he podido comprobar que cada profesional tiene su forma de trabajar. Sin embargo, en el alicatado de las cocinas o baños, veo que hay dos formas de hacerlo.

Embaldosar el suelo antes que colocar los azulejos de pared o viceversa. Cada uno podrá tener su opinión si es mejor de una forma u otra. Los profesionales han aprendido de otros profesionales y les enseñaron de un concreto. Como siempre lo han hecho así, consideran que su forma de trabajar es la mejor.

Embaldosar el suelo.

Vamos a tratar de analizar los pross y los contras.

Colocar el suelo antes que los azulejos: esta forma de trabajar indica que hay que tapar las rozas de las paredes, realizadas por los fontaneros y electrecistas, para que después no se manche el suelo  y dejar las paredes lisas para rematar el suelo contra pared. Se extiende el mortero y se ponen las baldosas. Posteriormente se alicata.

La ventaja es que después se colocan los azulejos apoyando los mismos sobre suelo nivelado y terminado. También tiene la ventaja de poder rejuntear nada más alicatar. La desventaja es que una vez colocadas las baldosas, no se puede pisar y hay que esperar al día siguiente, perdiendo quizás medio día. También puede ocurrir que cuando se esté alicatando caiga un objeto y rompa alguna baldosa recién colocada. Por eso es conveniente forrar todo el suelo con cartones.

Colocar los azulejos antes que el suelo: hay que tapar las rozas de los gremios y alicatar, teniendo que poner reglas en el suelo o pared, que marquen el nivel del suelo terminado y así tener el nivel de donde arrancará el alicatado. Posteriormente se ponen las baldosas. Si se ha dejado una fila de pared sin enchapar, se espera al día siguiente para hacer el remate de esa fila contra el suelo.

La ventaja es que se trabaja sin miedo a romper el suelo, con facilidad de movimientos. Se puede rejuntear los azulejos antes de embaldosar. La desventaja es que hay que coger la medida del suelo terminado de un modo muy exacto, con riesgo de equivocarse o dejar la primera fila de azulejos sin colocar para ponerla de remate, después de embaldosar.

Particularmente, me gusta más colocar primero el suelo, por coger el nivel de un modo más fácil y exacto.

Tapar las rozas.

Martes, febrero 28th, 2012

Parece mentira que importante resulta trabajar en equipo y si los gremios ya se concocen, y trabajan juntos a menudo, se evitan muchos problemas.

Entiendo que cuando un gremio pica las rozas para empotrar las instalaciones, lo normal será que tape las rozas o mejor dicho, que ponga unos pegotes para que no se muevan los tubos del agua, electricidad, calefacción, etc.

Si no se hace esto, después vienen los problemas de que no están bien nivelados, de que han quedado salidos de la pared, etc,

Lo mejor aplicar unos puntos y solucionado. Estoy en contra de aquellos gremios que buscan trabajar con el mínimo esfuerzo y no preveen los posibles problemas, y protestan por todo.

Hay que tener buena disposición para el trabajo en equipo.

Lo normal que debe hacer cada gremio, es picar las rozas, poner sus instalaciones, dar unos puntos de albañilería y al menos recojer los escombros en sacos y no dejarlos tirados por cualquier sitio. Si luego el albañíl tiene contratado retirar los escombros de toda la obra, o ayuda a gremios, perfecto.

Si cada uno va a su rollo, entorpece a los demás , la obra no funciona. Cuando los gremios son un equipo habitual, saben de que pie cojea cada uno y se ayudan entre sí. Hoy por tí y mañana por tí. Esto es compañerismo o mejor dicho trabajo en equipo.

No se puede permitir que un fontanero o calefactor tenga que poner los tubos por el suelo, y para hacer su trabajo tenga que recojer los escombros del electricista, por hay no paso y no comprendo como se puede actuar de esta manera.

Seamos condescendientes con los demás y todo funcionará mejor. 

Quién pica las rozas.

Sábado, febrero 18th, 2012

En algunas zonas de España, existen costumbres en la ejecución de las reformas, que no hay en otros lugares.

En la zona norte, los fontaneros, electricistas, calefactores, etc, cuando hacen las instalaciones, tienen por costumbre hacer las rozas y picar las paredes, para empotrar los tubos en las paredes cuando es necesario.

Picado de las paredes.

El problema surge cuando un gremio de otras zonas, donde habitualmente no se encargan de hacer las rozas, tienen que trabajar en lugares donde si hacen ellos mismos las rozas. Llegan con la tiza, marcan las paredes y esperan que los albañiles les piquen las paredes para los pasos de los tubos.

No están acostumbrados a picar las rozas, ni los albañiles están acostumbrados a picar las rozas de los demás gremios.

Un caso concreto, un particular pide presupuestos para la instalación eléctrica de todo el piso. Dos profesionales presupuestan la obra, uno es más caro que el otro y claro el particular se decanta por el más económico.

La sorpresa llega cuando el profesional comienza a trabajar y se niega a picar las rozas y le dice que el albañíl tiene que picar las rozas. El albañíl se niega porque no ha presupuestado ese trabajo. Consecuencia, el particular tiene que buscar a alguien que se encarge de las rozas y le sale más caro que el presupuesto de electricidad que no había contratado.

El consejo es que tengamos en cuenta en pedir a los profesionales que presupuesten el trabajo completo, con picado de rozas y si las va a tapar con yeso o se encargará el albañíl.

Nos podemos llevar sorpresas desagradables con algunos profesionales que no especifican algunas partidas, presupuestando barato para coger la reforma y después ir sacando ” extras “, no indicados en el presupuesto inicial.

También es cierto que algunos profesionales, sin conocer como se trabaja en otros lugares, dan por hecho que ellos no tienen que picar las rozas.

Picar las rozas de la pared.

Jueves, diciembre 16th, 2010

Queremos cambiar la instalación eléctrica de la vivienda, instalaciones de fontanería, calefacción, etc, entonces debemos prepararnos para ver nuestra casa con agujeros por todos los lados.

Como no queremos que se vean los tubos, de las instalaciones, tenemos que picar las paredes para hacer rozas o catas y poder así ocultar las conducciones.

Picar la pared.

Entiendo que para quien nunca ha realizado una obra, ver rozas por todas las paredes, puede resultar desesperante, pero tampoco hay que dramatizar. Una realizadas las rozas y puestos los tubos, el albañíl podrá tapar y después lucir, las rozas realizadas. Cuando el albañíl ha hecho su trabajo, parece que no ha pasado nada y está todo como al principio, sin apreciarse las roturas.

¿Pero como hay que hacer las rozas ?, hay que procurar picar en horizonal, buscando los agujeros de los ladrillos que es donde estos son más débiles, evitando picar en la unión entre ladrillos, aunque esto es una utopía. En ocasiones las rozas deben ser verticales, entonces también buscaremos picar en los agujeros, para debilitar la pared y poder así hacer las rozas con facilidad.

Dependiendo de como sean los ladrillos y la anchura de los agujeros de estos, los electrecistas suelen picar solo la unión entre ladrillos, en el horizontal, y pasan los tubos coarrugados por dentro de los agujeros. De este modo no se debilita la pared, salen pocos escombros y se ahorran trabajo.

Cuando la pared está construida con ladrillos tabiqueros, que solo tienen un agujero de anchura, hay que tener mucho cuidado porque será muy fácil pasarse al otro lado del tabique, al picar. Sin embargo, si el ladrillo es machetón o chingolo, que tienen dos agujeros de anchura, podemos picar con tranquilidad, con la seguridad de no romper tan facilmente hasta el otro lado del tabique.

El picado de las rozas aparentemente resulta sencillo pero no lo es, el profesional acostumbrado a realizar las rozas,  sabe en todo momento donde picar para debilitar el ladrillo, con que intensidad y de que forma poner el cincel para golpear con la maceta o martillo.

El oficio es un arte con oficio.

Los suelos de la obra.

Miércoles, septiembre 29th, 2010

Los usuarios cada vez son más exigentes cosa que me parece normal y aún más cuando se trabaja en reformas. Sin embargo en la obra nueva se trabaja menos al detalle y a batalla, por regla general.

Realizar reformas en pisos donde no se reforma por completo, requiere protejer aquellas partes que se mantienen igual. Algo muy habitual puede ser, cambiar los baños, cocina y la instalación de electricidad de toda la casa. Si el suelo es de madera y está en condiciones, habrá que cubrirlo con una protección, ya que el electrecista al picar las rozas, dejará caer escombro y podrá dañar o arañar, la madera.Cartones

Algo normal, aunque laborioso, es poner cartones en toda los suelos de la casa, de este modo se cubre la madera y cualquier escombro o restos de mortero, no afectarán a la misma. Algunos profesionales ponen papel, cosa que es un error por tener poco grosor, sea cual sea el papel, y lo más fácil es que se termine rompiendo con el paso de los gremios.

Lo mejor, tapar con cartones y cinta de papel entre cada tramo de cartón.

La protección, la solución.

Rasear las paredes

Lunes, febrero 4th, 2008

¿ Qué es rasear una pared ?. Se llama rasear una pared a la acción de igualar su superficie con mortero u otros materiales para posteriormente poder lucirla o pintar sobre ella.

Normalmente se rasea las paredes cuando están con el ladrillo visto (foto) y para ello los albañíles, hacen unas maestras o guías sobre la pared, colocando las mismas con un mismo saliente y a nivel sobre la pared donde se realizan.

Maestras para rasear la paredEstas maestras sirven de apoyo para las reglas que se utilizan, para ir igualando toda la superficie una vez que el mortero está sobre el la pared de ladrillo. De este modo con movimientos horizontales de un lado hacia otro se iguala toda la superficie. Antes de proceder a rasear la pared, el albañíl tiene que tapar todas las rozas o agujeros existentes en la pared y que han sido realizados por el electrecista, fontanero, calefacctor u otros gremios.

Para terminación de la superficie y para que no quede muy porosa se luce la pared con perliescayola o yeso, de esta manera el pintor ya puede pintar sobre la base lisa.

En obra nueva y con el fín de ahorrar costes, los albañiles no rasean las paredes con mortero y se luce directamente con reglas y perliescayola, haciendo la doble función en una y eliminando el raseo.

También se fabrican unos ladrillos que incorporan una superficie lisa a modo de lucido y que se colocan como cualquier ladrillo normal para levantar un tabique. Así tenemos que al mismo modo que se hace la pared esta queda raseada y lucida, ahorrando costes de materiales y tiempo del raseo y lucido.

En las paredes de pladur, todavía resulta más rápido, sencillo y económico, porque una vez colocadas las planchas de cartón yeso, la superficie queda completamente lisa y preparada para poder ser pintada por el pintor, sín necesidad de rasear ni lucir.