Los muebles de la cocina

Para la distribución de los muebles de la cocina se toma como punto de partida el fregadero y la placa de cocinar. Teniendo en cuenta que ambos aparatos no deben estar juntos, ya que la electricidad o aunque sea la placa de gas, con el fregadero, no deben estar juntos.

Así tenemos que entre la placa y el fregadero se pone la lavadora, lavavajillas o algun mueble bajo. La mejor posición del fregadero es en el medio entre la lavadora y el lavavajillas, permitiendo poner las tomas de agua y desague de los tres servicios, dentro del mueble de fregadero.

La nevera o combi, al ser un aparato alto, se busca la escuadra de la cocina para evitar que quite luz a la cocina y no rompa la linea entre los muebles altos y bajos.

El horno y/o microondas, se tiende a colocar en los muebles altos o cuando son dos aparatos independientes se pueden colocar juntos, uno encima de otro, con separación intermedia, a modo de torre.

La placa de cocina, es habitual su colocación en el centro de la cocina, siendo el eje de todas las actividades. Debajo de la placa tenemos dos opciones, colocar unos cajones para las cazuelas y vajilla grande, o el horno por su cercanía a la actividad de la placa de cocina.

La tendencia actual es la de colocar campanas extractoras de tipo decorativas a modo de chimenea, dejando de lado las extractoras tipo cajetín. Las decorativas tienen el inconveniente de su medida, en torno a 70, 80 o 90 cmts, quitando de este modo un valioso espacio para los muebles altos y su capacidad de almacenamiento. Sin embargo la campana tipo cajetín ocupa unos 50 o 60 cmts y además permite utilizar el espacio interior.

Ya se sabe, lo bello siempre no es práctico ni funcional.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.