Archive for the ‘Rai’ Category

Cuidado con los morosos

Viernes, diciembre 12th, 2008

Tengo 41 años y llevo en esto de las reformas desde que tenía 19. Por circustancias de mi entorno opté por trabajar en el mundo de las reformas en vez de estudiar la carrera de psicología.

Creo que si me hubiera dedicado a estudiar esa carrera habría estado encantado de dedicarme a ello pero quizás estaría sin trabajo.

No he estudiado psicología pero he aprendido a conocer a las personas y a equivocarme muy poco al valorarlas.

La experiencia me ha enseñado a conocer a los clientes que van a pagar el trabajo de una reforma y al que hará todo lo posible por no hacerlo.

El cliente que te pide presupuesto, que mira los precios y la forma de abaratarlo, es muy probable que cuente con un presupuesto ajustado para realizar la reforma, pero que está dispuesto a pagarla, siempre y cuando que quede satisfecho con el trabajo. Puede ser una persona humilde que sepa lo que cuesta ganar el dinero y por tanto exigirá un trabajo de calidad.

En cambio, el cliente que te manda hacer un trabajo sin pedir presupuesto o que no valora las partidas del mismo, analizando lo presupuestado inicialmente, puede significar dos cosas, que tiene un poder económico importante o que le da igual el precio porque no tiene intención de pagar y para ello utilizará todos los argumentos posibles aunque no tengan ni pies ni cabeza.

También hay que valorar las recomendaciones. Cuando estamos recomendados por otro cliente al que le hemos realizado la reforma y ha quedado satisfecho, sino no nos recomendaría, es poco probable que el cliente nos vaya a dar problemas al menos en lo económico, ya se sabe ” por el que dirán “.  En cierto modo el camino se encuentra de este modo bastante allanado.

No obstante, no termina uno nunca de sorprenderse con las personas, cuando crees que un cliente no te dará problemas resulta que te sale rana y viceversa.

Así que en tiempos de crísis como los que se avecinan, ” cuidado con los morosos “. Si queremos asegurarnos, consultar el listado del RAI, ASNEF o a nuestro banco de confianza que seguro que nos dará alguna información.