Archive for the ‘aire caliente’ Category

Novedoso sistema de calefacción

Miércoles, noviembre 30th, 2011

El novedoso sistema de calefacción NOVA HEAT está formado por placas que emiten ondas infrarrojas y se conectan a la red eléctrica doméstica. No se necesita una potente red de electricidad siempre y cuando se valore el número de emisores a instalar.

Calefacción infrarrojos.

Un termostato regula su temperatura y las placas Nova Heat emiten frecuencias de rayos infrarrojos que penetran en los objetos consiguiendo calentarlos. La diferencia con otros sistemas es que no calienta el aire.
Los sistemas actuales calientan el aire, este asciende al techo y desplaza el aire frio hacia abajo donde precisamente se necesita el calor.

Nova Heat consigue calentar los objetos o personas con los que entra en contacto directo y estos emiten ese calor al ambiente de un modo natural, sano y así el aire no está viciado.

Se imita el sistema de calentamiento del sol que calienta la superficie y demás cuerpos, de la tierra. Este modo de calentamiento, ahorra de un 30% a un 50%, el consumo energético de los sistemas tradicionales.

Ventajas:
Reducción de olores.
Ahorro energético.
No produce polvo, ruidos o vibraciones.
No seca el ambiente.
Fácil de instalar a la red eléctrica.
Se puede instalar para calefactar zonas exteriores.

Poner el radiador

Jueves, noviembre 25th, 2010

Cuando se planifica la obra, no le damos importancia el tema de donde colocar los radiadores de la calefacción. Si coincide que la obra es gestionada por un decorador, lo más seguro que le de más relevancia a cosas estéticas y funcionales que a la practicidad del servicio de radiador.

Radiador de la calefacción.

En ocasiones, el radiador es el arrinconado y tiene que ser instalado en pequeños espacios, como últimos reductos de la casa, siendo el grán olvidado. Se tiene a ocultarlo cunado en realidad son diseñados con una apariencia que no desntonan con los elementos de la casa.

Lo más lógico es instalar los radiadores debajo de las ventanas, por el hecho de que cuando el frío entra por la ventana, al psar por encima del mismo, esa masa de aire es calentada y así el usuario de la vivienda tiene la percepción de un aire cálido y no una mezcla de calor y frío.

Si no tenemos ventanas o estas no permiten instalar los radiadores debajo de las mismas, podemos optar por colocarlos en cualquier pared, cunato más cerca de la pared de la fachada exterior, mejor.

También es habitual, contrariamente a mi opinión, encontrar los radiadores detrás de las puertas como queriendo esconderlos. De esta forma lo único que se consigue es que la función del radiador no sea efectiva al 100×100.

Lo que si es necesario aclarar y de lo que algunas personas dudan, es que el radiador puede estar junto a cualquier objeto sin el riesgo de quemarlo. Se trata de un calor seco, por tano, las cortinas, sofas, telas, muebles, etc, no sufren ninguna consecuencia en su superficie por la radiación del radiador.

Si queremos ser prácticos, podemos aprovechar el radiador para que nos caliente las toallas de ducha y tenerlas siempre secas en la temporada de invierno (foto).

Más adelante hablaremos de los radiadores de toallero para los baños, como elemento de doble función y eminentemente útil.

Radiadores de calefacción.

Miércoles, octubre 6th, 2010

La ubicación de los radiadores de la calefacción tienen una especial importancia, tanto en cuanto afectará al confort de la vivienda.

En una vivienda, tenemos paredes, suelos, ventanas, etc, que dejan escapar el calor y del mismo modo el frío, o sea la ausencia de calor, entra en la vivienda por todos los paramentos.

El punto más débil, para el cálculo de la calefacción, es la ventana, por donde más facilmente penetra el frío exterior. Si colocamos un radiador en una pared opuesta a la ventana, cuando entra el aire frio choca con el aire caliente que radia el radiador, y se produce una mezcla de aires de diferentes temperaturas, que hasta que se mezclan y adquieren una temperatura constante, el usuario no tiene la sensación de confort.
Radiadores de aluminio.
Sin embargo, si instalamos el radiador debajo de la ventana, el aire que penetra del exterior, se calienta a su paso por encima del radiador y el usuario percibe com mayor rapidez, una sensación térmica más agradable.

De este modo, el local donde se coloca el radiador, mezcla de un modo más homogeneo, el aire interior que esta a una temperatura por encima de la temperatura exterior y el aire que entra calentado a temperatura confort, que es entre 20 y 22º C. El local sube rapidamente de temperatura  y se gasta menos energia.