Archive for the ‘masilla’ Category

Fuga en el tubo de uralita.

Domingo, febrero 27th, 2011

Antiguamente las bajantes de fecales y de pluviales ( aguas de la lluvia ), se colocaban de hierro fundido. Era un material pesado, con pocas posibilidades de maniobra y con limitaciones de piezas, a la hora de ser instalado.

Después surgió el tubo de fibrocemento con composición de amianto, que coloquialmente se le llama de uralita. En realidad Uralita es la empresa que fabricaba dicho material y de ahí  se quedó el nombre de Uralita.

Tubo de uralita.

Los tubos de uralita eran más ligeros, manejables y se podía cortar con facilidad, cosa que con los de hierro era más costoso por su grosor.

Las uniones de los tubos de uralita, se realizaban con masilla. Con el tiempo se ha comprobado que la composición de amianto, incorporada al tubo de fibrocemento, es perjudicial para la salud y está totalmente prohibido su comercialización.

Los tubos de uralita, con el paso de los años y el uso continuo para conducir las aguas, se cuartean y rajan, como si fueran resecándose y parecen imitar al cartón. Todo esto origina fugas y humedades a los pisos contiguos donde se instalaron las bajantes.

Las uniones, al ser con masilla, esta se reseca, pierde sus propiedades y origina fugas (ver foto). En la foto se aprecia una fuga de agua en la junta, ya que al chocar las aguas que bajan, con la cabeza de la bajante, rebota el agua y sale fuera de la tubería.

La forma de solucionar esa fuga puede ser de varias formas: limpiar la junta y echar hidrólica, silicona, sikaflex o masilla plástica. Conseguimos que el agua que rebota no escape y se elimine la fuga.

La mejor opción cuando se quieren cambiar las bajantes, es colocar tubos de PVC, porque son eternos.

Pintar el techo del baño.

Viernes, octubre 15th, 2010

Un caso muy normal que suele suceder, es que un vecino tenga un escape de agua en un desague del baño.

Esta tarde he visto como una vecina, había empapado el techo falso de la vecina de abajo. Ha llamado al Perito y le ha dicho que avise un fontanero. El fontanero, con buen criterio y antes de ponerse a picar, ha examinado el baño superior y ha localizado la avería en la válvula de la ducha. Por lo visto la rejilla que sujeta la válvula de desague, se había desplazado y con ella la junta de unión entre el plato y la válvula. El agua, al ducharse, se escapaba entre la válvula y el plato ducha.

No ha sido necesario picar, el fontanero ha puesto la junta en su sitio, desde arriba, le ha pueso un poco de masilla para asegurar la estanqueidad y trabajo solucionado.

La vecina tiene el techo mojado, pero como le ha dicho el perito, tendrá que esperar al menos un mes o dos, para que seque la escayola y el pintor se lo pinte.

Al final, todos contentos porque la avería no ha sido complicada de solucionar y no ha sido necesario picar.