Instalar un radiador de toallero.

El radiador de toallero, para la calefacción, es un elemento relativamente novedoso y que nos debemos plantear cuando reformamos el baño o hacemos la calefacción.

Estéticamente encaja a la perfección en el cuarto de baño, con forma armoniosas, remates redondos o rectos. Además de ser decorativo, es útil para secar las toallas después de la ducha o para mantener secas las toallas de lavabo.

Como función principal, nos calienta el cuarto de baño. Hay quienes piensan que por tener forma de toallero no va a calentar la estancia, y sin embargo es el principal motivo de su colocación.

Radiador de toallero.

Cada radiador emite unas kilocalorías determinadas según su estructura, forma y tamaño. Tienen diferentes formas y colores. Habitualmente los radiadores cromados son más caros por necesitar un tratamiento especial para darle la terminación a diferencia de los radiadores con terminación en blanco.

Particularmente pienso, aunque son menos estéticos, los radiadores en blanco tienen mejor vejez por soportar mejor el paso del tiempo y a la vez son más sufridos por notarse menos cualquier golpe o rayón en su superficie.

En cuanto a precios podemos tener radiadores de toallero, blancos de 45 x 75 cmts, por 90 a 130 €, según las calidades, y sin embargo uno de la misma medida, en terminación cromada brillo, puede costar entre 280 a 350 €, también según marcas y calidades.

Hay que valorar que los radiadores de toallero ocupan mayor espacio en altura y anchura, pero tienen menos fondo, por lo que son perfectos para ser colocados detrás de las puertas de los baños, que son espacios perdidos pero útiles para el radiador.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.