Madera en suelo de ducha.

Cada vez es más habitual la instalación de duchas de obra en el suelo. La ventaja que tiene es que se puede diseñar a la medida de nuestras necesidades.

Otra ventaja es que podemos poner el tipo de suelo que queramos y evitar las bases deslizantes y porque no decirlo, peligrosas, como son la mayoría de los platos de ducha de fábrica. La mezcla de agua, jabón y base con brillo, no resulta muy apropiada para estar descalzo.

Ducha de obra.

Al realizar la ducha de obra, podemos poner madera en la base, con aberturas que permiten el paso del agua hacia el desague. La madera es cálida, no es deslizante y resulta muy práctica. El problema podría surgir con el uso de constante del agua sobre la madera, que podría llegar a cuartear o deformar la misma.

La solución son maderas especialmente indicadas para soportar la caida del agua, dentro de este tipo de maderas, tenemos la madera sucupira, con dureza, resistencia y aguanta el uso continuo con el agua.

Si el suelo es baldosa, importante que sea de tipo rugosa para que no deslice, aunque esto hay que combinarlo con ayudas técnicas, osea barras de sujección y apoyo, dentro de la ducha.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.