Archive for the ‘perliteros’ Category

Lucir sin rasear las paredes.

Lunes, mayo 28th, 2012

Cada vez hay una mayor tendencia al ahorro de costes y la reforma no iba a ser menos.

Antes las paredes que se levantaban con los ladrillos, se preparaban con raseos de mortero, para dejarlas lisas y posteriormente, se lucían con yeso o perliescayola. Como remate se pintaban las paredes sobre las paredes lisas.

Maestras en la pared.

Ahora se ahorra un paso, evitando el raseo, se lucen directamente con la perliescayola.

Se ha dejado de usar el yeso y la perlita es el material empleado, por su comodidad para trabajar, consiguiendo que no frague tán rápido como el yeso, se puede avanzar más trabajo.

Con la nueva forma de trabajar han surgido los especialistas en lucidos, son los llamados perliteros. Lucen las paredes con mayor rapidez que los albañiles de toda la vida.

Preparan las maestras o guías (foto) para después lucir con las maestras a nivel.

La ventaja de lucir las paredes sin rasear, radica en lo barato que resulta en cuanto a trabajo y materiales. Se emplea menos tiempo en preparar las paredes previamente, se mueven menos materiales y resulta más cómodo. No hay que esperar a que sequen las paredes y se luce directamente sobre el ladrillo.

Como desventaja podemos afirmar que las paredes que solo están lucidas, al contrario de las raseadas previamente, pueden dar algún problema si queremos sujetar algo en las mismas, por no tener suficiente grosor y al hacer agujeros con el taladro, podemos encontrar vacíos y los tacos no agarrarán con seguridad.

Está claro que prima la economía en contra de la calidad. Yo soy partidario de un buen raseo y posterior lucido.

Rasear las paredes

Sábado, diciembre 26th, 2009

Maestras en la paredCuando se levantan las paredes o tabiques en las viviendas, necesitan igualar los desniveles verticales y el aspecto exterior que presentan para poder pintar sobre ellas.
El ladrillo tiene la rugosidad que no ofrece un remate igualado y liso, para ello es necesario rasear y/o lucir la superficie.
Se llama rasear cuando se aplica mortero de cemento, igualando y alisando toda la pared. Los albañiles cuando quieren rasear las paredes, preparan unas maestras verticales y paralelas, que son unas guías de unos 10 cmts de ancho por el alto de la pared, realizadas con mortero.
Una vez las maestras han secado, extienden el mortero con la llana por toda la pared y apoyan las reglas sobre las maestras para igualar el mortero con movimientos horizontales, quitando el sobrante del mortero, consiguiendo una superficie lisa preparada para ser lucida con yeso o perlita.
En obra nueva, para abaratar costes, se tiende a no rasear las paredes que serán lucidas, luciendo directamente sobre el ladrillo con la misma técnica de raseo del mortero y aplicando la perlita con máquinas de proyección, siendo mucho más rápida su aplicación.
A las empresas que se dedican a ello son especialistas en esta labor y se les suele llamar perliteros, avanzando mucho más trabajo que los albañíles que hacen de todo en la obra.