La obra nueva aminora su actividad

No se puede pensar que la construcción de viviendas vaya a durar toda la vida.

Si existen tantas viviendas vacias para que seguir construyendo, vamos a ser el país con más numero de viviendas sin habitar y con el mayor número de demandantes de vivienda para vivir.

Entonces que estaba sucediendo hasta ahora, como se compraban viviendas para invertir o especular, había mucha demanda y por lo tanto los precios subían y claro los ciudadanos con rentas más bajas no pueden acceder a una vivienda digna por su elevado precio.

Ahora se ha dado la vuelta a la tortilla, han subido los tipos y nos encontramos que los créditos axfisian nuestro poder adquisitivo, entonces la solución es vender. Claro si hay mucha oferta y por tanto más competencia, hay que bajar los precios, y eso es lo que está pasando con los precios de los pisos.

Consecuencia, el demandante de una vivienda agazapado a esperar a que todavía bajen más los precios y el vendedor resistiéndose a bajar el precio a la espera de una situación mejor.

Todos a la espera a que el otro de el primer paso y nadie lo hace.

Consecuencia inmediata, se paraliza la obra nueva porque no se vende, la reforma se frena más despacio por el miedo a gastar dinero en la obra de la casa si realmente no es necesario, eliminando gastos superfluos por si acaso no podemos hacer frente a la hipoteca. Y así todo es una cadena que genera una crisis de la que nadie sabe su magnitud .

One Response to “La obra nueva aminora su actividad”

  1. rocio dice:

    las casas actualmente en algunos zonas eztan muy baratas pero el precio va subiendo comforme la zona

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.