Archive for the ‘fecales’ Category

Goteras en la tubería.

Lunes, marzo 28th, 2011

Parece que lo controlamos todo o casí todo, y sin embargo, cuando se produce una gotera, de una tubería, nos trastoca de tal manera que tenemos urgencia por solucionarla. Sobre todo si es un escape de presión, ya que el agua se descontrola y puede originar graves trastornos.

Goteras en los desagues.

Sin embargo, si la gotera es en un tubo de desague (ver foto), parece que nos agobia menos y tenemos menos prisa por arreglarla.

La gotera de la foto, es con escape de agua constante, ya que es una bajante general de aguas fecales y si no es uno es otro, pero siempre está echando agua. En este caso, la gotera lleva más de tres semanas y cae en un garaje junto a un coche.

No sabemos si al propietario de la parcela no le importa tener la gotera al lado o es que el fontanero no ha tenido tiempo de arreglarlo porque estará muy liado.

¿Porqué se producen las goteras ?. En el caso de la foto, la rotura está en un injerto de pvc. Probablemente haya recibido un impacto, por dilataciones o por cambios de temperatura, se escape el agua.

¿La solución ?, la mejor es cambiar el injerto, ponerlo nuevo y parte de las tuberías que le enlazan. Otra solución, también válida y más barata, es poner una masilla endurecedora que tape la rotura, siempre que previamente se haya limpiado bien la superficie donde se colocará la masilla.

Fuga en el tubo de uralita.

Domingo, febrero 27th, 2011

Antiguamente las bajantes de fecales y de pluviales ( aguas de la lluvia ), se colocaban de hierro fundido. Era un material pesado, con pocas posibilidades de maniobra y con limitaciones de piezas, a la hora de ser instalado.

Después surgió el tubo de fibrocemento con composición de amianto, que coloquialmente se le llama de uralita. En realidad Uralita es la empresa que fabricaba dicho material y de ahí  se quedó el nombre de Uralita.

Tubo de uralita.

Los tubos de uralita eran más ligeros, manejables y se podía cortar con facilidad, cosa que con los de hierro era más costoso por su grosor.

Las uniones de los tubos de uralita, se realizaban con masilla. Con el tiempo se ha comprobado que la composición de amianto, incorporada al tubo de fibrocemento, es perjudicial para la salud y está totalmente prohibido su comercialización.

Los tubos de uralita, con el paso de los años y el uso continuo para conducir las aguas, se cuartean y rajan, como si fueran resecándose y parecen imitar al cartón. Todo esto origina fugas y humedades a los pisos contiguos donde se instalaron las bajantes.

Las uniones, al ser con masilla, esta se reseca, pierde sus propiedades y origina fugas (ver foto). En la foto se aprecia una fuga de agua en la junta, ya que al chocar las aguas que bajan, con la cabeza de la bajante, rebota el agua y sale fuera de la tubería.

La forma de solucionar esa fuga puede ser de varias formas: limpiar la junta y echar hidrólica, silicona, sikaflex o masilla plástica. Conseguimos que el agua que rebota no escape y se elimine la fuga.

La mejor opción cuando se quieren cambiar las bajantes, es colocar tubos de PVC, porque son eternos.

Sifón comunitario.

Martes, diciembre 21st, 2010

En construcciones de obra nueva, los desagues generales de fecales y pluviales, discurren por el techo del garaje. Para evitar el retorno de malos olores del saneamiento, hacia los tubos generales, se instala un sifón general.

El sifón se cubre de agua con el uso y tapona el retorno de olores al estar cubierto de agua.

Sifón

Unos de los problemas que existen actualmente, es que los tubos pasan por el techo del garaje, en horizonal, con poca pendiente de caida. Tampoco se puede poner los tubos más inclinados porque si no, lo coches pegarían en el techo con los mismos. Los usuarios tiran todo tipo de objetos por los inodoros, trapos, compresas, etc, y estos, al no tener pendiente las tuberías, se quedan depositados en las mismas. Con el uso continuo, son arrastrados hasta el sifón, creando verdaderos tapones y obstrucciones.

Las consecuencias de las obstrucciones son que el agua retorna hacia atrás, saliendo por los baños de las lonjas, que son los que se encuentran más bajos o a los primeros pisos de las viviendas.

Resulta bastante desagradable para un usuario, ver como de tu inodoro, retorna agua, porquería y otra serie de objetos innombrables. El sifón cumple su función pero a la vez se tapona con el uso.

El problema no es la sección del sifón que sea mayor o menor, al final siempre se obstruye por la mala conciencia y mal uso que hacen los usuarios, de los cuartos de baño.

La solución, la concienciación.

Trabajos verticales

Domingo, marzo 9th, 2008

Los trabajos verticales para realizar reparaciones, instalaciones y cualquier otra actividad relacionada con la construcción, se han convertido en una solución practica, rápida y económica.

Trabajos verticales en fachadaAunque aún se utilizan los andamios para trabajos que requieren mucha movilidad y seguridad, los trabajos verticales han sustituido a los andamios y plataformas para muchas acciones puntuales.

Cuando hay que sustituir una bajante de pluviales o fecales, se puede realizar dicho trabajo mediante la técnica del trabajo vertical, es decir colgados con cuerdas por la fachada, evitando la colocación de una torre de andamio.

Para reparar o sustituir ladrillos de caravista ( foto ), arreglar roturas en la fachada, molduras, aleros, etc, el trabajo vertical es lo más apropiado.

Con la implantación del gas natural, en muchas zonas donde no había suministro, los operarios de trabajos verticales han realizado una valiosa labor de realizar instalaciones por fachadas, patios, tejados y lugares de difícil acceso.

Los trabajos verticales también se utilizan para pintar zonas de difícil acceso o para realizar labores de limpieza de los paramentos y ventanas, en fachadas.

El trabajo vertical requiere también una serie de medidas a tener en cuenta del mismo modo que la colocación de los andamios necesitan sus normas de seguridad propias.

El operario que ejecuta una labor mediante la técnica de trabajo vertical, debe utilizar dos cuerdas de sujección, una la que le sujeta propiamente y otra de vida para sustituir a la principal en caso de rotura de la misma.

Para trabajar con comodidad se utilizan unas sillas apropiadas, sujetas en la cuerda que permite una mayor movilidad y comodidad, para el operario. También se hace necesario la utilización de casco contra la caída de objetos por encima del operario y señalizar la parte inferior vertical donde se ejecuta el trabajo e impedir el paso por la zona para evitar que los transeuntes que pasan por debajo puedan sufrir posibles caidas de objetos u herramientas.

En definitiva el trabajo vertical a supuesto un avance en las diferentes técnicas de los trabajos de la construcción y un abaratamiento de los costes de ejecución.

Malos olores

Miércoles, febrero 13th, 2008

Los malos olores que en ocasiones podemos tener en nuestra vivienda tienen su origen en las tuberías de aguas fecales o aguas sucias.

Las tuberías generales de evacuación de las aguas de los cuartos de baño, deben tener una salida al exterior por encima del último piso con el fin de que esos olores no se transmitan a las viviendas. Se da en muchos casos que esa ventilación al tejado no existe porque cuando hicieron la casa no se lo plantearon o no le dieron importancia.

Ventilaciones de tuberías de fecalesDe poco puede servir que tengamos sifones en cada uno de los aparatos del cuarto baño si no hay una ventilación suficiente que alivie los aires al tejado.

El fenómeno es bien sencillo de explicar, si en una tubería tenemos un volumen al descargar las aguas por la misma, ese volumen de aire viciado es desplazado verticalmente y si no encuentra salida por el tejado, buscará la salida por el punto más alto que en estos casos son los últimos pisos.

Los últimos pisos padecen las consecuencias de una falta de ventilación generál y normalmente huele por la bañera, ducha, bide o lavabo.

En otras ocasiones, si existe ventilación al tejado pero también huele en los pisos altos. Se trata de un olor muy desagradable y ello se debe a que cuando hay viento fuerte o el llamado viento sur  el mismo viento no le permite salir a los aires viciados haciendo de tapón y obligando a los aires a retornar hacia atrás y en este caso a los pisos superiores.

Con el fin de evitar este problema, las nuevas construcciones incorporan en las partes altas de las evacuaciones a tejado, unos antiretornos (foto ), que eviten estos casos y permiten evacuar sin problemas de retornos.

En edificios de poca altura, dos o tres plantas, el problema de malor olores no es habitual aunque no tenga ventilación a tejado, porque son pocos los vecinos y las propias tuberías y sifones, absorben o minimizan la ventilación de las mismas.