Los lavabos del cuarto de baño.

Si tenemos dos baños en casa y uno de ellos es para los hijos, podemos colocar lavabos dobles. Estos lavabos dobles, se instalan juntos, colocando dos independientes, murales o sobre encimera. Sin embargo, con buen criterio, los fabricantes, que buscan satisfacer las necesidades de los clientes, han ideado el lavabo doble, en una sola pieza (foto).

Lavabo doble para el baño.

Estos lavabos, tienen la gran ventaja de aprovechar al máximo los espacios, eliminando vacios entre ellos por el hecho de evitar juntar lavabos de fabricación estandar. En un solo cuerpo, la pieza cerámica, alberga dos pozos de lavabo con sus correspondientes desagues y agujeros para colocar los grifos independientes uno del otro.

No obstante, está pensado para ser utilizado por dos personas a la vez, pero la experiencia me dice, que muy rara vez coinciden dos personas que se quieran asear en un mismo momento, aunque no podemos negar que el ” por si acaso”, está bien planteado.

Me comentaba un cliente que tenía dos lavabos y cuando los hijos entraban al baño siempre usaban por costumbre, el mismo lavabo y grifo  y de esta manera, tenía un grifo y lavabo como el primer día, casí sin utilizar y el otro, gastado por el uso diario. Cuando digo gastado me refiero a que tenía algunos rayones y holguras, sin más.

Si colocamos el lavabo doble es porque tenemos suficiente espacio en el baño, para instalarlo. Esto es señal de que el baño es grande y que necesitamos elementos para llenarlo y hacerlo útil sin dejar paredes desangeladas sin ningún uso.

El lavabo doble de la foto, tiene la ventaja de no tener encimera independiente y al ser en un solo cuerpo, es más fácil de limpiar, y porque no decirlo, más práctico.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.