Archive for the ‘llana’ Category

Colocar los azulejos

Miércoles, diciembre 16th, 2009

Poner los azulejos. Como han cambiado las formas de trabajar y los materiales empleados en cada actividad de la construcción. Uno de los beneficiados por la evolución natural de ambos aspectos, ha sido la albañilería. Antiguamente se ponían los azulejos sobre las paredes de ladrillo con mortero directamente y seguidamente el albañíl golpeaba los mismos con el mango de la maceta o paleta, hasta nivelarlos en vertical y horizonal.
Hoy en día tenemos el cemento cola que se aplica sobre una pared previamente raseada y nivelada. Para facilitar la nivelación de los azluejos, se extiende el cemento cola con una llana dentada ( no es el caso de la foto ), consiguiendo poner el cemento cola con el mismo grosor y facilitando enormemente la posterior nivelación de los azulejos.
En otros casos como en la foto, cuando son pocos los azulejos a colocar y ya hay otros previamente colocados, se puede extender el cemento cola de una forma más o menos uniforme, dejando algunos vacíos para que al colocar el azulejo se extienda por la pared sin sobresalir de la línea de los otros azulejos.
En cualquier caso la profesionalidad de muchos años, hacen que el albañíl tenga mucho ojo y cálculo aproximado para acertar con el grosor a poner, del cemento cola.

Paredes de ladrillo

Domingo, julio 1st, 2007

Las paredes de ladrillo son las más empleadas para realizar las divisiones interiores de las viviendas, aunque actualmente se está abriendo paso las paredes de pladur como alternativa más económica y rapida de ejecutar.

Las paredes de ladrillo se levantan colocando los ladrillos en sucesivas filas horizontales de tal manera que las filas superiores se coloquen a matajuntas, es decir que las uniones entre ladrillos no coincidan verticalmente, consiguiendo así una mayor consistencia a la pared.

Una vez colocadas todas las filas de ladrillos hasta la altura deseada, normalmente desde el suelo hasta el techo, se rasean ambos lados de la pared, igualando las diferencias de niveles. Para ello se hacen maestras verticales o guías que servirán de apoyo a la regla con la que igualaremos las sueprficies de la pared.

Posteriormente, para evitar pequeñas irregularidades, se lucen ambas caras de la pared, extendiendo con la llana, el yeso o perlita, dejando las superficies completamente lisas y preparadas para ser pintadas por el pintor.