Archive for the ‘horno’ Category

El horno y la nevera.

Martes, agosto 7th, 2012

En cocinas con espacios reducidos, es necesario aprovechar los huecos al máximo. En este caso, creo que un error que se repite con frecuencia, es la colocación del horno o microondas junto a la nevera.

Diseñar la cocina.

La nevera debe estar separada de focos de calor y aunque exista un tablero divisorio entre ambos aparatos, siempre se transmite el calor hacia la nevera, durante el funcionamiento del horno o microondas.

La consecuencia a la larga puede ser un mal funcionamiento de la nevera, formaciones de hielo interior en la zona de frío, no de congelador, deshielo parcial del congelador y a la larga avería del motor de la nevera.

Debemos crear un espacio de separación lateral de al menos 10 ó 15 cmts. La zona ideal para colocar el horno es debajo de la placa de cocinar si no disponemos de muchos huecos libres.

La ubicación perfecta de la nevera o combi, será en la parte final de la línea de los muebles, en una esquina y no junto a la ventana, para evitar que el volumen del aparato nos robe luz a la cocina.

No obstante en la mayoría de los casos, nos econtramos muy limitados y hay que buscar soluciones imaginativas que no siempren son las deseadas. A no ser que tengamos una cocina grande hay que ajustarse a los metros existentes.

Medir, diseñar y montar los muebles de cocina.

Miércoles, abril 4th, 2012

La medición de la cocina para la distribución de los muebles de la cocina, debe ser realizado por un profesional del gremio.

Cuando tenemos pensado reformar la cocina, siempre tenemos en mente un diseño que nos gustaría hacer realidad, pero en cocinas normales, con medidas de entre 3 – 4,5 mts. de largo por 2 – 2,5 mts. de ancho, tenemos ciertas limitaciones que no siempre permiten hacer lo que nosotros queremos.

Muebles de la cocina.

El mueblista o profesional de las cocinas, realiza una medición de la cocina antes de ser reformada. Tendrá en cuenta la ubicación de la puerta, la ventana, si hay alguna columna o viga que cruce la cocina, la altura hasta el techo, la ubicación del radiador si existiera, la caldera o sistema del agua caliente y la posición para la mesa y las sillas, de uso diario.

El cliente debe tener también claro varios conceptos para su futura cocina:

La altura de los muebles altos, si van a ser de 70 ó 90 cmts, o incluso si van a llegar hasta el techo.

Material de los muebles, madera, aglomerado, pvc…etc.

Tipo de puertas con apertura lateral o vertical.

Color de los muebles, de las puertas.

Muebles superiores con cornisa- moldura o sin cornisa.

Tipo de encimera para la cocina, de formica, silestone, mármol, granito, resina….etc.

Fregadero de 45, 60, 90 con dos pozos, 90 con pozo y escurridor, o fregadero en escuadra. Fregadero bajo plano sujeto por debajo de la encimera o sobreplano, apoyado encima de la encimera.

Lavadora y lavavajillas, o sólo lavadora.

Lavavajillas de 45 ó 60 cmts. de ancho.

Campana extractora con salida de gases a fachada, chimenea o con filtros por imposibilidad de evacuación al exterior. Si la campana será de casete extraible de 60 cmts. o decorativa de 70-100 cmts. de ancha.

Placa de cocina de gas, eléctrica, mixta o vitro cerámica.

Horno, microondas o ambos en uno.

Combi de 60 cmts. o doble anchura.

Electrodomésticos integrados en los muebles, no visibles, cubiertos por las puertas de los muebles o a la vista.

Una vez elegidas las opciones posibles y medida la cocina, el mueblista realizará el presupuesto de la cocina para la aprobación por parte del cliente. Si el presupuesto es aceptado, diseñará el plano en planta y en alzado, con la ubicación de los aparatos para que el fontanero, calefactor y electrecista puedan realizar la reforma.

Cuando el albañíl termine el alicatado de la cocina, el mueblista volverá a medir para comprobar  si hubiera variaciones en las medidas finales y fabricará los muebles.

Posteriormente, procederá a montar los muebles y su trabajo quedará finalizado.

Horno y nevera.

Martes, marzo 1st, 2011

Me he fijado en muchas cocinas, donde nos podemos encontrar la nevera y el horno juntos. En mi opinión no es apropiado que dos elementos que emiten temperaturas diferentes, estén juntos.

Teniendo en cuenta que transmitir el frío de la nevera al horno, si este no está funcionando, no hay problema. El mayor problema puede venir cuando el horno funciona, con las altas temperaturas que alcanza, transmita calor a la nevera.

Horno y nevera.

En este caso, el circuito de refrigeración de la nevera, está recibiendo un calor que no le beneficia para que el gas del compresor pueda hacer su función, la de comprimir el gas y enfriar la nevera.

Nos encontraremos que el compresor se va a ir deteriorando y por tanto la nevera en si. Le acortamos la vida útil del aparato por el simple hecho de no separar ambos elementos.

La posición de una torre de microondas y horno, más nevera en otra torre, es habitual para arrinconar los elementos altos y conseguir una encimera de cocina más amplia.

Esta distribución esteticamente, es perfecta, pero en lo práctico y funcional, si dañar el funcionamiento, es erronea.

Para aislar ambos elementos, se debería colocar al menos una madera vertical a modo de separación, de al menos 16 m/m.

Ya se que algunos mueblistas de cocinas dirán que esto no es así, porque no querrán reconocer sus errores y seguir así, como siempre lo han hecho.

La afirmación de que siempre se han montado los muebles de esa forma, no es válida y el perjuicio para las neveras en las cocinas, es palpable. Antiguamente se ponían los hornos debajo de las encimeras y esto era perfecto. La única pega era el tener que agacharse para manejar el horno, pero resultaba eficaz.

Horno y placa de cocinar.

Martes, diciembre 14th, 2010

La placa de cocinar y el horno, son dos elementos indispensables en toda cocina que se precie.  Cuando proyectemos la reforma de la cocina hay que pensar la ubicación y el espacio para las mismas.

Pueden ser instaladas en conjunto o por separado, entonces ¿ qué sistema elegir?. En mi opinión son dos aparatos complementarios pero que deben ir separados.

Horno y placa de cocina.

Si compramos el horno y la placa en conjunto, tendremos que los mandos de la placa están insertados en el cuerpo del horno, más concretamente en el frente. Compramos el equipò tal día que hoy y al de unos años, tenemos una avería de mucho importe económico y claro, como en ocasiones es más barato cambiar que reparar, optamos por cambiar. El problema viene que pasados unos años, como muchos fabricantes hacen, dicho horno o placa, ya no se fabrica, ¿ conclusión ?, tenemos que cambiar las dos piezas cuando solamente se nos ha estropeado una, por el simple hecho de que se tienen que acoplar en entre si.

Sin embargo, si las dos piezas son independientes, no están interconectadas, una avería de cualquiera de las dos, significa que la otra no se ve afectada y puede seguir en funcionamiento. En la foto se aprecia que la placa vitrocerámica tiene los mandos en la misma y el horno dispone de los mandos de control en el frente.

No nos dejemos llevar por lo estético y busquemos lo práctico y lo simple.

No necesitamos aparatos que realizan muchas funciones cuando resulta que la estadística dice que sólo utilizamos un 10% del potencial de cualquier aparato. Estamos pagando por unos servicios que al final no vamos a utilizar.