Archive for the ‘combi’ Category

Medir, diseñar y montar los muebles de cocina.

Miércoles, abril 4th, 2012

La medición de la cocina para la distribución de los muebles de la cocina, debe ser realizado por un profesional del gremio.

Cuando tenemos pensado reformar la cocina, siempre tenemos en mente un diseño que nos gustaría hacer realidad, pero en cocinas normales, con medidas de entre 3 – 4,5 mts. de largo por 2 – 2,5 mts. de ancho, tenemos ciertas limitaciones que no siempre permiten hacer lo que nosotros queremos.

Muebles de la cocina.

El mueblista o profesional de las cocinas, realiza una medición de la cocina antes de ser reformada. Tendrá en cuenta la ubicación de la puerta, la ventana, si hay alguna columna o viga que cruce la cocina, la altura hasta el techo, la ubicación del radiador si existiera, la caldera o sistema del agua caliente y la posición para la mesa y las sillas, de uso diario.

El cliente debe tener también claro varios conceptos para su futura cocina:

La altura de los muebles altos, si van a ser de 70 ó 90 cmts, o incluso si van a llegar hasta el techo.

Material de los muebles, madera, aglomerado, pvc…etc.

Tipo de puertas con apertura lateral o vertical.

Color de los muebles, de las puertas.

Muebles superiores con cornisa- moldura o sin cornisa.

Tipo de encimera para la cocina, de formica, silestone, mármol, granito, resina….etc.

Fregadero de 45, 60, 90 con dos pozos, 90 con pozo y escurridor, o fregadero en escuadra. Fregadero bajo plano sujeto por debajo de la encimera o sobreplano, apoyado encima de la encimera.

Lavadora y lavavajillas, o sólo lavadora.

Lavavajillas de 45 ó 60 cmts. de ancho.

Campana extractora con salida de gases a fachada, chimenea o con filtros por imposibilidad de evacuación al exterior. Si la campana será de casete extraible de 60 cmts. o decorativa de 70-100 cmts. de ancha.

Placa de cocina de gas, eléctrica, mixta o vitro cerámica.

Horno, microondas o ambos en uno.

Combi de 60 cmts. o doble anchura.

Electrodomésticos integrados en los muebles, no visibles, cubiertos por las puertas de los muebles o a la vista.

Una vez elegidas las opciones posibles y medida la cocina, el mueblista realizará el presupuesto de la cocina para la aprobación por parte del cliente. Si el presupuesto es aceptado, diseñará el plano en planta y en alzado, con la ubicación de los aparatos para que el fontanero, calefactor y electrecista puedan realizar la reforma.

Cuando el albañíl termine el alicatado de la cocina, el mueblista volverá a medir para comprobar  si hubiera variaciones en las medidas finales y fabricará los muebles.

Posteriormente, procederá a montar los muebles y su trabajo quedará finalizado.