Archive for the ‘empapelar’ Category

Cómo arreglar el papel de una pared empapelada

Viernes, junio 17th, 2011

Cómo arreglar el papel de una pared empapelada. El empapelado es una técnica para decorar las paredes que está de tendencia. Las paredes empapeladas tienen las desventaja que las manchas y las rasgaduras son más difíciles de solucionar. No obstante, de damos las claves para salir airoso de esta situación.

Cómo arreglar el papel de una pared empapelada

  • Qué necesitas
  1. Un trozo de papel con el mismo dibujo.
  2. Un cutter.
  3. Cola.
  •  Arreglar el papel rasgado
  1.  Busca un papel que tenga el mismo dibujo que el que tienes.
  2. Recorta un trozo de tamaño superior al que se ha rasgado.
  3. Coloca este papel sobre la superficie que se ha rasgado.
  4. Con el cutter, recorta un cuadrado un poco más grande de la superficie que debas tapar.
  5. Presiona fuerte ambos papeles para recortar el trozo deteriorado.
  6. Arranca el trozo estropeado con cuidado.
  7. Limpia la pared.
  8. Encola el trozo de pared y pega con cuidado el trozo, que previamente has seleccionado con el dibujo que coincide.
  9. Deja secar, presionando durante unos minutos.
  10. El arreglo no se notará.

Trucos para empapelar una pared

Lunes, mayo 30th, 2011

Trucos para empapelar una pared. Empapelar una pared es una buena forma de darle un aire nuevo a una estancia. El papel está de moda, no es muy caro y podemos colocarlo nosotros mismos sin tener grandes habilidades. Si quieres saber cómo colocar el papel de una manera sencilla y rápida, te lo explicamos a continuación:

 Trucos para empapelar una pared

  • Cómo empapelar una pared
  1. Cuando la pared esté lista, y el papel cortado, debemos encolar la pared.
  2. Con un nivel y un lápiz, traza una línea vertical para indicar donde poner el papel.
  3. Pon la primera tira en la mitad de la pared. Alinea la parte de arriba con el borde del techo.
  4. Ve desenrollando la tira, alisándola con una espátula de goma.
  5. Deja que se seque y corta los excesos con un cúter.
  6. Coloca la segunda tira con cuidado, intentando que case con la primera y que esté perfectamente alineada.
  7. Ve colocando en una sola dirección, acabando en las esquinas.
  8. Cuando acabes con la primera pared, sigue con la segunda, trazando otra línea vertical, ya que no suelen ser perfectas estas uniones.
  9. Continúa hasta finalizar con las cuatro paredes de la estancia.

Cómo desempapelar una pared

Sábado, mayo 7th, 2011

Cómo desempapelar una pared. Bien porque te has cansado del motivo que pusiste hace un tiempo y quieres poner otro papel en la pared, o bien porque has decidido usar otra técnica para decorar las paredes (esponjado, gotelé, pintarlas lisas…), lo cierto es que para cambiar o quitar el empapelado de la pared es necesario un saneamiento de la misma. Sigue leyendo y te daremos consejos para retirar el papel y sanear la pared.

Cómo desempapelar una pared

  • Pasos para desempapelar una pared
  1. Para desempapelar  una pared, humedece cada pieza de de papel con una mezcla de agua caliente y detergente, o agua y vinagre.
  2. Para despegar el papel, tira  del papel a la altura del rodapié  y tira del papel hacia arriba mientras siga mojado.
  3. Si te cuesta despegar una zona, humedece el trozo “rebelde” hasta que puedas.
  4. Tras retirar el papel, es posible que haya manchas o moho en la pared desnuda. Es necesario sanear la pared antes de pintar o empapelar de nuevo.
  5. Las manchas se pueden paliar lavando con fungicida la zona. Si tiene mucho tiempo, usa sellador.
  6. Si además vemos alguna grieta en la pared, debes solucionarlas. Usa tapagrietas universal, aplicado con una espátula. Deja que se seque totalmente.
  7. Cuando hayas hecho todo esto, puedes pintar la pared o volver a colocar otro papel (o cualquier otra decoración para los muros)

Elegir un papel para la pared

Jueves, abril 28th, 2011

Elegir un papel para la pared. Si hemos decidido revestir las paredes de una estancia como modo de reformarla y darle un aire nuevo, el papel es una opción excelente que, además, se encuentra de moda. No obstante, hemos de saber que existen distintos tipos de papel entre los que elegir. Exploremos las posibilidades que tenemos en este artículo.

Elegir un papel para la pared

  • Tipos de empapelado

Según el tipo de estancia, la función del papel y el acabado que queremos que tenga, podremos distinguir entre los siguientes tipos de empapelado para nuestra pared:

  1. Vinilo: el empapelado de vinilo tiene la ventaja de que es muy resistente a las condiciones del ambiente. Además, la superficie es lavable, lo que hace que muchos lo escojan frente al tradicional papel.
  2. Clásico: el que se puede ver en las paredes de las casas de hace unos años, estilo “Cuéntame” (si bien nos referimos a la textura y no a los motivos). Son poco resistentes: evítalos en cocinas y baños.
  3. Forro liso: los papeles de forro liso son muy usados como base para cubrir los defectos de las paredes. Encima de ellos se coloca el papel con algún motivo, que se adhiere mejor.
  4. Pintable: este tipo de papel es bastante especial, ya que sobre él se puede pintar (generalmente con pintura de látex), algunas veces varias capas de pintura.
  5. Hechos y pintados a mano: son el estadio más alto del papel, pero también el más delicado. Sólo se encuentra en tiendas especializadas y es bastante caro, aunque el resultado es excelente.

Paredes del baño.

Viernes, abril 1st, 2011

Para salirse de lo clásico y lo de siempre, podemos optar por combinar tipos de paredes o mejor dichos, acabados de las mismas.

Todas las paredes alicatadas con azulejos, no resaltan el baño, solo dan la sensación de clasicismo, sencillez y sobriedad.

Papel pintado.

Colocar azulejos hasta media altura y combinar el resto con pared lisa pintada o incluso papel pintado, le da un toque de gracia y alegría. Exceptuando la zona de ducha o baño, donde la pared tiene que estar alicatada por completo para evitar filtraciones de agua y para no deteriorar la misma.

Las posibilidades que ofrece el papel pintado, son ilimitadas y por un bajo coste podemos renovar nuestro baño cada poco tiempo. En cambio el alicatado es para muchos años. Nadie decide cambiar los azulejos al de 3, 4 o 5 años, por el hecho de que te canses del color y forma de los azulejos.

La monotonía es la peor de las recetas y en este aspecto juega un papel importante, nuestro entorno y nuestro hogar. Cambiar colores, formas y espacios, nos renueva y evita caer en la costumbre de tener siempre todo igual. Con el papel pintado, renovamos el aspecto y alegramos la vista, como si estrenaramos vivienda cada poco tiempo.

No soy partidario de empapelar todas las paredes pero si de buscar la conjucción de los azulejos, paredes lisas y el papel.

Cada elemento cumple su función y como todo en la vida, las cosas en exceso son malas, pero en pequeñas dosis, son beneficiosas. De ahí la necesidad de mezclar sin recargar.

Quitar el papel de las paredes.

Miércoles, marzo 9th, 2011

Antiguamente era típico y estaba de moda empapelar las paredes de la casa. Incluso quien quería cambiar el aspecto de la casa, ponía empapelaba encima del papel existente.

Muchos pintores se encuentran que cuando quitan el papel viejo de las paredes, arrancan varias capas de papel.

Empapelar las paredes.

Con el papel se tapaban muchas faltas y se disimulaba los defectos. Al arrancar el papel viejo, necesariamente hay que preparar las paredes, para pintar sobre liso o para poner el gotelé.

Es necesario en muchas ocasiones, volver a lucir las paredes por el mal estado en que se encuentra. Puede suceder que se desprenda el yeso viejo de las paredes, pudiendo verse hasta el ladrillo.

Es un trabajo muy laborioso dejar las paredes en condiciones para poder pintar. La misma cola vieja que está adherida a la pared, requiere mucho esfuerzo de raspar y alisar.

Presupuestar la reforma de pintar una vivienda, sin saber como estarán las paredes debajo del papel, es algo incierto que muchos pintores prefieren ver primero el estado de las paredes.

En algunas viviendas estoy viendo como los usuarios vuelven a solicitar que les empapelen las paredes, volviendo un poco a lo clásico y lo antiguo. Es normal que la gente se canse de la pared lisa de un color o del gotelé. No es de extrañar el gusto por tener paredes con motivos florales, gráficos o de jugetes en las habitaciones de los niños.

La moda se retrae hacia atrás, lo antiguo nunca muere.