Archive for the ‘puliban’ Category

Plato de ducha roto

Lunes, marzo 24th, 2008

Vaya un problema, nos encontramos que el plato de ducha está roto. Como es posible, nunca nos planteamos que nos pueda suceder.

Plato ducha mal instaladoAntes siempre se instalaban bañeras o pulibanes y no era fácil que se rompieran. Además siendo de hierro fundido o chapa de acero resulta complicado que suceda.

Para quien lo conozca un puliban, algo ya en desuso, servía para ducharse y a la vez hacía la función de bide. Con forma cuadrada tipo plato ducha y con chorro incorporado para limpiarse sín ducharse.

Eran de cerámica o loza, difícil de romperse con el uso normal.

Los platos de ducha actuales requieren ser bien instalados para evitar roturas. Lo normal sería poner un lecho de arena a modo de cama para apoyar el mismo descansando la base sobre la misma.

Este tipo de colocación no se suele hacer, pero en cambio otra forma correcta es poner una base de ladrillos toda la superficie de apoyo y echar una lechada de mortero para que el plato y los ladrillos hagan un cuerpo compacto y fijo, y no queden vacíos.

Entonces el origen de la rotura de un plato puede ser por dos causas: caídas de objetos rígidos, no por el gel o champú que tienen envases de plástico que absorben los impactos o por su mala colocación.

Si el plato se instala sobre una base de ladrillos solo en el perímetro del mismo ( foto ), sín compactar la base, tenemos un problema sobre todo si el plato es de los llamados extraplanos ( menos grosor de lo habitual ). El peso de una persona más el peso de una mampara de cristal acrílico o cristal templado, produce un efecto palanca-rotura en los laterales del plato al no poder soportar el peso.

En los platos de ducha normales, de mayor grosor, es más difícil que se produzca una rotura.

Dentro de los plato de ducha, los acrílicos, que cada vez se instalan menos por su poca rigidez y facilidad para originar filtraciones del agua de la ducha, absorben mejor los impactos. Los platos de chapa de acero también soportan mejor los golpes pero son débiles en su composición.

Los más recomendados son los de cerámica o loza, pero requieren, como todo, una correcta instalación para evitar problemas.