Archive for the ‘iluminación’ Category

Cómo colocar un plafón en el techo

Lunes, agosto 8th, 2011

Cómo colocar un plafón en el techo. En esta ocasión, en Blog de Reformas vamos a proponer un método para la colocación de un plafón en el techo. En este caso, optaremos por un plafón de poliestireno, ligero, económico y fácil de colocar. Una alternativa perfecta para renovar las luces del hogar.

 Cómo colocar un plafón en el techo

Colocar un plafón, paso a paso

  1. En la parte central del plafón, haz un agujero lo suficientemente grande para que pase el gancho y el cable de la lámpara que tenemos en el techo. Deberá ser una lámpara decorativa, a ser posible.
  2. Este tipo de plafones suele venir en color blanco: vamos a adornarlo acorde a la habitación en la que lo pondremos. Aplica un tono similar al de las paredes o los muebles, según te guste, con una imprimación al agua, primero, y una pintura acrílica del color que quieras, cuando la imprimación se seque. Usa un rodillo de espuma pequeño o una brocha. Pinta sólo la cara que sea visible, la otra ha de conservar su porosidad.
  3. Ahora es el momento de cortar la corriente y descolgar la lámpara que tengas colgada.
  4. Pega el plafón con adhesivo de montaje por la cara que no está pintada (la que ve pegada al techo).
  5. Pasa el cable a través del orificio que hemos hecho.
  6. Fija el plafón presionándolo un poco.
  7. Pon otra ves la lámpara.
  8. Y ya tienes un nuevo aire en la iluminación del hogar.

Feng Shui en el dormitorio

Jueves, julio 7th, 2011

Feng Shui en el dormitorio. Si en otros artículos hemos hablado del Feng Shui en la cocina o en el cuarto de baño, la armonía en el dormitorio también es muy deseable. Conseguirla implica seguir los consejos que proponemos a continuación.

Feng Shui en el dormitorio

Cómo tener un buen Feng Shui en el dormitorio

  • El dormitorio ha de estar en el sitio más tranquilo y protegido de la casa.
  • El dormitorio ha de tener paredes y puertas, que lo aparten del resto de la casa. Si vives en un estudio, opta por biombos o separadores de ambientes.
  • El techo ha de ser plano, sin salientes ni vigas.
  • Coloca la cama, y en especial el cabecero, lo más alejado posible de la puerta.
  • Procura que no hay ningún espejo sobre el respaldo de la cama. Si tienes un espejo, procura que no se vea mientras estás acostado.
  •  Evita los ventiladores de techo (y, en general, cualquier cosa que cuelgue) sobre la cama.
  • Si cambias de trabajo, de casa o de pareja, cambia la cama (o, al menos, las sábanas)
  • Los colores de las paredes han de ser pasteles, al igual que las alfombras, en tonos claros.
  • No coloques nunca dos espejos, y menos, uno enfrente del otro.
  • El orden es esencial, así como una temperatura media que no sea ni mucho frío ni mucho calor.
  • La iluminación ha de ser suave.

Feng Shui en la cocina

Miércoles, julio 6th, 2011

Feng Shui en la cocina. El Feng Shui es una técnica oriental de armonización del ambiente que proporciona paz y tranquilidad al hogar en el que se convive. En el caso de la cocina, te aportamos las normas para encontrar el equilibrio en esta estancia.

 Feng Shui en la cocina

  • Una cocina armónica, el ambiente ideal para cocinar 

Lograr un buen Feng Shui en la cocina empieza por una orientación adecuada: si aún estás con los planos de la casa, oriéntala hacia el sur para crear un buen ambiente, ya que el sur se relaciona con el  fuego, y éste es el elemento principal de la  cocina.

La perfecta cocina Feng Shui no tiene televisión ni teléfono, ya que la electrónica interviene negativamente en la tranquilidad. La estancia gira en torno a la cocina y el fregadero. La cocina ha de mantenerse siempre limpia, sin almacenar sartenes u ollas en el horno, si dejar nada en las hornillas.

Si quieres evitar los problemas económicos, separa la cocina del fregadero. Usa plantas como decoración en esta estancia, ya que crean buen ambiente. Procura que la iluminación sea natural, y, si no es posible, coloca en las esquinas de la cocina cuencos con sal gorda.

En tema de colores para la pared, usa tonos tierra, como el beige, ya que representa la calidez y la tranquilidad. También puedes usar el verde, perfecto para para que la economía mejore, o el azul, que fomenta la comunicación.

Tendencias: decoración zen para baños

Domingo, mayo 8th, 2011

Tendencias: decoración zen para baños. A la hora de imprimir un estilo en nuestro cuarto de baño, se suele escoger alguno que cuadre con los gustos personales, el estilo de la vivienda o las tendencias del momento. Una de las tendencias de moda es la decoración zen.

 Tendencias: decoración zen para baños

  • Armonía 

La decoración zen destaca por la búsqueda de la armonía y la tranquilidad. Proveniente de Oriente, este estilo busca la paz interior a través de las pequeñas acciones cotidianas: por ejemplo, darse una relajante ducha en el ambiente propicio puede ser una fuente de pensamientos positivos.

  • Simplicidad

Es por ello que la decoración zen huye de la ornamentación en exceso: si buscas crear este tipo de espacio en el cuarto de baño, recuerda que debes buscar el equilibrio: esto es, pocos objetos, aromaterapia y materiales naturales, como el bambú u otros tipos de madera natural.

  • Materiales

La madera natural es uno de los ejemplos de materiales utilizados en el estilo zen, en los que predominan los poco tratados o industrializados. La piedra natural es otro de los must de este tipo de decoración.

  • Iluminación

La iluminación debe crear el ambiente propicio para crear la ansiada paz interior: por ello, huye de las iluminaciones directas y potentes.  Lo más adecuado es una luz indirecta y sutil, que muchas veces se logra gracias a proyectores de luz que permanecen medio ocultos entre la decoración.

  • Colores

Los colores usados en la decoración zen casan con los que ofrece la naturaleza: blancos, ocres, grises, beiges y colores neutros en general son los preferentes en este estilo, que también busca la calidez.

Iluminación en el hogar

Viernes, abril 29th, 2011

Iluminación en el hogar. A la hora de iluminar nuestro hogar, hay distintas maneras de colocar las luces: no en vano, y sin olvidar la practicidad, iluminar una estancia (y no digamos una casa entera) es un arte, ya que hay que tener en cuenta los usos que se le va a dar a cada espacio en concreto.Por ello, hablaremos de distintos tipos de iluminación, que enumeramos seguidamente para que se pueda diferenciar sin problemas.

 Iluminación en el hogar

  • Tipos de iluminación
  1. Luz general: parte de una lámpara central. Es la más habitual de encontrar.
  2. Luz directa: es la que se suele usar para actividades como la lectura, el trabajo de oficina o la escritura.
  3. Luz de ambiente: se trata de una luz más suave y difusa, que confiere intimidad a un espacio.
  • Tipos de bombillas 

Según las bombillas que usemos, se distinguirá entre los siguientes tipos de luz:

  1. Incandescentes: Son las bombillas “normales”, la que se pueden ver en la mayoría de hogares. Son las más baratas, en el momento de adquirirlas, pero su consumo es muy alto, por lo que a veces no compensa.
  2. Halógenas: Ofrecen más luz que las anteriores, y su consumo energético es muy similar, aunque suelen durar el doble o el triple que las incandescentes. Su uso más habitual es en zonas de paso, como vestíbulos o pasillos.
  3. Fluorescentes: Suelen colocarse en espacios en los que la luz va a estar mucho tiempo encendida, ya que consumen un 80% menos que las incandescentes y duran 10 veces más. Cocinas, garajes y talleres son las estancias más habituales en las que se ven fluorescentes.
  4. Lámparas de ahorro energético: La última novedad del mercado tiene un consumo muy reducido, y suelen, como las anteriores, ponerse en espacios en los que la luz está encendida mucho tiempo, ya que tardan varios minutos en funcionar al 100%. La luz que proporcionan es cálida.

Los fusibles de la luz.

Lunes, enero 24th, 2011

Antiguamente los enchufes, interruptores, etc, disponían de un fusible individual que ejercía las funciones de un elemento de seguridad.

Interruptor.

Cuando se producía un cortacircuito, un chispazo, siempre saltaba el fusible de la luz.

Quien no recuerda aquello de ” han saltado los plomos“, siempre se decía cuando el fusible hacía su función de protegernos a nosotros y la instalación. Se rompía el fusible y había que volver a sustituirlo.

El fusible ha sido el punto más débil de la instalación eléctrica, por donde se rompía el circuito y no dejaba pasar la electricidad.

Antes solo había un circuito de electricidad para toda la vivienda y de ahí que tuvieramos un fusible general para el alumbrado, enchufes, fuerza, etc.

Fusible.

Hoy en día las instalaciones son más seguras y disponemos de circuitos independientes que son protegidos por interruptores diferenciales que saltan como seguridad según la parte de la instalación que corresponda.

Todavía hay muchas viviendas que tienen interruptores con fusibles individuales y que poco a poco se van sustituyendo.

No cabe duda que las instalaciones se quedan obsoletas y se cambia a mejor.

Siempre y cuando se coloquen los interruptores diferenciales, las instalaciones mantienen su condición de instalación segura y protegida.

Colocar focos halógenos.

Domingo, noviembre 28th, 2010

Cuando bajamos los techos de la vivienda y queremos instalar las luces en el techo, lo más habitual es colocar focos halógenos.

Los focos halógenos, si los queremos empotrar en el techo, este techo falso debe tener al menos unos 10 cmts. de vacío. Los focos van unidos entre si para que se enciendan todos a la vez cuando pulsamos el interruptor.

Focos halógenos del techo.

Si queremos colocar los focos en un pasillo y este es muy largo, la instalación de los mismos en una sola linea central, puede dar la sensación que el pasillo es muy largo, favoreciendo los focos esta circustancia. Sin embargo, como en la foto, como ponerlos alternos en grupos de dos o tres, y de esta manera rompe la linea longitudinal del pasillo, alternando luces a ambos lados de la anchura del pasillo.

En ningún momento el pasillo se queda sin iluminación por alternar los focos, ya que el haz de luz que emiten los focos, es bastante amplio como para no crear sombras, sobretodo si el pasillo no es muy ancho, en torno a los 90 cmts.

Los focos halógenos emiten una luz más clara y limpia que los focos de bombillas normales, pueden ser orientables si los modelos son basculantes, pudiendo optar por enfocar el haz luz a diferentes posiciones del pasillo.

Tener en cuenta que los focos halógenos suelen ser más caros que una bombilla normal con forma de pera y además son más propensos a fundirse o romperse, por su fragilidad.

Halógeno, luz limpia

Martes, febrero 19th, 2008

El foco halógeno nos trasmite la sensación de una luz limpia y clara con una alta intensidad de iluminación.

El foco halógeno es muy apropiado para techos bajos, pasillos o cuartos de baño, con espacios reducidos y muy oscuros.

Luz halógena en techoCuando se colocan en una longitud larga o en un cuadrado hay que tener en cuenta dejar unas distancias aproximadas entre focos de 70 cmts, empezando desde la primera pared a 50 cmts, todo esto es con el fín de no crear sombras en el espacio que se quiere iluminar con el fin de que los haces de luz se superpongan cubriendo toda la superficie a iluminar.

Por ejemplo, en un pasillo, tenemos que existe una acometida de electricidad en el techo y queremos colocar focos halógenos. Se colocarán los focos en serie, puntenado de unos a otros mediante las reactancias individuales de cada uno, y después de cada reactancia tendremos dos cables para enlazar a cada foco halógeno en sí.

Si bien los agujeros para ubicar los halógenos en el techo hay que hacerlos antes o después de pintar, si se hacen con la corona especial para tal fín antes de pintar, cuando vayamos a pintar hay que soltar el embellecedor del foco halógeno para que este no esté en contacto con la pintura (foto ) y no se pueda dañar el dorado o cromado con la pintura.

Si por el contrario primero pintamos y luego hacemos los agujeros para los focos, no hay peligro de dañar los embellecedores por estar ya pintado el techo. 

En el mercado tenemos focos halógenos de todo tipo, si bien los más habituales son los que van empotrados en los techos, también se fabrican tipo lámpara de pared, de techo o de pie tipo torre.

El riesgo que tienen los halógenos es que es una luz con una lámpara muy delicada que se puede fundir facilmente, incluso sin llegar a tocarla o por cualquier movimiento suave de ajuste o de instalación.

Las cajas de electricidad

Viernes, febrero 1st, 2008

Las cajas de electricidad, en la vivienda, se colocan previamente en los tabiques para posteriormente hacer la distribución de puntos de luz, enchufes e interruptores.

El electrecista pica las rozas en las paredes  y coloca los tubos coarrugados, llamados también tubos de macarrón, para una vez terminado el albañíl e incluso cuando ha finalizado el pintor, mediante guías flexibles introducen los cables a través de los tubos.

Cajas de electricidadLa red eléctrica se realiza en forma de anillo utilizando las cajas generales (foto) para distribuir a otras cajas también generales y desde cada una de estas a los enchufes, interruptores, etc.

Antiguamente los tubos eran metalícos rígidos pero en las instalaciones actuales, que son empotradas, el tubo coarrugado permite hacer curvas en el mismo, permitiendo más facilmente meter los cables de las instalaciones y evitar curvas cerradas que impedirían introducir los cales de la red eléctrica.

Es importante que los tubos estén bien recibidos y no queden sueltos porque esto daría problemas para la distribución de los cables.

Si los tubos de electricidad van por el suelo, cosa que no está permitida, hay que colocar tubos reforzados para que no se plasten con el paso de las persionas durante la obra.

Lo habitual, para las redes eléctricas de la vivienda, es que se instale una red para fuerza con enchufes y otra para la iluminación, independientes entre sí. Siendo este tipo de redes más seguras por aislar unas de otras por si existen problemas de funcionamiento y controladas cada una de ellas con mangnetotérmicos diferenciales, desde el cuadro generál.