Archive for the ‘encofrado’ Category

Los puntales en la obra.

Sábado, marzo 12th, 2011

Los puntales de obra, son hierros extremadamente resistentes que sriven para apuntalar los techos.

Puntales de obra.

Cuando se realiza el encofrado de las plantas de las viviendas, los puntales sujetan el nuevo encofrado hasta que aguante por si solo cuando el hormigón fragua o seca.

En reformas, cuando se quiere cambiar o colocar una viga, aguanta la misma, para poder ser recibida y posteriormente mantenerse por si misma.

Los puntales son elementos indispinsables en toda obra nueva y en ocasiones en reformas, dando una seguridad de soportar grandes pesos. Tienen la característica de que se adaptan a todo tipo de espacios por poder ser regulados en altura.

También es habitual su utilización para sujetar gruas de obra, soportando el peso de la misma y poder subir y bajar materiales por fachada.

Los puntales se caracterizan por tener una base planta en ambos extremos, para repartir de una forma equilibrada, el peso que tienen que soportar, con agujeros para si fuera necesario, sujetar el puntal en el suelo o techo.

En definitiva, los puntales son unos buenos ayudantes de obra, que soportan lo insoportable.

Los puntales en la obra

Domingo, octubre 17th, 2010

Cuando se realizan los encofrados para la construcción de las plantas de una vivienda, hasta que el hormigón frague y no se caiga por estar reciente su aplicación, se colocan puntales que sujetan la estructura provisionalmente, el tiempo necesario hasta que la estructura y el hormigonado tengan suficiente resistencia.

Los puntales de la obra.
En otros casos, se retiran vigas para colocar otras suplementarias y mientras estas últimas realizan su función, los puntales aguantan el peso de la estructura superior.

Estos puntales, que son a modo de hierros, que hacen la labor provisional de columnas, tiene la posibilidad de regularse en altura y soportar pesos elevados.

En ocasiones ha sucedido que se han retirado antes de tiempo los puntales y las estructuras  se han venido abajo, por eso no hay que tener prisa en retirarlos y esperar el tiempo suficiente hasta que las vigas y columnas hagan su función, aunque sea al finalizar la obra.