Archive for the ‘reforma calefacción’ Category

IVA reducido para las reformas y reparaciones de viviendas

Martes, febrero 5th, 2013

Las reformas en auge.

Comienza el nuevo año fiscal y no todas las subidas en el IVA han sido negativas. Las empresas de reformas  y obras en viviendas tienen novedades que les beneficiaran..

IVA para Reformas y reparaciones de viviendas

La Ley se modifica, en cuanto al limite de la vigencia de tipo reducido de IVA en obras de renovación y reparación realizadas en viviendas. Pues bien, sepa que la Ley ha vuelto a modificarse de forma muy favorable. De este modo, a partir de ahora y sin limite temporal, todas las obras de renovación y reparación de viviendas tributarán al 10% de IVA.

Además, se modificó el requisito para su aplicación: el coste de los materiales aportados respecto al precio de todo el servicio no podía superar el 33%, pasa a ser del 40%.

Recuerde, que para que el tipo reducido sea aplicable se debe de cumplir otros requisitos, que son:

1. La vivienda debe ser utilizada para el uso particular por la persona que contrate la obra.

2. Es aplicable el tipo reducido a las obras realizadas por las Comunidades de Propietarios.

3. La vivienda en la que se realizaran los trabajos deberá haber sido construida o rehabilitada con al menos dos años de antelación.

Como empresa de reformas, para acreditar que cumple estos requisitos, solicite a sus clientes una declaración en la que estos certifiquen que están utilizando la vivienda para uso particular y que la construcción o rehabilitación de está concluyó al menos dos años antes del inicio de los trabajos contratados.

IVA reducido 10% para las reformas y obras de viviendas.

 

Bombas modulantes, ahorro de consumo.

Jueves, noviembre 22nd, 2012

Los fabricantes en su afán de destacarse sobre la competencia y reducir el consumo de energía a la mínima expresión, idean y fabrican productos enfocados a tal fín.

Un ejemplo de ello son las bombas modulantes que ya incorporan algunas marcas, en sus calderas de ACS y calefacción.

Bomba electrónica.

¿Qué ventaja supone que nuestra caldera disponga de bomba modulante?. Las bombas modulantes, con una relación de funcionamiento de 1:10, pueden empezar a funcionar a una décima parte de su potencia, evitando malgastar energía innecesaria sobre todo al arrancar. Una vez está en marcha, la bomba modula según las necesidades de calefacción que solicite el usuario, con aumento progresivo de potencia.

Reducimos los ciclos de arranque y parada, y por lo tanto el consumo de electricidad y sobre todo de gas. Teniendo en cuenta que necesitamos ahorrar, esta es una buena elección, y más aún cuando el gas está incrementando su precio constantemente.

Estas bombas electrónicas, controlan el fluido que circula por la instalación a una velocidad que varia hasta conseguir la temperatura ideal y así conseguir un rendimiento pleno.

La bomba electrónica se adapta a la instalación en función de su utilización y no la instalación a la bomba.

Para comprender el funcionamiento pongamos el ejemplo de un coche de carreras que al arrancar en un semáforo, debido a su grán potencia, consume una cantidad elevada de gasolina simplemente para circular a 30 km/hora y en cambio un coche normal, arranca despacio y va acelerando poco a poco, y se adapta a la velocidad de la carretera.

La bomba que figura en la foto es una bomba de una caldera, estandar de funcionamiento 1:3 y no es una bomba electrónica.

La bomba estandar tiene tres velocidades, en cambio la electrónica podemos considerar que dispone de 10 velocidades diferentes y adaptables a la instalación.

Reutilizar los radiadores de calefacción.

Sábado, mayo 12th, 2012

No sé si será por la crisis o porque a los usuarios cada vez les gusta más lo antiguo, lo tradicional, pero se aprecia una tendencia a la instalación de radiadores de hierro fundido o de chapa.

En algunas viviendas antiguas, los propietarios están enamorados de los radiadores de hierro fundido y cuando realizan una reforma de cambiar las instalaciones de calefacción, optan por volver a colocar los mismos radiadores.

Radiadores de hierro fundido.

Nunca he sido partidario de colocar los radiadores antiguos por varias razones y voy a enumerar algunas de ellas.

– Para el profesional supone un trabajo extra y complicado manipular radiadores de tanto peso que a la hora de su colocación requiere de sujecciones especiales y que en ocasiones es necesario picar las paredes para empotrarlas.

– Los radiadores de hierro fundido con el tiempo generan una costra interior que se puede desprender y dañar a la caldera de calefacción, con el consiguiente deterioro y avería.

– Se origina una agua pastosa, de color negro que también puede dañar los mecanismos de caldera y llaves de paso, y en caso de una fuga de agua exterior, deja una marca en la madera y suelos de baldosas, que es dificil de limpiar.

– El desmontaje y montaje de los radiadores viejos, puede provocar que las juntas interiores, sobre todo si los radiadores son largos, que se resequen y se originen fugas interiores dificiles de solucionar.

– Una vez instalados y si con el tiempo se quiere pintar las paredes que están detrás de los mismos, la manipulación de estos radiadores es un problema por el inconveniente de dañar la madera al moverlos, las sujecciones o las propias paredes recién pintadas.

No obstante, para muchos todos estos argumentos no les harán desistir de sus preferencias, así que cada uno tome sus propias decisiones sabiendo los problemas que pueden surgir.

Radiadores de hierro fundido o de aluminio.

Miércoles, marzo 7th, 2012

Según cada caso y cada circustancia, poner radiadores de hierro fundido o de aluminio, es una elección fácil.

¿Qué características tiene cada uno?.

El hierro fundido es un material muy pesado, que requiere unas sujecciones especiales, normalmente empotradas en las paredes, para poder soportar el peso del mismo.

Radiador de hierro fundido.

Se trata de un tipo de radiador que recuerda un poco a lo antiguo, a lo clásico. La principal desventaja que tiene es que tarda en calentar por tratarse de un material con mucho grosor, pero sin embargo aguanta mejor el calor una vez alcanzada la temperatura óptima. Particularmente pienso que siempre será mejor, que el radiador caliente antes para  mitigar el frío lo más rápido posible.

Tengamos en cuenta que antiguamente sólo había radiadores de hierro fundido y no había ninguna otra opción para elegir.

Hay usuarios que prefieren las líneas clásicas, donde predominan los remates redondos y robustos.

Hoy en día podemos encontrar que muchas casas viejas, mantienen los radiadores de hierro fundido, incluso algunos fabricantes, comercializan radiadores más ligeros con las mismas formas, pero con grosores menores a los antiguos.

Por regla general son los radiadores más caros del mercado.  Por nombrar un fabricante, tenemos a la empresa Roca que fabrica todo tipo de radiadores.

Radiador de aluminio inyectado.

El radiador de aluminio, inyectado para darle las formas apropiadas, es el rey de las instalaciones de calefacción.

Su bajo coste, fácil manipulación y rapidez en el calentamiento, lo convierten en un producto muy competitivo.

Por comparar con el hierro fundido, como desventaja cabría destacar que se enfrian antes, y no mantienen el calor como aquél.

La facilidad para instalar radiadores de diferentes tamaños, según las necesidades de cada local, le aportan otra ventaja a tener en cuenta. Se comforman por módulos verticales, unidos entre sí por manguitos de rosca izquierda derecha y permiten ampliar o disminuir su largura, según necesitemos.

Una pequeña desventaja respecto al hierro fundido, es la menor resistencia a los impactos, pudiendo doblarse o saltar el esmalte, con facilidad, sobre todo en las zonas salientes.

Existen infinidad de fabricantes, por mencionar algunos podemos indicar las siguientes marcas: Fondital, Rayco, Ferroli, Roca, etc.

¿Qué radiador instalar ?. Por economía y estética moderna, el radiador de aluminio, por nostalgia y diseño clásico, el hierro fundido.

Gas o electricidad.

Jueves, diciembre 15th, 2011

Parece ser que algunos usuarios no tienen claro que sistema de energía quieren utilizar para disfrutar de la calefacción y el agua caliente.

Vamos a tratar de hacer una comparación sobre ambos sistemas, teniendo como referencia una vivienda individual en un bloque de vecinos.

La electricidad:

Hay personas que pueden disfrutar de la energía eléctrica a precio más bajo que el resto de los usuarios. Para estos no cabe duda que la mejor opción es la electricidad. Sobre todo teniendo en cuenta que por regla general es más cara que el gas. La electricidad, es quizás más segura que el gas, que no quiere decir que el gas sea inseguro, ni mucho menos.

Necesita de una infraestructura o instalación, menos costosa para su funcionamiento. Pero también está algo limitada en su eficiencia. El ejemplo es claro, si tenemos un termo eléctrico, acumulamos un volúmen de agua determinado, que cuando se termina, nos obliga a esperar a que se vuelva a calentar para poder seguir utilizando el agua caliente.

En la calefacción, no produce los rendimientos de una instalación alimentada por gas y además si se consigue igualar en potencia, supone un coste muy elevado, por tiempo de utilización para alcanzar una detrminada temperatura.

 Gas o la electricidad

Gas

Por regla general es más económico que el gas. Es seguro por toda la normativa que rige su utilización y que debe ser cumplida a rajatabla. Se consigue una mayor sensación de confort en el tema de la calefacción y ofrece agua caliente sin limte de uso.

Si bien es cierto que el coste de la instalación es más elevado que en la electricidad, a la larga resulta más rentable y efectivo.
Los organismos oficiales, obligan a realizar revisiones e inspecciones, de las instalaciones de gas, cada 2 y 4 años, cosa que con la electricidad no sucede.

La instalación de electricidad para agua caliente y calefacción, nos obligará a contratar más potencia de lo normal y por tanto pagar un coste más elevado en el término de la potencia, en las facturas.

Particularmente estoy más a favor del gas, por ser una energía limpia, aunque tambíén la electricdad lo es. Por la sensación de bienestar y por economía. No hay que tener miedo al gas y olvidarse de accidentes sucedidos puntualmente, por suerte cada vez en menor número, en hogares donde los usuarios no tomaron las medidas mínimas de seguridad.

Tubos y tubos

Jueves, febrero 17th, 2011

Viendo la foto parece que nos encontremos ante un embrollo laberíntico de tubos y más tubos, de cobre.

Sin embargo, sabemos que los tubos a la vista no son el colmo de la belleza, pero se puede apreciar cierta armonía y paralelos de los tubos, que le dan cierta elegancia. Entendiendo como elegancia lago que está bien hecho.

Tubos de cobre.

Algunos profesionales de la fontanería, gas o calefacción, se limitan a colocar las tuberías sin nada de gusto y luego el usuario, encima que tiene los tubos a la vista, le pega al ojo tanta irregularidad.

Hay que reconocer que el profesional se ha buscado la vida para cruzar todos los tubos sin estorbarse unos a otros, los tubos del agua fría, caliente, gas, ida de calefacción, retorno de la calefacción y acometida general de agua de presión.

Los tubos se cruzan pero no están en contacto. Podemos ver que los tubos de presión son de cobre de 15 m/m, suficiente para una cocina y baño que están juntos, y la calefacción en cobre de 18 m/m, para una instalación de 7 radiadores.

La terminación de los radiadores de calefacción es cobre de 15 m/m, sin embargo otros profesionales utilizarían cobre de 12 m/m, que aunque de menor sección también es válido pero con una mayor pérdida de carga que los tubos de más sección.

En esta instalación de calefacción, el cliente no quiso empotrar los tubos y se colocaron todos por encima de los rodapies, sujetos con abrazaderas. En este tipo de instalaciones, tiene la ventaja que los mismos tubos exteriores, hacen de radiadores, calentando el aire que está en contacto con ellos, aprovechando el calor que emanan.

No obstante cada instalación es diferente y puede variar la forma de instalar y secciones de las tuberías.