Las llaves de fontanería, de la cocina

Antiguamente las llaves de la cocina se colocaban en zona visible, entre los muebles altos y bajos, en la pared. Así tenemos que las llaves de la lavadora y la del lavavajillas, eran accesibles, estando empotradas en la pared.

El grifo de la fregadera era de pared, mural, con las tomas del agua fria y caliente para enlazar al grifo.

En las cocinas modernas se tiende a ocultar las llaves de paso, las tomas del fregadero y los desagues. También se ocultan de la vista los enchufes de lavadora y lavavajillas. De esta manera los mueblistas diseñan los muebles poniendo un mueble para el fregadero de unos 45, 50 ó 60 centímetros.

 LLaves y desagues de la cocina

Con este espacio, el fontanero hace las instalaciones debajo del pozo de fregadero, poniendo una toma para fría y caliente, del fregadero porque los grifos se ponen de encimera, toma de fría para lavadora, otra toma de fría para lavavajillas, los tres desagues de estos aparatos, la llave general de empotrar o la llave con el contador del agua.

Por otra parte el electrecista pone las cajas para los enchufes de los dos aparatos eléctricos.

Total que se reduce el espacio ( foto ), para cada vez más servicios y aparatos, de la cocina. Todo con el fin de ocultar lo que debería ser accesible y práctico.

Estamos optando más por el diseño y estético y abandonamos en cierto modo lo práctico. Así que cuando tenemos que acceder a las llaves o a los desagues, encontramos impedimentos con todos los utensilios y aparatos que guardamos en el armario.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.