La obra del baño

Es posible realizar la obra de un cuarto baño en una semana, empezar un lunes y terminar el lunes de la siguiente semana, y lo digo por experiencia. Entiendo que habrá a quién le resulte dificil de creer, pero es así.

La evolución de la obra es la siguiente.

Lunes, los albañiles quitan los sanitarios, pican las paredes, suelo y hacen el desescombro. Contando que no haga falta quitar la masa de las paredes y si los azulejos.

El martes los albañiles suben al piso los azulejos, baldosas y material de agarre, sin molestar a los fontaneros.

El martes hasta el miércoles al mediodía, los fontaneros quitan las instalaciones viejas de fontanería, hacen las nuevas instalaciones y ponen la ducha o bañera, según el caso. Ese miércoles el electrecista modifica la toma de luz del espejo y/o enchufe si fuera necesario.

El miercoles a la tarde los albañiles tapan las rozas de las paredes y echan el suelo con las baldosas para que el jueves por la mañana se pueda ya pisar.

El jueves y el viernes, los albañiles alicatan las paredes y rejuntean los azulejos.

El viernes por la tarde o el sábado a la mañana, el escayolista coloca la moldura y techo falso, si se pone nuevo.

El lunes de la siguiente semana, el fontanero coloca los sanitarios, griferías, y a la tarde el electrecista mete los cables y coloca el enchufe de la electricidad.

Aunque es difícil coordinar una obra para que todo vaya seguido, y se ejecute con rapidez, es posible siempre que se planifique con tiempo.

El secreto, la coordinación.

2 Responses to “La obra del baño”

  1. Estoy muy de acuerdo, la coordinación es la clave.

  2. rocio dice:

    creo que todo es posible cuando nos proponemos hacerlas.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.