Archive for the ‘gotelé’ Category

Pintura y el papel pintado.

Domingo, octubre 21st, 2012

Las modas cambian con los gustos y preferencias de los usuarios, y sin duda la vuelta al papel pintado es una muestra de ello.
Paple pintado.
Hemos pasado de pintar las paredes en liso a pintar las paredes sobre gotelé. En su época el gotelé hacia furor pero llegó el momento que nos cansamos de las paredes rugosas y granuladas donde se acumula facilmente la suciedad.

Muchos usuarios se plantearon alisar las paredes y pintar sobre liso con colores que antes eran impensables en una vivienda, colores fuertes como el granate, negro, verde, azul, etc.

Ahora parece que volvemos al clásico color blanco o amarillo, de toda la vida, pero combinado con papel pintado hasta media altura y cenefas de separación entre pintura y el papel.

Según sea la estancia, dormitorio de adultos o niños, existen multitud de combinaciones diferentes. Se trata de un material que cualquiera puede colocarlo con un mínimo de gusto.

Siempre que la pared esté completamente lisa, apliquemos la cola a la pared y al papel, y peguemos el papel siguiendo un nivel recto previamente trazado, podemos disfrutar de un toque diferente en nuestro dormitorio.

Quizás sea menos habitual poner papel pintado en el hall, salón y pasillo, pero eso no quita para que busquemos un papel sobrio, sin ornamentos, para colocarlo también en estas estancias.

Por poco dinero podemos dar un aspecto más alegre y diferente, a las paredes de nuestra vivienda.

Quitar el papel de las paredes.

Miércoles, marzo 9th, 2011

Antiguamente era típico y estaba de moda empapelar las paredes de la casa. Incluso quien quería cambiar el aspecto de la casa, ponía empapelaba encima del papel existente.

Muchos pintores se encuentran que cuando quitan el papel viejo de las paredes, arrancan varias capas de papel.

Empapelar las paredes.

Con el papel se tapaban muchas faltas y se disimulaba los defectos. Al arrancar el papel viejo, necesariamente hay que preparar las paredes, para pintar sobre liso o para poner el gotelé.

Es necesario en muchas ocasiones, volver a lucir las paredes por el mal estado en que se encuentra. Puede suceder que se desprenda el yeso viejo de las paredes, pudiendo verse hasta el ladrillo.

Es un trabajo muy laborioso dejar las paredes en condiciones para poder pintar. La misma cola vieja que está adherida a la pared, requiere mucho esfuerzo de raspar y alisar.

Presupuestar la reforma de pintar una vivienda, sin saber como estarán las paredes debajo del papel, es algo incierto que muchos pintores prefieren ver primero el estado de las paredes.

En algunas viviendas estoy viendo como los usuarios vuelven a solicitar que les empapelen las paredes, volviendo un poco a lo clásico y lo antiguo. Es normal que la gente se canse de la pared lisa de un color o del gotelé. No es de extrañar el gusto por tener paredes con motivos florales, gráficos o de jugetes en las habitaciones de los niños.

La moda se retrae hacia atrás, lo antiguo nunca muere.

Poner gotelé o alisar paredes.

Domingo, enero 17th, 2010

Cuando pintamos las paredes de casa nos planteamos poner el gotelé para pintar encima o pintar sobre liso.

Dependiendo de cada caso es mejor una opción u otra.

Si las paredes tienen muchos defectos, no están lisas y existen algunas irregularidades en su superficie, tenemos la posibilidad de que el pintor aplique el gotelé para en cierto modo disimular esos fallos. La ventaja es que resulta más económico que preparar las paredes y alisarlas. Dentro de los goteles hay de diferentes grosores de la gota, así podemos optar por una gota fina que es algo intermedio entre la pared lisa y la gota gorda más clásica en su estilo.

Si por el contrario nos gustan las paredes lisas, el pintor tendrá que dejar las mismas perfectas, utilizando el aguaplast en caso de que haya pocas faltas o lucir las paredes, trabajo del albañíl, si están muy deterioradas con desniveles, desconchados o abombadas. En este último caso resultará lo más caro. Si las paredes no quedan completamente lisas, las luces del techo o paredes, revelarán las faltas creando sombras en las mismas.

De todos modos lo que debe primar es el gusto de cada uno y el dinero que nos queramos gastar.

Coordinar la reforma

Sábado, octubre 18th, 2008

Un error que se comete a menudo cuando queremos realizar la reforma de la vivienda, es no organizarla correctamente.

Hay que tener en cuenta que la reforma lleva un proceso y que hay que coordinar los gremios para que todo sea más fácil y no se originen retrasos.

Si la reforma abarca toda la vivienda, primero empezará el albañíl picando las paredes y suelos de cocina, baños y derribando tabiques si fuera necesario. En ocasiones interviene a la vez el fontanero para quitar los sanitarios y bloquear el paso del agua si la llave de paso no cierra bien.

El albañíl realiza el desescombro, levanta los tabiques y suele subir los materiales para el resto de su trabajo, como son las baldosas y azulejos. Si se cambia la madera del suelo, el carpintero levanta la tarima.

El carpintero quita las ventanas si las nuevas van a ser de madera, en caso contrario las quitará el metalista si las nuevas a colocar son de aluminio o pvc.

Seguidamente entran el fontanero, realizando las instalaciones del agua y desagues, le sigue el electrecista poniendo los tubos para la instalación eléctrica y el calefactor si se hace la calefacción.

Lo habitual es que al menos las ventanas nuevas de la cocina y baño/s, estén colocadas antes de que intervenga de nuevo el albañíl para alicatar las paredes y solar los suelos. El resto de las ventanas pueden colocarse a la vez o después, si el remate de las ventanas con las paredes lo hace el metalista o el albañíl.

Una vez termina el albañíl, el escayolista pondrá los techos falsos y molduras de escayola, el carpintero pondrá los suelos de madera, rodapies y puertas, después el fontanero instalará los sanitarios, el calefactor colocará los radiadores y caldera, y el electrecista hará el cableado de enchufes y puntos de luz.

Por último el acuchillador acuchillará el suelo, lo barnizará y el pintor pintará todas las paredes y techos.

Hay pintores que prefieren pintar antes de que el barnizador haga su trabajo, para no estropear los suelos y otros que prefieren esperar para que al acuchillar el polvo que se levanta no se adhiera a la pintura, sobre todo si es gotelé, y pintar al final.

Siguiendo estos sencillos pasos y coordinando la reforma de esta manera, conseguiremos no tener problemas de agobios y llevar un proceso correcto para no entorpecer a los gremios, ni perder tiempos valiosos durante la reforma.

No podemos permitirnos que varios gremios trabajen a la vez, por que conseguiremos que no estén a gusto y rindan por debajo de lo necesario, retrasando la reforma.

Pintar las paredes

Miércoles, enero 2nd, 2008

Cuando queremos pintar las paredes de nuestra casa se nos presentan varias opciones que dependiendo del dinero que queramos gastar, el color o el estilo optaremos por una u otra.

Pintura paredesSi nos gusta las paredes lisas el albañíl tendrá que lucirlas si no estan bien lisas ya que pintar una pared con salientes o deformidades se notarán más los fallos e irregularidades que si la pared la pintamos con gotelé.

No obstante el pintor tiene que lijarlas arreglar los pequeños fallos con el aguaplast para volver a lijarlas de nuevo.. Una forma de comprobar si la pared está bien lisa, es cojer una lámpara junto a la pared y moverla horizontal y verticalmente. Si hay sombras significa que hay irregularidades.

Pintar en liso es más caro porque es necesario más trabajo del albañíl y/o pintor.

Si queremos pintar en gotele con gota fina o gorda, el trabajo del pintor será menos costoso ya que el gotelé tapa las pequeñas irregularidades.

Actualmente se tiende a pintar en diferentes colores muy distinto al clásico blanco de toda la vida. Los colores suaves como azul claro, amarillo y otros similares, son más baratos porque sobre una pared clara necesitan menos manos de pintura, en cambio los colores oscuros necesitan más manos para poder cubrir el fondo claro, de ahí que los pintores cobren más por este tipo de colores.

Se está poniendo de moda el estuco que presenta paredes muy vistosas y sufridas que el gotelé y el liso, pero supone mucho más trabajo y es más caro su aplicación.

Dentro de las pinturas para que nos dure años es conveniente las pinturas lavables que se pueden limpiar de manchas y rayas, por ejemplo cuando hay niños es muy práctico.