Ladrillo machetón o tabiquero.

Para realizar los tabiques, hay dos tipos de ladrillos que se emplean habitualmente, el ladrillo machetón y el ladrillo tabiquero.

¿Qué diferencias hay entre los dos y para que se usan ?.

Ladrillo tabiquero

El ladrillo tabiquero, como su nombre indica es el que más se emplea o mejor dicho se empleaba, para levantar paredes, tabiques, divisorias entre departamentos. Es un ladrillo formado por cuatro agujeros en línea y tiene la ventaja de que ocupa poco espacio y es robusto.

Los agujeros interiores, aparte de darle la forma y consistencia, sirven para albergar los tubos de electricidad, agua, calefacción, etc, según el tipo de instalación que se vaya a realizar.

Como inconveniente, destacar que los agujeros no son muy anchos y es un poco escaso para algunos tubos como los desagues de 40 o tubos coarrugados de electricidad de 20 o superior, aún rompiendo los agujeros para tener más anchura.

Es un tipo de ladrillo más apropiado para dividir estancias donde no se tengan que poner tubos dentro del tabique o se quiera maximizar los espacios.

Ladrillo machetón

El ladrillo machetón, es más robusto que el tabiquero por tener más anchura y estar conformado por 6 agujeros en dos filas de 3. La ventaja es que permite tener más fondo para poner empotrar las instalaciones, pudiendo romper los agujeros de dos en dos.

No corremos el riesgo de pasarnos de lado a lado, al existir suficiente márgen. Es el ladrillo más empleado actualmente para el levante de los tabiques aunque se pierda algo de espacio por su mayor anchura.

Lógicamente, es un ladrillo más pesado que el tabiquero y permite al albañíl, más comodidad para trabajar.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.