Archive for the ‘nivelación’ Category

Los albañiles son albañiles.

Jueves, febrero 10th, 2011

Tenemos en mente la idea de que los albañiles son el típico obrero, con el faria en la boca y el bocadillo en el bolsillo, el gorro y el pantalón roto lleno de restos de cemento.

Todo eso ha cambiado, no es un oficio para gente sin preparación, sin estudios, sin los medios modernos al servicio del trabajo.

Los albañiles.

Los albañiles de ahora, las nuevas generaciones de operarios, están sobradamente preparados. Los albañiles tienen unos estudios para realizar cálculos de superficies, de niveles, de volúmenes, de dibujo, etc. Todavía me acuerdo de un albañíl de la vieja escuela que cuando visitaba un piso para dar presupuesto de un baño o una cocina, no medía las paredes y suelos del trabajo a realizar y lo calculaba a ojo. El problema era que no sabía calcular los metros cuadrados.

Los albañiles tienen los medios suficientes para realizar sus trabajos con garantías, disponen de medidores laser para calcular superficies, de niveles laser para calcular los niveles del suelo, etc. Utilizan internet para la búsqueda de información y para el envío de presupuestos y facturas por email. Visitan ferias del sector para estar informados de lo último en construcción.

Realizan los presupuestos con programas de ordenador y no a mano o con máquinas de escribir.

Los albañiles tienen mentalidad de empresario y evaluan los costes y beneficios cuando realizan los presupuestos. Están informados de los últimos avances y novedades en materiales y herramientas.

Son unos profesionales que evolucionan y mejoran, por ello debemos cambiar nuestra mentalidad e idea preconcebida para con los albañiles. Afortunadamente cada vez son más profesionales y con ello ofrecen mejores servicios.

No obstante como en todos los ordenes de la vida también hay quienes no evolucionan y piensan que lo que han hecho siempre es lo mejor y no saben reciclarse.

Suelo desnivelado.

Sábado, enero 8th, 2011

Hay profesionales y profesionales, ! cómo se puede explicar que un suelo nuevo de madera, esté desnivelado ¡.

Reviso un suelo recién puesto y la mejor manera de comprobar si está bien colocado, es poner el nivel.

Si la burbuja está en el centro, eso indica que el suelo está perfectamente nivelado. Sin embargo si la burbuja pasa de las dos rayas que delimitan el nivel, ya bien sea para un lado o para el otro, el suelo está mal. Como resulta este caso.

Suelo de madera.

Para poner el nivel, nivelado, valga la redundancia, he tenido que poner un cacho de cartón doblado, en un extremo (foto). Esto es como la prueba del algodón que no falla. En este caso, el suelo está más alto de la izquierda que de la derecha.

Si resulta que los carpinteros colocan los rastreles de apoyo de la madera, a nivel, calzando los mismos hasta igualar todos al mismo nivel, ¿ porqué ha pasado esto ?. Sencillamente que la base de apoyo, o sea los rastreles no estabn perfectamente nivelados.

No vale la escusa de que al acuchillar, el acuchillador ha dejado los desniveles. Esto es mentira porque la máquina acichilladora desvasta por toda la base por igual.

Este desnivel a simple vista no se aprecia, pero con el nivel se aprecia perfectamente.

Colocación tarima

Martes, enero 8th, 2008

La colocación de la tarima de madera requiere previamente hacer un rastrelado en el suelo que sirve para posteriormente clavar la tarima.Rastreles de madera para tarima

Los rastreles se fijan al suelo de hormigón con tacos de madera para buscar su nivelación y tornillos largos o puntas largas para el agarre.

Cuando el suelo donde se pone el rastrel es de madera se utiliza el mismo sistema aunque en ocasiones la madera donde se apoya tiene polilla o no está en buenas condiciones en cuyo caso los rastreles se sujetan con espuma de poliuretano ofreciendo una fijación compacta.

Los tipos de tarima puede ser de diferentes según el tipo de árbol empleado para su elaboración, así el roble es la más cara y elegante por su color, el pino, con peor calidad y más barata, o de elondo de una composición dura, vistosa con un color rojo pardo y económica.

Una vez colocada la tarima se realiza el acuchillado de la misma para igualar las diferencias de relieves en su superficie y después se barniza con barnices incoloros o del color madera, siendo con o sin brillo, a elección del usuario.