Archive for the ‘hierro fundido’ Category

Reutilizar los radiadores de calefacción.

Sábado, mayo 12th, 2012

No sé si será por la crisis o porque a los usuarios cada vez les gusta más lo antiguo, lo tradicional, pero se aprecia una tendencia a la instalación de radiadores de hierro fundido o de chapa.

En algunas viviendas antiguas, los propietarios están enamorados de los radiadores de hierro fundido y cuando realizan una reforma de cambiar las instalaciones de calefacción, optan por volver a colocar los mismos radiadores.

Radiadores de hierro fundido.

Nunca he sido partidario de colocar los radiadores antiguos por varias razones y voy a enumerar algunas de ellas.

– Para el profesional supone un trabajo extra y complicado manipular radiadores de tanto peso que a la hora de su colocación requiere de sujecciones especiales y que en ocasiones es necesario picar las paredes para empotrarlas.

– Los radiadores de hierro fundido con el tiempo generan una costra interior que se puede desprender y dañar a la caldera de calefacción, con el consiguiente deterioro y avería.

– Se origina una agua pastosa, de color negro que también puede dañar los mecanismos de caldera y llaves de paso, y en caso de una fuga de agua exterior, deja una marca en la madera y suelos de baldosas, que es dificil de limpiar.

– El desmontaje y montaje de los radiadores viejos, puede provocar que las juntas interiores, sobre todo si los radiadores son largos, que se resequen y se originen fugas interiores dificiles de solucionar.

– Una vez instalados y si con el tiempo se quiere pintar las paredes que están detrás de los mismos, la manipulación de estos radiadores es un problema por el inconveniente de dañar la madera al moverlos, las sujecciones o las propias paredes recién pintadas.

No obstante, para muchos todos estos argumentos no les harán desistir de sus preferencias, así que cada uno tome sus propias decisiones sabiendo los problemas que pueden surgir.

Fuga en el tubo de uralita.

Domingo, febrero 27th, 2011

Antiguamente las bajantes de fecales y de pluviales ( aguas de la lluvia ), se colocaban de hierro fundido. Era un material pesado, con pocas posibilidades de maniobra y con limitaciones de piezas, a la hora de ser instalado.

Después surgió el tubo de fibrocemento con composición de amianto, que coloquialmente se le llama de uralita. En realidad Uralita es la empresa que fabricaba dicho material y de ahí  se quedó el nombre de Uralita.

Tubo de uralita.

Los tubos de uralita eran más ligeros, manejables y se podía cortar con facilidad, cosa que con los de hierro era más costoso por su grosor.

Las uniones de los tubos de uralita, se realizaban con masilla. Con el tiempo se ha comprobado que la composición de amianto, incorporada al tubo de fibrocemento, es perjudicial para la salud y está totalmente prohibido su comercialización.

Los tubos de uralita, con el paso de los años y el uso continuo para conducir las aguas, se cuartean y rajan, como si fueran resecándose y parecen imitar al cartón. Todo esto origina fugas y humedades a los pisos contiguos donde se instalaron las bajantes.

Las uniones, al ser con masilla, esta se reseca, pierde sus propiedades y origina fugas (ver foto). En la foto se aprecia una fuga de agua en la junta, ya que al chocar las aguas que bajan, con la cabeza de la bajante, rebota el agua y sale fuera de la tubería.

La forma de solucionar esa fuga puede ser de varias formas: limpiar la junta y echar hidrólica, silicona, sikaflex o masilla plástica. Conseguimos que el agua que rebota no escape y se elimine la fuga.

La mejor opción cuando se quieren cambiar las bajantes, es colocar tubos de PVC, porque son eternos.

Alcantarillas ¿ para qué ?

Lunes, enero 28th, 2008

Las alcantarillas son esas rejillas que vemos por la calle y que a veces son el fondo de muchos objetos caidos, y nos preguntamos cual es su función.

A parte de llevarnos malos ratos cuando nos traga las llaves u otros utensilios, cumplen una función importante en las calles.

AlcantarillaLa lluvia caida en las aceras y en la calzada, necesita ser canalizada para que no se produzcan inundaciones, de ahí que recojan el agua para ser conducida por redes de tuberías para las aguas pluviales y posteriormente desenbocar en ríos, riachuelos, depuradoras o al propio mar.

Como no son aguas sucias, con olores como las de aguas fecales, las conduciones son abiertas y en contacto con el exterior, de ahí que no necesiten sifones que impidan malos olores.

En lugares donde llueve poco, cuando hay un esceso de lluvias, las alcantarillas no dan abasto para recojer todas las aguas, por eso se suelen originar inundaciones de pisos bajos y locales a pie de calle. Es un problema que muchos ayuntamientos no solucionan y que deberían plantearse.

En zonas de lluvias habituales, las redes de recojidas de aguas pluviales y las alcantarillas, están bien dimensionadas y preparadas para constantes lluvias.

Normalmente las alcantarillas son en zonas abiertas al mismo nivel de la calle, dentro de las aceras o al ras de la calle con material de hierro fundido que aguanta y resiste pesos elevados e impactos de objetos pesados.

Los sanitarios del cuarto baño

Martes, julio 3rd, 2007

Los sanitarios del cuarto baño, marcan la distribución y la funcionalidad, del mismo.
Las tendencias actuales giran en torno a aparatos reducidos, funcionales y respetando el medio ambiente.
Se busca la sobriedad y a la vez la estética, persiguiendo la sencillez y redondez, en los diseños de
los aparatos.

El inodoro: de material cerámico o porcelana, con esmalte y de diferentes colores, aunque la preferencia es el color blanco, por ser limpio, claro e higiénico.
Se pretende hacer aparatos pequeños, consistentes y que oculten las instalaciones de fontanería.
Los mecanismos de descarga de los depósitos, se conciben par conseguir el ahorro de agua, con dos pulsadores para descargar 3 o 6 litros, según necesidades del momento.
También se fabrican inodoros de acero inoxidable, pero su uso es más bien para lugares vanguardistas o para centros hospitalarios.

El bide: al igual que el inodoro, se fabrican cada vez en medidas más reducidas, con tapa para ocultar su base y conjuntar en forma y tamaño con el inodoro. Los colores, también suaves para dar mayor claridad al baño y sobre todo el color blanco.

El lavabo: de líneas redondeadas, sin aristas, se fabrican de muchas formas, en función de la base que lo vaya a sujetar, un armario o pie de fijación.
Se fabrican de muchos materiales, como el cristal, el mármol, el acero inoxidable pero sobre todo cerámico.
Dentro de la situación de colocación en un armario con encimera, impera el lavabo bajo plano que se sujeta por debajo de la encimera, permitiendo limpieza y comodidad en su uso.
Luego está el sobreplano, que se apoya por encima de la encimera o el de encastrar que se instala entre al encimera y la base del mueble.

La bañera: las más fuertes son las de hierro fundido, por su consistencia y resistencia a los golpes, por eso son las más caras.
Las de chapa de acero, se colocan normalmente en obra nueva, por su comodidad de instalación y precio económico. Pesan poco y producen el efecto tambor al caer el agua en su interior.
Las de poliester, son fuertes, fáciles de mover y aguantan impactos sin deformarse ni saltarse el tratamiento de pintura de su interior, y además no producen la sensación de frialdad al utilizarla porque conservan mejor el agua caliente en su interior.
Las bañeras también se fabrican con hidromasaje, para crear el movimiento de las aguas masajeando el cuerpo. Dentro del hidromasaje puede ser de movimiento aire-agua o solo agua, siendo mejor la primera por la creación de burbujas relajantes en el inteior de la misma.

Los platos de ducha: están ganando adeptos y cada vez es más común su colocación.
Los hábitos de vida hacen que no tengamos tiempo para bañarnos pero si para ducharnos, de ahí el auge del plato de ducha, además representa una comodidad de movimientos por su poca altura. Los materiales empleados para su fabricación son la porcelana, poliester, mármol, chapa de acero y algún otro material poco utilizado, predominando la colocación de la porcelana.