Archive for the ‘profesionales de reformas’ Category

Instalar el termo eléctrico.

viernes, enero 14th, 2011

La foto que aparece en el post no está trucada, el termo eléctrico está instalado al revés.

Dificilmente puede calentar bien este termo, si resultar que las tomas del agua deberían estar por la parte inferior y en este caso están por la parte superior.

Para entender mejor el correcto funcionamiento de un  termo eléctrico, hay que explicar como están fabricados.

Termo eléctrico.

La toma del agua fría se coloca por la derecha y la caliente por la izquierda. Dentro del termo, la toma de la fría entra un tubo on un tramo corto y la del agua caliente entra cási hasta la parte más alta.

 El motivo es que la resistencia eléctrica, o se la vaina interior, calienta el agua y a medida que va calentando el volumen interior de agua,  aumenta de temperatura y va ascendiendo hasta buscar la salida por la parte alta que es el tubo del agua caliente. De esta forma, el agua fría está en la parte baja y empuja a salir hacia los grifos, al agua que está más caliente. Pensemos ahora si el termo está al revés y por consiguiente las tomas varian su posición, el termo no puede funcionar correctamente y se pierde potencia.

En la foto he dibujado la posición de los tubos interiores del agua fría y caliente, para entender su posición real por estar mal instalado.

Como en todos los gremios y trabajos, hay operarios que se llaman profesionales sin serlo. La única explicación que me queda a este trabajo mal hecho, es que lo haya realizado un aficionado, entonces estaría justificado.

Suelo desnivelado.

sábado, enero 8th, 2011

Hay profesionales y profesionales, ! cómo se puede explicar que un suelo nuevo de madera, esté desnivelado ¡.

Reviso un suelo recién puesto y la mejor manera de comprobar si está bien colocado, es poner el nivel.

Si la burbuja está en el centro, eso indica que el suelo está perfectamente nivelado. Sin embargo si la burbuja pasa de las dos rayas que delimitan el nivel, ya bien sea para un lado o para el otro, el suelo está mal. Como resulta este caso.

Suelo de madera.

Para poner el nivel, nivelado, valga la redundancia, he tenido que poner un cacho de cartón doblado, en un extremo (foto). Esto es como la prueba del algodón que no falla. En este caso, el suelo está más alto de la izquierda que de la derecha.

Si resulta que los carpinteros colocan los rastreles de apoyo de la madera, a nivel, calzando los mismos hasta igualar todos al mismo nivel, ¿ porqué ha pasado esto ?. Sencillamente que la base de apoyo, o sea los rastreles no estabn perfectamente nivelados.

No vale la escusa de que al acuchillar, el acuchillador ha dejado los desniveles. Esto es mentira porque la máquina acichilladora desvasta por toda la base por igual.

Este desnivel a simple vista no se aprecia, pero con el nivel se aprecia perfectamente.

Presupuestos de reformas.

domingo, octubre 31st, 2010

Esto de trabajar en las reformas te da un plus de conocimiento en el campo de la psicología que ya quisieran muchos licenciados.

Aprendes a conocer a las personas, sus reacciones, sus pensamientos, sus inquietudes. Parece que toodos nos guiamos por un mismo patrón. Vayan varios ejemplos para entender lo que explico.

Cuando visitas una vivienda te haces una composición de lugar, una opinión y muchas veces no te equivocas.

Tres cosas a valorar.

La casa: si la casa está ordenada, desordenada, limpia o con suciedad, me ha pasado que hasta se me pegaban los pies en el suelo de la porquería que había, aunque resulte increible. En otras se veía la falta de medios económicos pero con un orden y limpieza que se podía comer en el suelo.

La persona: tenemos la típica persona humilde que mira hasta el último céntimo por estar escasa de recursos, preocupada por cuanto le va a costar la reforma. Luego el que maneja dinero sin escatimar pero que su mayor preocupación es que el trabajo le quede perfecto. También tenemos el caso intermedio que no le sobra, n anda mal economicamente pero quiere algo con profesionalidad.

El presupuesto: lo habitual y normal, es que el usuario no sepa que materiales colocar para la reforma, entonces hay que valorar poner cosas sencillas y no muy caras, porque sino el cliente se puede asustar y pensar que el presupuesto es caro. Cuando el presupuesto inicial es aprobado, ya habrá tiempo de que el cliente, visite las tiendas de materiales y elija algo a su gusto, que normalmente será más caro que lo presupuestado inicialmente.

Después de presupuestar: hemos hecho el presupuesto y se pueden dar dos resultados lógicos. Que el ciente acepte o no acepte el presupuesto.

Si el cliente acepta el presupuesto de la reforma  te lo confirma sin ninguna pega o te dice que está conforme pero que le rebajes algo porque fulanito le ha presupuestado igual que tú pero prefiere que tu le hagas la obra. Algo incierto, porque todavía estoy por ver dos presupuestos que coincidan en el precio o se acerquen.

Si el cliente no acepta el presupuesto, tendremos dos casos. El cliente ni te llama y si te ve por la calle no te comenta nada, te habla del tiempo,  se hace el despistado o cambia de calle, todo por verguenza o no se que pensar. También tenemos el que le pasas el presupuesto, pasan dos, tres semanas o más y te dice que no ha tenido tiempo de mirar el presupuesto, que de momento no lo va a hacer, que está mirando más presupuestos, que tiene un amigo que se dedica a esto o lo otro y por lo visto antes no lo tenía. Si le llamas por teléfono y le preguntas que le ha parecido el presupuesto, te dice lo anteriormente mencionado y además te da las gracias por el presupuesto, puedes pensar que ya no te lo va a dar a ti, porque está intentando quedar bien.

Estos consejos y opiniones son particulares. Por experiencia creo que no me equivoco mucho.

Materiales de reformas.

martes, octubre 5th, 2010

La variedad de materiales y marcas existentes en el mercado, abren un amplio abanico para los usuarios que quieren hacer reformas en sus viviendas.

En ocasiones, por capricho del destino, los usuarios visitan las tiendas de materiales o almacenes, y escojen materiales que habitualmente no hay en stock. El problema puede venir cuando algunos materiales solo se suministran bajo pedido.

¿ Qué significa esto ?, que el material es fabricado exclusivamente para un pedido que realiza un cliente. Estos materiales pueden tardar hasta meses, ya que el fabricante no para la producción de otros pedidos y espera a tener más pedidos sobre el mismo material y así cambiar el orden habitual de fabricación.

Si el cliente lo tiene claro y no cambia de opinión, no hay problema, tiene paciencia, lo tiene asumido, pero previamente es informado de los plazos de entrega. La pega puede venir cuando empiezan a dar su opinión la vecina, el amigo, el familiar, etc, que como han realizado la reforma de su vivienda ya se consideran expertos reformistas y pueden hacer cambiar de opinión al cliente y tirar por la borda todo lo que el profesional le haya aconsejado.

El peor enemigo de un profesional no es el cliente, porque en principio contrata a este considerando su buena profesionalidad, lo peor es tener que intentar convencer de algo, a terceras personas que la reforma ni les va ni les viene, pero si buscan protagonismo intentando aconsejar al cliente del profesional.

Ya lo dijo un entrenador de futbol, ” En España hay más de 40 millones de entrenadores”. Parece ser que sabemos de todo y no sabemos de casi nada.

Un filosofo griego, en un momento de cordura dijo: ” Sólo se que no se nada”.

Materiales de la obra.

miércoles, septiembre 15th, 2010

De todos es sabido que cuando haces una reforma, la valoración de la misma consta de la mano de obra de los profesionales y de los materiales necesarios para su ejecución.

El profesional realiza los presupuestos de obras, estimando el tiempo que va a emplear y el coste de los materiales. El beneficio es la suma de la mano de obra , dinero que considera justo ganar durante el tiempo que va a emplear en la obra y el margen comercial, descuento, por suministrar y colocar los materiales.

Resulta que ahora los materiales son accesibles para los particulares pudiendo adquirirlos en centros comerciales, con precios competitivos. Esto toca en la línea de flotación de los profesionales porque pierden la posibilidad de ganar los descuentos.

Hay empresas que no están dispuestas a trabajar sin aportar los materiales, otras no les importa ya que se despreocupan de comprarlos y tarnsportarlos, y en cambio otras en buena lógica, incrementan el precio de la mano de obra para compensar la pérdida y mantener el beneficio. Con esta última opción, a los particulares el coste de la obra les sale más caro aún pensando que ahorran costos.

El consejo, permitir que el profesional adquiera los materiales porque abaratan la mano de obra y se hacen responsables del transporte, previo pago y responsabilidad del buen estado de los materiales aportados.

Desagues por el techo.

jueves, diciembre 31st, 2009

Desagues por el techo de la lonja La normativa actual para obra nueva, especifica que los desagues del piso superior se deben colocar por el techo del piso inferior. Se busca un mejor acceso a los mismos en caso de ser necesaria realizar una reparación. Esto significa que si tengo una avería en los desagues de mi casa, normalmente son de pvc, tienen que picar el techo falso del vecino de abajo. Con el consiguiente incordio para el vecino que sin comerlo ni beberlo, se ve en la incomodidad de hacer una reforma por su casa.
En teoría los desagues de pvc son para toda la vida, siempre que estén bien trabajados, pero desgraciadamente con mejores materiales y herramientas, ahora se trabaja peor que hace años, cuando los profesionales se esmeraban más en realizar los trabajos. Esto no quiere decir que no haya buenos profesionales, que si los hay, pero son los menos. Esto lo digo por experiencia ya que cada día me sorprendo más de las autenticas barbaridades que veo por las obras.

En relación al tubo de pvc, es un material que de fabrica viene con una película protectora de los rayos del sol, esta protección hay que quitarla con un disolvente limpiador cuando se quieren encolar las piezas, de este modo el pegamento agarra sobre el alma del material y hace un buen sellado. Si no se quita la protección, al encolar puede parecer que está bien unido pero con el tiempo la película protectora repele el pegamento y la unión se pone negra eliminando el pegamento, con el consiguiente riesgo de fuga.
Las estadísticas indican que la mayoría de los fontaneros no utiliza el disolvente limpiador y esto significa problemas futuros, y aparición de fugas en los techos.

Salir de la crisis

sábado, diciembre 12th, 2009

Hay diversidad de opiniones respecto a la situación actual de nuestra economía. Unos dicen que estamos muy mal, otros que si empiezan a ver brotes verdes, cada uno cuenta la feria como le interesa.

Objetivamente pienso que lo peor ya ha pasado pero que todavía estamos muy mal. España no entró de golpe en una crisis profunda ni tampoco saldremos de repente. Así que nos tendremos que concienciar que esto va para largo y poco a poco notaremos mejorías.

Respecto a las reformas, estamos mal, aunque considero que hay oportunidades de trabajo y debemos saber encontrarlas. El trabajo ya no viene solo sino que debemos saber encontrarlo y en ese aspecto considero que internet juega cada vez un papel más importante o primordial. Cuantos usuarios prefieren la comodidad de internet para localizar los profesionales para una reforma en vez de hojear el periódico o la guía telefónica. Debemos adaptarnos a los nuevos tiempos.

Perdamos el miedo a lo desconocido y vayamos al compás del progreso. ” Renovarse o morir “.

Trabajos de construcción y reformas. La profesionalidad.

lunes, abril 7th, 2008

A lo largo de mis años de experiencia en el mundo de la construcción, he visto de todo, pero he visto más cosas malas que buenas, me refiero a la forma de trabajar.

Me pregunto como antes cuando los materiales y las herramientas eran peores se trabajaba mejor y los profesionales eran profesionales de verdad.

Ahora resulta que trabajar en la cosntrucción es más sencillo por el hecho de que se dispone de mejores medios y mejores materiales, y sin embargo hay peores profesionales. Eso no quita para que existan profesionales con conciencia y aptitudes para trabajar, pero en menor medida.

Muchos profesionales actuales si tuvieran que volver a los tiempos antiguos con las formas de trabajar anteriores, se morirían de hambre.

Hay un dicho popular que dice ” ese profesional es de la vieja escuela “, y se refiere a los profesionales antiguos que se han adapatado a los tiempos modernos y han aplicado su buen hacer y conocimientos a los tiempos actuales. Normalmente son los que ya tienen cierta edad y experiencia.

La explicación de la falta de profesionalidad en algunos llamados profesionales, es la incorporacion de estos a los diferentes trabajos de la construcción, sin conocimientos previos de base, sin experiencia y con la motivación exclusiva de ganar dinero.

No nos engañemos, todo el mundo quiere ganar dinero pero existe diferencia entre hacer un trabajo por hacer y ganar dinero, y hacer un trabajo con el orgullo y motivación personal del trabajo bien realizado y además ganar dinero por ello.

Si no fijamos en la obra nueva, se trabaja a batalla, corriendo por tener el presupuesto muy ajustado y por la necesidad de sacar rendimiento. Sin mirar la calidad del trabajo hecho, y además con el añadido de no tener encima al cliente, comprobando la labor realizada.

Sin embargo, en la reforma el trato con el cliente es muy personal y cercana, existiendo la necesidad de exigirse lo mejor de uno mismo para conplacer al cliente y que este quede satisfecho.  Aunque aún así existe falta de profesionalidad en algunos profesionales.

El profesional y el cliente

lunes, febrero 25th, 2008

Tengo la impresión que a veces hay cierta desconfianza hacia los profesionales de las reformas, si bien es cierto que cuando un profesional viene recomendado por otro cliente parece que somos más receptivos y nos dejamos guiar por sus consejos.

La teoría debería ser que el profesional nos aconseje y recomiende como hacer mejor nuestra reforma, a pesar de que no trabajan por amor al arte y tienen que ganar dinero, procurarán que el trabajo este bien hecho y el cliente quede satisfecho, porque de este modo le podemos recomendar a un tercero.

También se da el caso de profesionales que no tienen mucha conciencia con el trabajo y no se esfuerzan en dar lo mejor de si mismos, aunque creo que son los menos.

Puede ser que nos encontremos con presupuestos más caros que otros pero que nos ofrezcan una mayor garantía de que la obra será bien realizada, entonces habremos acertado y nos olvidaremos del precio y daremos por bien empleado nuestro dinero.

Hoy en día parece que el boca a boca es la mejor publicidad y la que más confianza nos inspira, si bien es cierto que si alguien nos recomienda un profesional, será por agradarnos y no lo hará para perjudicarnos, considerando que el que nos aconseja es una amistad y no nuestro enemigo.

Cuando tratemos con un profesional, nuestro sexto sentido nos aconsejará contratar un profesional u otro. Los factores que nos pueden orientar serán, su forma de explicarse, la edad y experiencia, su apariencia, su presentación, los pequeños detalles en el trato, los plazos, las garantías y las condiciones del trabajo a realizar.

Tenemos cierto temor a no acertar con quién realizar nuestra reforma pero tampoco considero que hay que precocuparse en exceso y meditar bien la decisión, porque todos los días no hacemos reformas en casa ni nos gastamos nuestros ahorros en la misma

Comenzar una reforma

domingo, junio 10th, 2007

Al inicio:

Una vez concretado que profesionales van a realizar la reforma y los materiales que hemos elegido para la misma, y disponemos de una fecha para el inicio de la misma, debemos tomar una serie de consideraciones que nos evitarán problemas y quebraderos de cabeza.

La licencia ( permiso ) de obras:

Con el presupuesto de ejecución de la reforma, facilitado por el profesional, nos presentaremos en el ayuntamiento correspondiente para solicitar una licencia de obras menores. Habitualmente los ayuntamientos cobran una tasa que varia entre un 3-5 % del presupuesto de la reforma.

Algunos particulares presentan presupuestos de menor importe, facilitados por el profesional, para pagar un importe menor. En ciertas ocasiones, el particular no solicita la licencia de obras, con el consiguiente riesgo de que algún vecino le denuncie y la autoridad municipal le pare la obra, con el consiguiente retraso de la misma. Normalmente se solicita la licencia y se puede continuar con la obra.