Archive for the ‘presión’ Category

Reforma de un aseo.

Viernes, abril 6th, 2012

Petición de consulta de una usuaria del blog:

Hola, como muchos de los lectores de su blog, me encuentro en la aventura de reformar mi vivienda, un piso de 34 años. Es grande y está muy bien construido, pero tiene algunos problemas logicos como poca presion de agua, algunas humedades y pequeñas grietas en los techos.

Aseo.

Como la economía no dá para mucho, en los siete años que llevamos ahí viviendo de momento solo habíamos podido reformar el baño. En este momento estamos con el piso patas arriba porque hemos querido cambiar la cocina, y como era necesario, la fontanería de toda la casa, y debido a la distribucion de las tuberías me han tenido que levantar el pasillo, salon, baño y aseo hasta sustituir todas las instalaciones.

Este ultimo, el aseo, es el motivo de mi consulta, ya que el albañil que nos está haciendo la reforma, nos quiere convencer para poner un plato de ducha redistribuyendo el inodoro y el lavabo. He leido en una consulta similar la posibilidad de llevar la bajante por la cámara de la pared, pero querría informarme mejor en mi caso concreto, por lo que adjunto un par de imagenes con la distrubicion original y la posible reforma. A ver si desde su punto de vista por lo que puedo ver bastante profesional, me puede aconsejar si sería buena idea, ya que sería muy buena oportunidad el poder incorporar ducha suplementaria. A la derecha del aseo quedaría el baño, por lo que creo que el hueco-esquina a la derecha del wc sería la cámara. 

Digame si fuese necesaria más información, y gracias de antemano por dedicar su tiempo a mi consulta.

Un saludo y felicidades por su labor informativa. Muy agradecida.

Respuesta a la consulta:

Aseo reformado.

Como muy bien dices ese hueco a la derecha puede ser cámara, pero me da la impresión que será el sun de los baños y aseos, y ese espacio no te permitirá pasar la mangueta (tubo desague del inodoro), para desplazar el inodoro de su posición actual.

Otra opción puede ser que en esa cámara estén la bajante general y el sun de ventilación, que será lo más probable. En este caso si el sun está en la escuadra del fondo a la derecha, se podría reformar el árbol general y poner el injerto mirando hacia la nueva posición del inodoro. No obstante y casí seguro, esa bajante dará servicio al cuarto baño y al aseo, por lo que reformar el árbol general implicaría  sacar una derivación nueva para el servicio del cuarto baño,  eso significa poner un injerto doble, con una boca para el baño y otra para el aseo.

Todo esto es factible perfectamente y seguramente el profesional ha visto la posibilidad de hacerlo. Hay que tener en cuenta la altura del suelo terminado hasta el hormigón para llevar la mangueta por el suelo o por la pared. Si en el piso de abajo hay techo falso y siempre que se respete el varillaje del hormigón, se puede empotrar parte de la mangueta por el suelo, sin miedo a romper el techo del vecino, y hacer la salida del inodoro a suelo en vez de hacia la pared.

Espero haber solucionado tus dudas. Si lo necesitas puedes volver a contactarme para aclarar cualquier otra cuestión que consideres oportuna.

Saludos.

Javier.

Regulador de presión para la vivienda.

Sábado, abril 2nd, 2011

¿Para qué sirve un regulador de presión ?, como su nombre indica su función es regular la presión. En este caso hablaremos del regulador de presión del agua.

Regulador presión de agua.

Pero ¿cuando hay que poner un regulador?. En pisos, chalets, locales, donde la presión de entrada sea alta, por encima de los 4 bar, es recomendable poner un regulador con el fín de proteger la instalación de fontanería, los tubos, griferías y otros elementos.

Los componentes de las instalaciones están preparados para soportar presiones superiores a 4 bar pero en determinados casos como en calderas, termos eléctricos y calentadores, un regulador alarga la vida de estos aparatos.

En los termos puede suceder que si la presión es alta, la válvula de seguridad salte y provoque un continuo goteo de la misma. Si la válvula está conducida a un desague, el problema es llevadero pero si es lo contrario, tenemos un problema.

En las calderas, los fabricantes aconsejan que las presiones de entrada a las mismas no sean altas, por encima de los 3,5 o 4 bar, ya que las regulaciones y elementos internos, no funcionan adecuadamente.

El regulador, ayudado por un manómetro en la salida, nos ayuda a controlar la presión que queremos tener y a proteger las instalaciones.

Sin embargo, si no tenemos suficiente presión en la entrada a nuestra vivienda, necesitaremos bombas de presión para elevar la pobre presión de la red.

Los usuarios cada vez están más concienciados con la protección como prevención y los reguladores son parte de esa acción.

Fugas de gas.

Miércoles, enero 5th, 2011

Cuando un instalador realiza una instalación nueva de gas natural, butano o propano, debe comprobrar que no existen fugas.

Se puede hacer de varias maneras aunque una es la más segura y obligatoria. Mediante un manómetro con regulación de milibares (mbar) o bares (bar), se conecta el mismo a una toma de comprobación previamente colocada en el tubo, empleando una goma flexible de unión.

Fugas de gas.

Se bombea aire con una perilla hasta que el manómetro marque una presión de prueba, determinada según el tramo de instalación a comprobar y la presión de trabajo a la que funcionará. Durante unos 15 minutos aproximadamente, también según la parte de instalación, se mantiene la presión, teniendo en cuenta tener cerrada la llave de bloqueo general.

Teniendo en cuenta que la presión se debe estabilizar, ya que puede variar por la temperatura ambiente, la variación de la presión inicial con la visible, al final del tiempo de espera, debe ser mínima. En este caso no hay fugas en la nueva instalación. Si por el contrario, la aguja del manómetro baja sin estabilizarse en un punto concreto, existe una o más pérdidas, que deben ser corregidas.

La forma de localizar el punto concreto de la/s fuga/s, es aplicar agua con jabón líquido en todas las uniones y piezas, y esperar a que se formen burbujas, originadas por la fuga. Ese será el punto a corregir.

Una vez arreglada la fuga se deberá a volver a comprobar la no existencia de fugas con el manómetro. Solo cuando la instalación sea completamente estanca, se podrá poner en servicio y meter el gas de la red o de las bombonas de butano o propano.

Purgar los radiadores de la calefacción.

Viernes, noviembre 26th, 2010

Se acerca el invierno y empezamos a pensar en poner a funcionar nuestro sistema de calefacción. Hay una serie de consideraciones que debemos tener en cuenta a la hora de poner en marcha la calefacción.

Purgar los radiadores.

Debemos asegurarnos que la presión del circuito de los radiadores, cuando la caldera está fría, se encuentra entre 1 y 1,5 bar. ¿ Cómo se comprueba ?, en el forntal de la caldera tenemos un manómetro, que es un círculo a modo de reloj, donde tenemos marcado la presión del agua que está dentro de los radiadores. Si la presión está por debajo de 1 bar, tenemos que llenar el circuito con la llave de llenado situada debajo de la caldera. En algunas calderas y sobre todo en los últimos modelos, el manómetro ha sido sustituido por un display digital, mucho más exacto y fácil de visualizar.

Si hemos llenado el circuito es probable que tengamos que purgar los radiadores. No hay que tener ningín temor a purgar los radiadores ya que simplemente se trata de sacar los aires del interior de los radiadores, para que estos no impidan que el radiador caliente.

¿Cómo sabemos si hay aires en los radiadores?, es muy sencillo, ponemos en marcha la calefacción y después de unos 10 o 15 minutos, cuando los radiadores estén calientes, podremos comprobar que una parte del radiador esta fría y otra caliente, esto significa que tenemos aires y hay que purgar. También se puede probar con los radiadores en frío, con el simple hecho de abrir el purgador. Si sale agua (foto), colocando un vaso debajo para recojer el agua, cerramos el purgador porque no tenemos aires y sino nos saldrá aire. Cuando el radiador esté purgado saldrá agua y ya podemos cerrar el purgador.

Después de purgar hay que volver a controlar la presión en el manómetro y dejar en la presión normal en frío. Importante cuando llenemos el circuito hacerlo siempre con la caldera fría para evitar contrastes de frío y calor que puedan perjudicar a los mecanismos de la caldera.

La instalación de gas natural.

Jueves, octubre 21st, 2010

Gas natural

Las instalaciones de gas natural, tienen unas características y elementos que tienen que cumplir en función del servicio que prestan al usuario. En el caso de la foto, tenemos una instalación individual de gas natural.

Aunque no aparecen todos los elementos que la componen, como puede ser la caldera, calentador o cocina de gas, dependiendo de la elección del usuario, tenemos unos accesorios que son primordiales.

En primer lugar, la llave de abonado, es la que bloquea la instalación de gas, de cada vivienda individual, y tiene que ser facilmente accesible. Después de la llave y antes del regulador de presión, se ubica la toma de presión, cuya función es la de poder comprobar con aire a presión, la estanqueidad de la instalación.

Luego se coloca el regulador de presión y seguridad, que como su nombre indica, regula la presión que entra en la instalación para reducirla a una presión menor establecida, desde MPA (media presión) 1500 mbar a BP (baja presión) 220 mbar. También bloquea la instalación, como seguridad, por cambio brusco de presión.

El resto de la instalación sería la llave de aparato, caldera, cocina…etc y el aparato propiamente dicho.

En el caso de la foto, la instalación esta envainada, es decir un tubo de gas natural que tiene que atravesar un muro o techo, y que no se puede controlar o vigilar, para asegurar la no existencia de fugas, se mete dentro de otro de mayor sección. Colocando toma de aire para comprobar la estanqueidad de la vaina y la toma de aire de después del regulador para comprobar el tubo interior que transporta el gas natural.

Este tipo de instalaciones envainada no es habitual pero requiere más trabajo para la seguridad de los tramos ocultos.

Puente del agua.

Jueves, octubre 14th, 2010

Cuando se realizan las instalaciones de agua fria, caliente o calefacción, es importante combrobar que no hay fugas y todos los enlaces sean estancos. Antes de tapar con la masa de albañilería, ladrillos y azulejos, es necesario realizar las pruebas de estanqueidad.

Se pueden hacer de varias formas. Meter presión con una bomba, con una determinada presión similar a la que va a soportar la instalación nueva. Otra forma es meter presión directa de la red y para ello, se comprueban todos los ramales.
Puente unión fria y caliente.
En el caso de la foto, se hace un puente exterior, entre las tomas del agua fría y las tomas del agua caliente, asegurando que ambas instalaciones se verifican, para evitar fugas de agua.

Se mantiene la presión durante un tiempo determinado de 1/2 o una hora, tiempo suficiente para examinar todos los elementos y conexiones de las instalaciones, con una comprobación visual.

De este modo tenemos la certeza de que no quedan fugas ocultas, evitando el consiguiente trastorno que supondría tener que levantar el suelo o paredes ya alicatadas.

Reformar una cocina

Miércoles, junio 20th, 2007

Los fontaneros:

La labor de los fontaneros consiste en reformar las instalaciones de presión y desagues, para adaptarlas a las nuevas posiciones de los muebles de cocina.
Normalmente los tubos viejos del agua fría y caliente, son de hierro y se sustituyen por tubos de cobre, de multicapa o plástico. Estos últimos empiezan a desplazar al cobre de su utilización, por su elevado coste.
Los dresagues viejos son normalmente de plomo y se ponen nuevos de PVC.
Una vez hechas las instalaciones, los fontaneros dejan paso a los electrecistas y posteriormente a los albañiles.
Cuando el albañíl ha puesto los azulejos yel mueblista ha colocado muebles de cocina, el fontanero empalmará el pozo del fregadero, colocará el grifo y conectará el lavavajillas, lavadora, secadora, la salida de gases para la campana extractora y el termo eléctrico, calentador de gas o sistema del agua caliente.