Archive for the ‘limpieza’ Category

Cómo tratar el gres catalán

Miércoles, junio 15th, 2011

Cómo tratar el gres catalán. El gres catalán es un material muy poroso, por lo que mantenerlo en buen estado puede ser complicado. Te explicamos los trucos para tratarlo y que se mantenga siempre perfecto.

Cómo tratar el gres catalán

  • Suciedad a causa de la porosidad

Esta gran porosidad del gres es la que hace que la suciedad se incruste en él. Si quieres impedir que se  ensucie, puedes aplicar dos métodos:

  1.  Método tradicional. Esta manera de tratar el gres incluye productos que tenemos en el hogar. Mezcla una parte de aceite de linaza y dos partes de esencia de trementina. Calienta la mezcla a 50º, moja una brocha en ella y pásala por el gres. Deja secar y encera la superficie.
  2. Método moderno. Aplica un producto especial de saturación que tenga componentes cristalizantes o hidrófugos. Estos componentes tapan los poros del gres catalán e impiden la penetración de líquidos y sólidos.

Ahora que ya sabemos tratar el gres catalán para que no se ensucie, explicaremos cómo limpiarlo fácilmente. La porosidad que comentábamos es la que facilita que las diversas manchas se adhieran. Para quitarlas podemos:

  1. Impregnar las partes manchadas con detergente disuelto en agua (un litro de agua/150 gramos de detergente), limpiando el suelo con un cepillo de raíces.
  2.  Fregar el suelo con una mezcla de agua y un 5% de ácido clorhídrico. Aclara con abundante agua fría.
  3. Frotar el suelo con jabón líquido de brea y un estropajo. Aclarar con agua y frotar con un trapo empapado en aguarrás. Cubre con tierra de Sommières. Deja actuar y barre el suelo.

Preparando la reforma

Miércoles, marzo 5th, 2008

Si vas a reformar tu casa conviene tomar una serie de medidas que a la larga seguro que te evitarán disgustos.
Si la reforma es una vivienda y hay comunidad de vecinos, es decir si no es un chalet o casa de campo, es importante tener en cuenta las molestias que vas a ocasionar a tus convecinos.

Forrar la puerta de entrada

El polvo, el ruido y la suciedad, son agentes que molestan especialmente a los demás.
Por eso cuando tengas prevista la fecha de inicio de la reforma, pon un cartel en la escalera o buzonea un mensaje informando a los vecinos tu intención de realizar las reformas en tu casa, la fecha prevista de inicio y fecha prevista de finalización, y sobre todo dales las gracias por su comprensión y pide disculpas por las molestias que les puedas originar.
Con todo esto te garantizas que nadie se sorprenderá el día del comienzo de la reforma y asumirán como algo normal los inconvenientes que les vas a ocasionar.
Además te evitarás al típico vecino que en cuanto oye ruido de obras llama al ayuntamiento para protestar pensando que de esta manera puede parar la obra y por consiguiente el ruido.
Ante esta situación debes ser precavido y sacar la licencia de obras menores, en el ayuntamiento, unos días antes del comienzo y te puedo asegurar que estás cubierto.
El único problema que puedes tener es que modifiques algún aspecto exterior de tu vivienda y que esto altere la apariencia común de la fachada u otros elementos. Para eso debes tener en cuenta que por ejemplo las ventanas, pintura en fachada, terraza u otros elementos, sean del mismo tipo y forma que los de los vecinos.

Si tenemos previsto utilizar el ascensor para bajar escombros o subir material por el ascensor, importante forrarlo para no rayarlo.
Si el movimiento de materiales se realiza por la escalera, forrar barandillas u otros elementos susceptibles de ser deteriorados.
La puerta de entrada a nuestra casa va a sufrir el paso constante de personas y materiales, entonces también la forraremos ( foto ) para evitarnos disgustos.
Por último y muy a tener en cuenta, limpiar la escalera y ascensor todos los días de trabajo, cuando terminan los profesionales, para no tener que recibir quejas de los vecinos.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos a buen seguro la reforma de nuestra casa será más llevadera y sin sobresaltos.