Archive for the ‘calor’ Category

Ahorrar energía con la aerotermia.

Jueves, octubre 25th, 2012

El aire que nos rodea está cargado de energía y la aerotermia consiste en aprovechar esa energía gratuita. Para ello necesitaremos una energía extra como puede ser la electricidad y un medio de transporte como puede ser el agua.

Aerotermia.

Mediante una unidad exterior, compuesta de un crompresor, ventilador y líquido refrigerante, conseguimos captar las calorías existentes en el aire, incluso en inviernos extremos, podemos obtener calor del aire. Otra parte fundamental del sistema es la unidad interior y entre ambas unidades circula el mencionado líquido refrigerante que traspasa las calorías al agua. El agua puede encontrarse  almacenada para su calentamiento y posterior uso para agua caliente sanitaria o como ayuda previa a una caldera de calefacción.

No obstante en determindas épocas del año y zonas geográficas, puede ser necesario otro sistema de apoyo para calentar el agua, sobre todo para calefactar la vivienda, pero no tanto para consegur agua caliente.

Los ahorros que se consiguen con el sistema de aerotermia son considerables. En función de la temperatura exterior, podemos conseguir ahorros de energía del 25 % y el 50%, o incluso superiores, para cualquier sistema de calefacción.

Si combinamos el sistema de aerotermia, con una calefacción de suelo radiante, podemos conseguir un sistema de refrescamiento, consiguiendo calefacción y climatización, con una sola instalación.

La desventaja de la aerotermia con un sistema convencional, es de un sistema de instalación más costoso de implantar, pero que se amortiza rapidamente.

Funcionamiento del radiador.

Lunes, abril 2nd, 2012

Los radiadores de nuestras casas tienen un sistema de funcionamiento que consiguen crear sensaciones cálidas y de confort.

El funcionamiento es muy sencillo, el agua caliente entra por la parte superior ( denominada IDA ), pasa por todos los elementos o cuerpo compacto, de radiador, para salir por la parte opuesta inferior ( denominado RETORNO ), perdiendo temperatura. El aire frío que pasa por debajo del radiador es calentado y sube por efecto del calor hacia la parte superior del radiador.

Se produce una radiación o transmisión del calor que transporta el fluido, agua ( no gas como piensa mucha gente ) hacia el aire que contacta con el radiador y este a su vez al ambiente del local, lo cual nos da la sensación de calor.

Radiador de calefacción

Es importante que el radiador no este muy bajo porque sino sería más dificultoso para el aire, pasar por detrás del radiador. Tampoco es conveniente introducir los radiadores dentro de huecos para ellos o nichos, por que no facilitan la salida del aire al local.

Tampoco son buenos los cubre radiadores porque también dificultan el paso del aire para contactar con el exteriror.

La mejor forma de colocar la entrada y salida del agua, es poner la entrada del agua caliente por la parte superior y la salida del agua fría por la parte inferior y opuesta ( ver gráfico ). Está es la mejor forma, aunque no la única para que el agua circule por el radiador.

Tubos y tubos

Jueves, febrero 17th, 2011

Viendo la foto parece que nos encontremos ante un embrollo laberíntico de tubos y más tubos, de cobre.

Sin embargo, sabemos que los tubos a la vista no son el colmo de la belleza, pero se puede apreciar cierta armonía y paralelos de los tubos, que le dan cierta elegancia. Entendiendo como elegancia lago que está bien hecho.

Tubos de cobre.

Algunos profesionales de la fontanería, gas o calefacción, se limitan a colocar las tuberías sin nada de gusto y luego el usuario, encima que tiene los tubos a la vista, le pega al ojo tanta irregularidad.

Hay que reconocer que el profesional se ha buscado la vida para cruzar todos los tubos sin estorbarse unos a otros, los tubos del agua fría, caliente, gas, ida de calefacción, retorno de la calefacción y acometida general de agua de presión.

Los tubos se cruzan pero no están en contacto. Podemos ver que los tubos de presión son de cobre de 15 m/m, suficiente para una cocina y baño que están juntos, y la calefacción en cobre de 18 m/m, para una instalación de 7 radiadores.

La terminación de los radiadores de calefacción es cobre de 15 m/m, sin embargo otros profesionales utilizarían cobre de 12 m/m, que aunque de menor sección también es válido pero con una mayor pérdida de carga que los tubos de más sección.

En esta instalación de calefacción, el cliente no quiso empotrar los tubos y se colocaron todos por encima de los rodapies, sujetos con abrazaderas. En este tipo de instalaciones, tiene la ventaja que los mismos tubos exteriores, hacen de radiadores, calentando el aire que está en contacto con ellos, aprovechando el calor que emanan.

No obstante cada instalación es diferente y puede variar la forma de instalar y secciones de las tuberías.

Detector de humos.

Lunes, diciembre 13th, 2010

Los sistemas de seguridad y protección son elementos necesarios y obligatorios por la cada vez más restrictiva normativa.

Detector humos.

En lugares públicos se instalan sistemas contra incendios, extintores, paneles fluorescentes, luces de seguridad y detectores de humos. En mi opinión todas las viviendas deberían estar equipadas con varios elementos para combatir los incendios, aunque que por desgracia, en ocasiones prima más la economía que la seguridad. No obstante nos debemos felicitar por la cada vez mayor concienciación en seguridad.

Dentro de los sitemas de seguridad, los detectores de humos (foto) son los chivatos de preaviso, en caso de un incendio. Así tenemos como en muchos garajes, hay instalado uno por cada parcela de garaje.

Se colocan en el techo y en caso de percibir humo procedente de una fuente de calor, emiten una señal acústica y sonora que inmediatamente manda una aviso a la central de control.

Aspersor de agua.

Otros sistemas de detección, también colocados en los techos, cuando perciben el calor del fuego, el líquido alojado en su cuerpo, se calienta y  desprenden un chorro de agua a modo de aspersores (foto), con el fin de sofocar el fuego.

Estos aspersores, están interconectados a una red de agua constante.

El único inconveniente es que aunque el foco de calor sea pequeño, pueden funcionar todos e inundar mojando todo lo que se encuentre en el recinto, con las considerables pérdidas económicas. Este sistema quizás está más en desuso aunque en su momento era la innovación, pero ahora otros productos más efectivos se abren paso en el mercado.

También es conveniente, colocar extintores y cuadros de mangueras con agua a presión, con una red independiente de la red general del edificio. Estos elementos nos permiten acceder a cualquier parte del local, donde se origine el incendio.

 Con el fuego, todas las precauciones son pocas.

Purgar los radiadores de la calefacción.

Viernes, noviembre 26th, 2010

Se acerca el invierno y empezamos a pensar en poner a funcionar nuestro sistema de calefacción. Hay una serie de consideraciones que debemos tener en cuenta a la hora de poner en marcha la calefacción.

Purgar los radiadores.

Debemos asegurarnos que la presión del circuito de los radiadores, cuando la caldera está fría, se encuentra entre 1 y 1,5 bar. ¿ Cómo se comprueba ?, en el forntal de la caldera tenemos un manómetro, que es un círculo a modo de reloj, donde tenemos marcado la presión del agua que está dentro de los radiadores. Si la presión está por debajo de 1 bar, tenemos que llenar el circuito con la llave de llenado situada debajo de la caldera. En algunas calderas y sobre todo en los últimos modelos, el manómetro ha sido sustituido por un display digital, mucho más exacto y fácil de visualizar.

Si hemos llenado el circuito es probable que tengamos que purgar los radiadores. No hay que tener ningín temor a purgar los radiadores ya que simplemente se trata de sacar los aires del interior de los radiadores, para que estos no impidan que el radiador caliente.

¿Cómo sabemos si hay aires en los radiadores?, es muy sencillo, ponemos en marcha la calefacción y después de unos 10 o 15 minutos, cuando los radiadores estén calientes, podremos comprobar que una parte del radiador esta fría y otra caliente, esto significa que tenemos aires y hay que purgar. También se puede probar con los radiadores en frío, con el simple hecho de abrir el purgador. Si sale agua (foto), colocando un vaso debajo para recojer el agua, cerramos el purgador porque no tenemos aires y sino nos saldrá aire. Cuando el radiador esté purgado saldrá agua y ya podemos cerrar el purgador.

Después de purgar hay que volver a controlar la presión en el manómetro y dejar en la presión normal en frío. Importante cuando llenemos el circuito hacerlo siempre con la caldera fría para evitar contrastes de frío y calor que puedan perjudicar a los mecanismos de la caldera.