Archive for the ‘profesionales de reformas’ Category

Tarifa mano de obra, salida.

Domingo, diciembre 30th, 2012

En tiempos de crisis miramos el dinero como nunca lo habíamos hecho. Si tenemos que hacer una reparación o trabajo en nuestra casa, contratando a un profesional, hay que saber que la mayoría cobra una tarifa mínima por la llamada ” salida ” o coste del desplazamiento.

Si bien es verdad que algunos profesionales no la cobran, es probable que lo incluyan en otra partida de la factura, en el material, en la mano de obra o simplemente no la facturen por ser un desplazamiento corto.

Tarifas de reformas.

Hay que entender que la tarifa “salida”, viene a ser el coste del profesional en su desplazamiento desde el taller, con la utilización de un vehículo y sus gastos imputables como son la gasolina, el ticket de aparcamiento, etc.

También es comprensible que durante el trayecto hasta la casa del cliente, emplea un tiempo de su jornada laboral y que está utilizando para dicho cliente.

Entonces, la tarifa “salida”, engloba mano de obra o el viaje, utilización de vehículo, gasolina, ticket, etc. Son varios los conceptos que se agrupan en uno solo. Normalmente dicha tarifa, es más barata que el precio de una hora completa del profesional.

Muchos clientes no entienden el porque de dicha tarifa y consideran solo el trabajo del profesional, el tiempo que está en su domicilio. Sin embargo, si el profesional cobra una factura incluyendo la mano de obra desde la salida del taller hasta finalizar el trabajo, tampoco están de acuerdo con dicho importe. No vamos a comentar nada sobre el precio de la mano de obra porque ese sería un tema inagotable y que daría cuerda para rato, teniendo en cuenta que al cliente siempre le parece caro lo que paga y al profesional, poco lo que cobra.

Los clientes deben comprender que el profesional tiene una serie de gastos atribuibles a su negocio y que tiene que repercutirlos en el coste de la mano de obra, en el tiempo empleado para cada cliente, esté o no esté en el domicilio, el uso de las herramientas de trabajo como es el vehículo para desplazarse al trabajo, etc.

Otro tema es el cálculo de la mano de obra que se aplica en las obras y reformas, que normalmente se ejecutan bajo presupuestos.

Retraso en las reformas.

Viernes, diciembre 7th, 2012

Quien haya vivido alguna reforma de su casa, local, comunidad, etc, sabe por experiencia que las reformas siempre se retrasan en su ejecución y parece que se ha convertido en algo habitual.

El retraso puede ser en el comienzo de las mismas o lo más normal, durante su realización.
Realización de reformas.
En ocasiones, los gremios que se comprometen a empezar una reforma en una fecha determinada, se encuentran que tienen cambios de planes, motivados por el retraso de otras reformas que ya están ejecutando, por falta de licencias para iniciar legalmente la reforma, por motivos achacables a los clientes y así un largo etc, etc.

Pero lo más frecuente es el retraso durante el transcurso de la obra. Creo que principalmente se debe a dos motivos, errores en la planificación y errores en la ejecución.

Los errores de planificación se producen cuando los gremios no actuan en coordinación, analizando las fechas en que deben entrar a trabajar y en la auto planificación de ellos mismos, para las reformas en que han sido contratados. Esto último significa que en ocasiones tienen más presupuestos aceptados de los que pueden llegar a cubrir con su personal disponible y en ocasiones se solapan unas reformas con otras, con el consiguiente problema de atender varios trabajos a la vez. También es verdad que los gremios no están para rechazar trabajos y bendito problema de estar saturados de trabajo.

Dentro de los errores de planificación, hay que tener muy en cuenta que los materiales necesarios para realizar la reforma, deben estar elegidos por el cliente y solicitados al proveedor por el profesional, con suficiente antelación para no parar la reforma.

El segundo error, el de ejecución, viene motivado por posibles errores o fallos al realizar la reforma, ya bien sea por el coordinador de la reforma o por los propios gremios, con el consiguiente retraso para todos los gremios que van detrás en cadena. Un simple fallo, puede suponer días sin avanzar en la reforma y por lo tanto un retraso inoportuno, en la finalización de la reforma.

La solución, una buena previsión de fechas, buena coordinación de los gremios y suficiente información de todos los detalles de la reforma hacia los profesionales de la reforma.

No hay reforma que no se retrase en su fecha, ni reforma que no tenga algún problema en su desarrollo. Es algo que es innato en las mismas.

Los materiales de la reforma, ¿quién los suministra?.

Martes, julio 31st, 2012

Algo que parece que está cambiando en el desarrollo de las reformas, es la facilidad que tienen los usuarios para ver, consultar, comparar precios y elegir, los materiales de las reformas.

Antes el usuario, confiaba del buen hacer del profesional quien le aconsejaba el material más apropiado para su reforma. Después pasamos al ” quiero ver una foto “, antes de decicdirse por un material u otro. Y ahora nos encontramos en el ” quiero verlo in situ “, es decir voy a la tienda o almacén y lo veo, lo toco.

Materiales de la reforma.

El usuario es más exigente, busca el confort, la comodidad y acertar sobre seguro antes de realizar la reforma.

En muchas ocasiones el usuario, adquiere el material y se lo suministra al profesional. Por regla general el profesional prefiere encargarse del suministro, por varias razones.

En ocasiones, por desconocimiento, el usuario compra materiales que no son válidos para la reforma, con el consiguiente trastorno de retraso de la reforma y devolución del material.

Otras veces puede venir defectuoso o roto, y el usuario carga las culpas al profesional por su mala manipulación o este al usuario por mal manejo durante su transporte. Si lo trae el profesional, este se hace cargo completamente.

Si el material es suministrado por el usuario, el profesional pide que se lo dejen en la obra y no tener que subirlo, con o sin ascensor, y sobre todo si se trata de mucho peso, bañera, caldera, azulejos, baldosas, etc.

Si el profesional trae el material, goza de un descuento que le compensa la realización de la reforma, cosa que de otra manera, estrecha de un modo significativo su beneficio, sobre todo en la época de crisis que estamos padeciendo.

Todos estos detalles deben ser aclarados por ambas partes para evitar recelos y malos entendidos.

El IVA y las reformas.

Jueves, abril 26th, 2012

La crisis tan profunda que nos está tocando vivir, está copando los medios de comunicación cada día con nuevas noticias. No voy a valorar si son buenas o si son malas, pero hay una que si afecta de lleno a las reformas.

La subida del IVA del 18 al 20 %, en el año 2013, va a significar una vuelta de tuerca más para los particulares y para las empresas.

Si actualmente muchos usuarios no quieren pagar el IVA por considerar que encarece los servicios de los profesionales, el año que viene el impacto será aún mayor.

La realización y ejecucción de trabajos relacionados con las reformas, se verán afectados por el hecho de que las empresas serán menos competitivas y tendrán que ganar aún menos si cabe si quieren trabajar.

Hemos llegado a una situación en la que los profesionales trabajando más, ganan menos que hace 5 años y además los materiales son más caros. Los costes aumentan y los margenes de beneficio se estrechan.

De trabajar para ganar dinero, el profesional se conforma con cubrir los gastos mínimos y esperar a que la situación mejore. Es cierto que el pesimismo se ha instalado en los trabajadores y esto es evidente. 

El que tiene trabajo celebra poder trabajar y ganar lo gusto, y al mismo tiempo tiene el miedo de que su suerte cambie a peor y se encuentre en la misma situación de muchos profesionales que no tienen trabajo.

Los que no encuentran trabajo piensan cuando su suerte mejorará.

El resultado es que nos conformamos cada vez con menos y ya no se si la situación es tan mala como la pintan o realmente estamos mejor de lo que parece.

Hay muchos profesionales que no tienen trabajo y están apuntados a las listas del paro, pero también hay profesionales que están trabajando ilegalmente, sin pagar impuestos y figuran como parados.

Los profesionales que no pagan impuestos hacen una competencia desleal, ante la que los profesionales declarados no pueden competir en igualdad de condiciones.

Todo se agravará con la subida del IVA y no se sabe cuando tocaremos fondo. Lo que si está claro es que hay que tener la esperanza de algún momento esto repuntará y crecerá lentamente, pero crecerá.

Inodoro en el aseo.

Viernes, marzo 16th, 2012

Aquí os dejo otra joya que encontrado en la red. Esta vez un fontanero ha colocado un inodoro que no sirve para nada.

En apariencia quizás quede bonito pero como práctico es un cero.

No se puede utilizar porque aunque se consiga acceder al mismo, resulta imposible sentarse sin pegar en las paredes que rodean al inodoro.

Inodoro en el baño.

Lo más complicado no es entrar a usar el inodoro, lo más difícil ha sido como se las ha ingeniado el llamado ” profesional “, para encajarlo en ese espacio. Esto es aprovechar el espacio al máximo y sacar chispas a los metros cuadrados disponibles, aunque luego no sirva para nada.

Meterlo y poder apretar los tornillos de sujección ha tenido que ser una odisea. El profesional lo ha instalado y se ha quedado más ancho que largo. Seguro que incluso el cliente le ha pagado.

Luego resulta que otro profesional hace un trabajo mejor y el cliente le pone pegas sin sentido, e incluso no le paga.

Hay cosas que no llego a entender. 

Grifo de lavabo, mal colocado.

Jueves, marzo 15th, 2012

Por increible que parezca, hay duferencias notables entre profesionales, ya sea del gremio que sea. Parece mentira que un mismo trabajo pueda ser realizado de formas diferentes, aunque el resultado final no sea el mismo.

Para muestra un botón. Aquí os dejo una perla que me han enviado. Se puede apreciar un grifo de lavabo colocado en una encimera, donde el fontanero o marmolista, han calculado mal la distancia de donde debe estar el agujero del grifo.

Grifo de lavabo.

Se ha realizado el agujero muy separado del borde y además se ha colocado un grifo de poco cuello o corto para que nos entendamos.

El resultado final es que el agua cae en la encimera y no en el lavabo. Después de todo esto, el profesional se ha quedado tan pancho y no ha visto el error antes de instalarlo, cuando debería ser algo evidente.

La solución, cambiar la encimera y hacer el agujero en condiciones o buscar un grifo de mucho cuello.

Por desgracia se ven cada vez más chapuzas y poca profesionalidad, aunque todavía quedan algunos buenos profesionales de las reformas.

Recomendar una empresa de reformas.

Lunes, enero 23rd, 2012

Si una empresa quiere que le acepten un presupuesto de una reforma y va recomendado por un cliente, las posibilidades de que consiga realizar la reforma, son muchas.

Los usuarios buscan muchas veces que la empresa de reformas, trabaje bien, sea formal, cumpla con los plazos y sea económica. Si bien es cierto, que esto puede pasar a segundo plano si no hay mucha diferencia hacia arriba, con otras empresas que hayan presupuestado.

Ir recomendado parece que es un salvoconducto o una garantía. También hay usuarios que no entienden de reformas, recomiendan una empresa, ensalzando sus virtudes, para ganar la simpatía y el afecto de otros usuarios. Es el habitual comentario, ” que te lo haga fulano que a mi me lo ha hecho y estoy encantado “. Resulta que igual el segundo usuario, es más detallista o exigente, y la recomendación del primero resulta ser un fiasco.

Hay que mirar mucho a quien se recomienda porque si lo haces con buena intención, puede que se vuelva en tu contra.

También hay que tener en cuenta que las empresas que no van recomendadas, pueden ser tan profesionales como la recomendada. No debemos valorar con distinto rasero a unas u otras, aunque el boca a boca funciona bien por regla general.

Luego está la empresa que se confia del cliente a quien ha sido recomendado y no le hace un contrato con condiciones de ejecución y formas de pago. Resulta que está el temor habitual de ” como le voy a exigir un contrato, si me ha recomendado mengano “. Craso error, amigos podemos ser todos pero el trabajo es el trabajo, y cuando hay problemas o diferencias de criterios, a veces las amistades no sirven para nada y se pueden volver en contra.

También hay usuarios que llevan años trabajando con los mismos profesionales y no piden más presupuestos para una reforma. Confian ciegamente en ellos y no se plantean aventuras con otras empresas. Estos clientes son los que hay que mimar, por que son buenos pagadores, se dejan aconsejar y no dan problemas.

Recomendar, solo si esta seguro, así no tener que enmendar.

Confiar en el cliente, confiar en la empresa.

Domingo, enero 15th, 2012

Es curioso como se establece una relación temporal entre clientes que quieren hacer una reforma y profesionales de reformas que las ejecutan.

¿Dónde está la confianza mutua?. Creo que la respuesta es un acuerdo por escrito llámese contrato y no un acuerdo verbal.

Acuerdo por escrito no es el presupuesto sólo, sino que también establecer las condiciones de ejecución de la reforma, plazos, materiales, formas de pago, etc. Todo ello en un contrato firmado por ambas partes. Esto significa una confianza en el que se asegura la realización del trabajo en buenas condiciones y el que consigue cobrar por prestar un servicio.

Las relaciones de amistad donde no hay contrato y se considera que no hay ningún problema, puede terminar de mala manera por pequeños detalles inpensables al inicio de la reforma.

Cuando un profesional compra materiales sin ser al contado, debe firmar los albaranes presentados por los almacenes y no hay ninguna pega. Por ello los particulares tampoco deben poner objeciones a la firma de contratos.

Se acabó aquello de ” que pensará el cliente si le hago firmar el presupuesto, voy recomendado por un cliente”. Desgraciadamente hay profesionales que no tienen mentalidad empresarial y luego vienen los problemas de impagos.

El profesional hace el trabajo, aporta los materiales, lo deja en casa del cliente y después si al cliente se le cruza la vena puede decir no pagar por ser un moroso o por motivos justificados.

Un ejemplo, yo compro un coche, firmo un papel, pago por adelantado y espero unas semanas a la entrega del mismo y no hay desconfianza en que no vaya a recibir el coche adquirido.

¿ Cómo se calcula un presupuesto de reforma?.

Miércoles, diciembre 21st, 2011

Lamentablemente, aunque poco a poco la cosa va cambiando, los profesionales de las reformas, no tienen una formación específica en gestión de empresas y esto repercute negativamente a la hora de calcular los presupuestos de reformas.

Por regla general, tienen un precio determinado para cada tipo de trabajo y lo modifican en función del momento actual, del histórico de aceptaciones, por el tipo de cliente o por la situación de la competencia, es decir si hay muchas empresas que compiten por dicho trabajo.

Los profesionales, no se han parado para analizar los costes fijos que tiene en la empresa, cuanto tiene que ganar al día para cubrir esos gastos y cuanto más deben ganar para sacar un suelo. Un sueldo que por cierto, no puede ser como el de un empleado o mileurista como se le quiera llamar. Si se conforma con sacar un sueldo para ir viviendo, es mejor que se vaya a trabajar a una empresa como empleado y deje de ser empresario. Que sentido tiene entonces, montar la empresa, invertir en el negocio, llevarse quebraderos de cabeza y preocupaciones, si no consigue un beneficio superior. Otra cosa es que la situación de crisis que estamos padeciendo, nos oblige a sobrevivir sacando para gastos y para vivir.

Volviendo al cálculo de los presupuestos, en mi modesta opinión, el cálculo correcto sería el siguiente:

Costes fijos año ( seguros, vehículos, asesoría, seguridad social, etc) dividirlo entre 12 meses, lo llamaremos A.

Beneficio o sueldo que se quiere ganar mensualmente, lo llamaremos B 

Resultado mes = A + B  = C.    Divimos C entre 20 días de trabajo y nos da  X, que es lo que tenemos que ganar al día con los trabajos que realicemos.

En el momento de presupuestar un trabajo, calcularemos los días que nos llevará ejecutarlo ( X por número de días ), más los costes de los materiales que vamos a utilizar. Y ese será el presupuesto a presentar al cliente.

Ejemplo, reforma albañilería del cuarto baño:

Tengo unos gastos fijos mes de:  1800 €. ( A )

Quiero sacar un beneficio mes de 2500 € ( B )

Resultado mes = A + B = 4300 € / 20 días =  215 €./día.

En la reforma del baño emplearé 5 días x 215 € =  1075 € + 20% de imprevistos = 1290 €.

Los materiales cuestan, por ejemplo, 600 €.

Presupuesto final: 1290 + 600 = 1890 € , impuestos no incluidos.

Es importante analizar los gastos fijos de nuestro negocio y cuanto queremos ganar. Todo esto redundará en el presupuesto final y nos beneficiará o perjudicará de cara a la competencia.

Artesanos de las reformas.

Lunes, diciembre 19th, 2011

Los oficios artesanales, relacionados con las reformas, tienden a desaparecer. Los nuevos materiales y herramientas, están convirtiendo los oficios en actividades más cercanas al bricolaje que al oficio puro y duro.
Si bien es cierto que la experiencia, los carnets profesionales y el conocimiento adquirido, es irremplazable. Por muy aficionado y manitas que sea un usuario, no puede llegar al mismo grado de profesionalidad que el profesional de toda la vida.

Oficios de reformas

Un ejemplo de oficio artesanal que ha visto reducido su número de profesionales, es el de los hojalateros. No me refiero a los fontaneros, son los hojalateros, los que elaboran el cinz empleado en los tejados, para la colocación de los pesebres, canalones, bandeletas, limaollas, etc.
Las nuevas generaciones no quieren trabajar en los oficios, por regla general prefieren trabajos más cómodos y muchos aspiran a llegar a ser funcionarios y no complicarse la vida.
Trabajar en un oficio y si además es como autónomo, conlleva trabajo duro, preocupaciones, problemas y una vida poco tranquila, y eso es lo contrario a lo que quiere la mayoría de la gente. Todo esto augura un futuro incierto a los oficios y a los artesanos en concreto. Si no se toman medidas al respecto, muchos oficios desaparecerán.

Presupuestos de reformas.

Sábado, noviembre 26th, 2011

Presupuestos de reformas: 

Vivimos en un país donde muchas veces no se reconoce el esfuerzo y trabajo de los demás, e incluso parace que tengamos que estar al servicio del público sin recibir nada a cambio.

Me refiero a lo que sucede cuando un usuario quiere realizar la reforma de su casa y pide presupuestos a diestro y siniestro.

Pienso que los profesionales se encuentran en una situación de indefensión. El profesional visita la vivienda del interesado, toma medidas y apuntes de la reforma. Posteriormente, pregunta precios a los almacenes, redacta el presupuesto y lo envia al usuario. Todo esto le obliga a emplear tiempo y dinero, que utiliza para el posible cliente, dejando de hacer otras labores.

El usuario se permite el lujo de pedir presupuestos sín límite y sín costo alguno. Esto no es lo peor, lo más grave es que después de las molestias del profesional, no tiene la dignidad de llamarle y decirle si le interesa o no.

Estoy de acuerdo en que vivimos en una sociedad con un mercado libre donde podemos elegir el servicio que queramos, pero también estoy de acuerdo en que tiene que existir un respeto y una dignidad hacia las personas que intentan ganarse la vida con su trabajo.

Solo pediría a los usuarios que cuando pidan presupuestos de reformas, ya que no pagan por la elaboración del presupuesto, tomen 5 minutos de su tiempo para llamar al profesional y le informe si aceptan o no el presupuesto, y una mínima explicación. Acaso esos 5 minutos son más valiosos que la o las horas que ha empleado el profesional en realizar el presupuesto.

Por último, cambiando de tema, si hay que pagar impuestos pagemos todos. Es muy chocante cuando un usuario le pide a un profesional que no le cobre el IVA y sin embargo cuando compran un coche, una ropa o una barra de pan, pagan el IVA sin rechistar y no le piden al comerciante que le quite el IVA.

Inodoro obstruido, buscar un profesional.

Domingo, octubre 30th, 2011

Me comenta un usuario un caso real de lo que le ha sucedido.

Resulta que se encuentra que el inodoro del cuarto baño está obstruido. La madre ha tirado algo y no recuerda que ha sido.

Habla con un amigo y le recomienda un fontanero. El fontanero, al ir recomendado por otro cliente y como favor, dejando otro trabajo, acude a su casa a última hora del día,  con una boma de presión especial para desotruir inodoros, pero no puede desostruirlo al existir algo grande y rígido dentro de la mangueta. Habla con la clienta y le dice que tiene un compromiso y que hasta pasado mañana no puede volver a terminar el trabajo por tener que atender a otro cliente, ya apalabrado anteriormente. La clienta le pregunta cuanto tiene que pagarle y el fontanero no le cobra nada por no haber solucionado la obstrucción.

La clienta, al tratarse de algo urgente, decide no esperar y llama a un servicio de urgencias que ese mismo día acuden. Sueltan el inodoro y aparentemente arreglan la obstrucción. Digo aparentemente porque el agua corre pero no bien del todo. Les llama y prometen acudir al día siguiente a terminar el trabajo, cosa que no sucede.

Viendo que no encuentra solución llama a un tercer fontanero. Este fontanero suelta también el inodoro, quita la obstrucción, cobra y se marcha. Pero resulta que deja un escape y al usar el inodoro, el encuentro de este con la mangueta, gotea y el fontanero tendrá que volver a reparar el empalme.

Después de todo esto hay que sacar varias conclusiones.

Hay profesionales que si no solucionan un trabajo no cobran por el trabajo realizado. Otros no terminan de solucionar el trabajo y después no responden al cliente, y otros que hacen bien su trabajo pero que no paran al detalle de terminarlo correctamente.

Cuarto baño pequeño.

Martes, octubre 18th, 2011

Cuando el espacio es reducido el ingenio debe ser grande.  En baños antiguos de reducidas dimensiones, era habitual encontrarnos con que el mismo suelo del baño era la ducha propiamente dicha. De este modo se ponía un desague en el suelo, aislando el mismo con plancha de plomo y en un espacio aproximado de 1,80 mts de largo por 0,80 mts. de ancho, teníamos inodoro. lavabo y ducha.

Cuarto baño pequeño.

En otras ocasiones, se colocaba la bañera o ducha al fondo, y para que se pudiera acceder a ellos, se giraba el inodoro, instalándolo en oblicuo, para ocupar menos espacio, buscando la pared larga. Teniendo en cuenta que muchos inodoros tenían el depósito alto, al girar el inodoro (foto), los 0,55 mts. de saliente, que ocupaba, se quedaba en 0,45 mts, y así se permitía el paso a la ducha o bañera.

El caso de la foto es un inodoro con depósito bajo y aún a pesar de girar el mismo, el acceso que queda hacia la ducha, es muy estrecho.

Afortunadamente, ahora se diseñan baños más grandes y por regla general, las medidas y proporciones entre cada uno de los elementos, es más holgado.

Parece ser que antes no se le daba la importancia que ahora tiene el cuarto de baño. Era la mentalidad de ocupar el menor espacio posible, sin embargo ahora se busca que sea práctico, funcional y a la vez elegante.

Distribución de un baño pequeño.

Martes, abril 5th, 2011

Los pisos y casas de antaño contaban con una distribución distinta a la actual. Los baños actuales se sitúan en espacios más reducidos (especialmente los situados para que tengan acceso desde el dormitorio), por lo que su distribución debe ser muy precisa para no desaprovechar espacio.

  • Un baño pequeño puede ser funcional

La distribución de un espacio reducido, en este caso el baño, se puede realizar haciendo una serie de cambios: por ejemplo, prescindir del bidet, cambiar la bañera por un plato de ducha, con mampara corredera, cambiar los sanitarios y la grifería por otra que ocupe menos espacio. Además de estos cambios, la colocación ha de ser inteligente: el lavabo se ha de colocar encima de la encimera, esto ahorra espacio. Asimismo, hay que tener en cuenta dónde va el bajante del inodoro, si hay alguna ventana en el baño, etc.

  • Un ejemplo de correcta distribución 

En la  imagen de abajo, se ha distribuido un baño de 2,20 metros cuadrados de manera inteligente: la ventana está tras la ducha de obra, lo que favorece la ventilación y la luz, y no es molesto para el espacio. La ducha tiene una mampara, el inodoro está enfrente del bide (del que se puede prescindir, incluso), y el lavabo se sitúa a la izquierda de la puerta, donde no interrumpe el paso. Este ejemplo demuestra que, incluso en un espacio muy reducido, con la distribución adecuada se puede hacer funcional un espacio.Distribución de un baño pequeño de 2,20 metros cuadrados

Los tubos corrugados.

Martes, febrero 15th, 2011

No significa que los tubos estén arrugados ni nada por el estilo, se les llama así a los tubos utilizados por los electricistas para realizar las conducciones de las instalaciones eléctricas.

Los tubos corrugados empleados por los electricistas son tubos que tienen cierta flexibidad para adaptarse a las paredes, pudiendo darles forma en curva, salvando las escuadras de techos y paredes. Son tubos rígidos que tienen una determinada resistencia y durabilidad.

Son tubos fabricados en PVC, que soportan temperaturas entre -5ºC y 60ºC, aislan y no propagan las llamas.

Tubos electricidad.

Como todos los oficios, los electricistas también han comprobado la evolución de los nuevos materiales. Atrás quedaron los tiempos en que los tubos eran metálicos, dando menos margen de movimiento a la hora de realizar las conducciones. Después se pasó a los tubos rígidos de plástico, donde para realizar una curva en la conducción, era necesario dar calor a los mismos, buscando la forma y adaptarse a los espacios.

Los tubos corrugados supusieron una revolución por su facilidad para trabajar y las enormes posibilidades que ofrecen en las instalaciones de electricidad.

Su ligereza y poco peso, resulta cómodo de trasportar. Es habitual ver a los electrecistas cargar rollos de diferentes secciones, de color negro. También es utilizado por los fontaneros, en colores, rojo para forrar los tubos de agua caliente y de azul para forrar los tubos de agua fría. En este caso los fontaneros los utilizan como aislantes y protectores de los tubos del agua.

El tubo corrugado es barato y los profesionales, suelen dejar las conducciones más largas de lo necesario, con el fin de cortar el sobrante una vez estén terminadas las instalaciones y rematadas con albañilería.

Los albañiles son albañiles.

Jueves, febrero 10th, 2011

Tenemos en mente la idea de que los albañiles son el típico obrero, con el faria en la boca y el bocadillo en el bolsillo, el gorro y el pantalón roto lleno de restos de cemento.

Todo eso ha cambiado, no es un oficio para gente sin preparación, sin estudios, sin los medios modernos al servicio del trabajo.

Los albañiles.

Los albañiles de ahora, las nuevas generaciones de operarios, están sobradamente preparados. Los albañiles tienen unos estudios para realizar cálculos de superficies, de niveles, de volúmenes, de dibujo, etc. Todavía me acuerdo de un albañíl de la vieja escuela que cuando visitaba un piso para dar presupuesto de un baño o una cocina, no medía las paredes y suelos del trabajo a realizar y lo calculaba a ojo. El problema era que no sabía calcular los metros cuadrados.

Los albañiles tienen los medios suficientes para realizar sus trabajos con garantías, disponen de medidores laser para calcular superficies, de niveles laser para calcular los niveles del suelo, etc. Utilizan internet para la búsqueda de información y para el envío de presupuestos y facturas por email. Visitan ferias del sector para estar informados de lo último en construcción.

Realizan los presupuestos con programas de ordenador y no a mano o con máquinas de escribir.

Los albañiles tienen mentalidad de empresario y evaluan los costes y beneficios cuando realizan los presupuestos. Están informados de los últimos avances y novedades en materiales y herramientas.

Son unos profesionales que evolucionan y mejoran, por ello debemos cambiar nuestra mentalidad e idea preconcebida para con los albañiles. Afortunadamente cada vez son más profesionales y con ello ofrecen mejores servicios.

No obstante como en todos los ordenes de la vida también hay quienes no evolucionan y piensan que lo que han hecho siempre es lo mejor y no saben reciclarse.

Trucos en las reformas.

Domingo, enero 23rd, 2011

Los gremios de las reformas, tienen una psicología que ya quisieran muchos licenciados. Están curtidos en míl batallas y saben como tratar al cliente.

Los profesionales procuran contentar a todos los clientes con los que trabajan, pero muchas veces les resulta imposible llegar a todo. Par no perder el cliente ni el trabajo, utilizan muchos trucos o picardías que les valen para salir de los apuros.

Cuando un cliente mete prisa para que le realicen el trabajo, lo primero que hace es llamar al profesional presionándole. El profesional, normalmente está acostumbrado a las prisas y agobios, para no enfadar al cliente, porque quizás en ese momento no puede empezar la obra, utlizará muchos argumentos que le cubran y no enfaden al cliente.

A continuación os detallo algunos comentarios, que pueden ser ciertos o no ciertos ( no mentiras ).

– No puedo empezar el trabajo porque no ha llegado el permiso de obras.

– Estoy terminando una obra que se me ha complicado y después empiezo con lo tuyo.

– Todavía no me han llegado los materiales que necesito para la obra.

– Se ha retrasado el material por la huelga.

– Solo fabrican dicho material sobre pedido y tardan X tiempo.

– Estoy de baja hasta el día tal.

– Estoy trabajando fuera y termino tal día.

– Me ha fallado un gremio y estoy buscando otro que pueda hacer el trabajo de la fontanería, electricidad, etc.

Puede que haya más argumentos, que como he puntualizado, lo más normal es que sean válidos y que suceden con asiduidad.

Las reformas y la jubilación a los 67 años.

Sábado, enero 22nd, 2011

Que alguien me explique esto de retrasar la jubilación a los 67 años.

Entiendo que la esperanza de vida es cada vez mayor y por tanto, la seguridad social debe soportar una mayor carga económica. Llegará el momento en que haya más pensionistas que personas en activo. Todo esto son datos que nadie se atreve a discutir. Pero mi pregunta es, ¿ no se puede plantear la sostenibilidad del sistema de pensiones de otra manera ?.

Albañiles trabajando.

Señores dirigentes de este país y los que aspiran a serlo, como le van a explicar a un albañíl que tiene que estar cargando sacos de 50 kgs, picando paredes, bajando escombros, doblando los riñones, con la edad de una anciano.

Acaso queremos estrujar la burra al máximo hasta que ya no pueda más y caiga rendida.

Si de por si los 65 años, es para muchos trabajos de esfuerzo físico, algo que parece inalcanzable, cuando ya tienes la miel en los labios vienen y te dicen que no, que te tendrás que jubilar más tarde.

Si ahora están planteando la edad de jubilación a los 67 años, dentro de unos años argumentarán que no es suficiente y que tiene que ser a los 69 o a los 70 años. ¿Donde está el límite de la capacidad humana para estar toda la vida trabajando ?, ¿acaso otras ocupaciones con menor desgaste físico, no digo mental, no se están jubilando con menos de 55 años como en la banca y en grandes empresas con jubilaciones colectivas?.

Creo que se deberían plantear no recortar las libertades de las personas y buscar otras alternativas. Si tenemos que pagar más impuestos, se pagan, pero por lo menos los pocos años que pueda uno disfrutar después de toda una vida de trabajo, que no nos los roben.

Tengo trabajo, ¿ o no?.

Jueves, enero 20th, 2011

Es muy difícil saber lo que está pasando por la mente de muchos profesionales de las reformas. Estamos en una época de incertidumbres, alentadas por las malas noticias que constantemente vemos en los medios de comunicación.

La falta de trabajo es hoy por hoy la mayor preocupación de la mayoría de las personas.

La crisis nos afecta a todos de lleno, nos encontramos en una cadena donde somos un eslabón más. Si la cadena se rompe nosotros caemos.

Veo a diario la falta de actividad en el sector de las reformas. No hay más que hablar con otros profesionales o pasar por los almacenes de materiales de construcción, y comprobar el escaso movimiento a primera hora de cualquier día.

Antes se formaban colas y todo el mundo andaba deprisa. Ahora no hay agobios ni apuros a la hora de suministrarse en los almacenes.

Sin duda hay dos formas de ver la crisis.

El profesional que tiene poco trabajo y está preocupado en saber cuando cambiará el panorama actual. Siempre con la esperanza de que la cosa tendrá que cambiar, aunque dudando de que se vuelva a los niveles de actividad de antes de la crisis. Esos ritmos de construcción no eran normales y esta crisis marcará un antes y un después.

Luego tenemos el profesional que tiene trabajo y que oye los comentarios negativos y que además percibe ese pesimismo que se palpa en el ambiente. Entonces se pregunta, ¿ tengo trabajo o no?. Cuanto durará esta buena suerte, me tocará también a mí. Saber en cuanto tiempo acabaré con el trabajo que tengo en cartera y si surgirán más reformas para mantener el ritmo de trabajo.

Nos conformamos con sacar el sueldo para vivir y no tener que quedarnos en casa.

¿ Hay algo más desesperante que no tener trabajo y ver como se te cae la casa encima ?.

La esperanza es lo último que hay que perder.

El cliente no siempre tiene la razón.

Lunes, enero 17th, 2011

Estoy en contra del dicho ” el cliente siempre tiene la razón “. Habría que detallar muchos matices en esa frase.

El cliente es el que paga y el que exige como quiere que se hagan las cosas. Ahí estamos de acuerdo, lo que pasa que el cliente debería dejarse aconsejar por el profesional.

El profesional ha visto y ha realizado miles de trabajos, sabe en todo momento lo que una obra o reforma puede dar de sí.

El buén profesional es el que ya se imagina el trabajo hecho, sin empezar a ejecutarlo. De este modo puede ver los pros y los contras. La experiencia es un grado más importante que los conocimientos previos.

Entonces si afirmamos que el profesional sabe más que cualquier particular que se dedica a otra cosa, ¿ porqué este pone en tela de juicio sus afirmaciones ?. Hay que personas que desesperan a cualquiera. No hay más ciego que el que no quiere ver.

En un partido entre profesionales y particulares, el profesional ganaría por goleada. El particular juega en casa, que no amañe el partido, sin dar la mínima opción al profesional de decir si es o no gol.

No vamos a meter a todos los particulares en el mismo saco porque esto sería falso, pero es cierto que algunos clientes por más que les expongas los motivos de tu opinión y trates de convencerle, no hay forma.

El cliente no siempre tiene la razón, aunque en ocasiones es mejor dársela para que luego lo vea con sus propios ojos y se convenza.

Me hierve la sangre cuando un cliente te dice que quiere el trabajo de una manera porque su vecina, su tía, su amigo, lo han hecho así y el quiere de esa forma. No terminan de entender que todas las obras no son iguales y que quien le ha aconsejado sabe menos que tú. Parece que algunas personas que han hecho una obra en toda su vida, ya tienen un master en técnico de obras y reformas.

Yo soy de la opinión de que si no entiendo de un tema, prefiero escuchar a quien sabe y tratar de aprender. Para aquellas personas que opinan y se atreven a dar consejos de como hacer una reforma, sin ser profesionales, les aconsejaría un poco de fe en el profesional y dejarse llevar.

Ya sé que con este post no voy a cambiar la forma de ser de algunas personas, pero al menos me doy el lujo de expresarme con libertad, cosa que con algunas personas no se puede hacer porque no te lo admiten.