Instalar la lavadora.


El tipo de lavadora más habitual que se instala en las cocinas, es la estandar de carga frontal  y de 60 cmts de anchura. Este modelo de lavadora es el apropiado cuando se quiere que los muebles bajos de la cocina, estén cubiertos por una encimera continua, sin cortes. La única desventaja es que para meter la ropa hay que introducirla por el frente.

Existe otro modelo de lavadora que tiene una anchura inferior, 45 cmts, pero que resulta más cómoda para meter la ropa. Al tratarse de una lavadora de carga superior, puerta por encima, resulta apropiado para personas mayores que no quieren agacharse para utilizarla, ni necesitan mucha capacidad por ser pocos de familia. Además tienen los mandos para su manejo, también por la parte alta.

Lavadora de 45 cmts.

Las desventajas son dos: tiene menos capacidad de carga que una convencional de 60 cmts y no permite poner una encimera corrida por encima, cortando la linea de la encimera. Hay personas que esto no les importa, buscado una facilidad de uso y acceso.

Todo lo demás, conexiones de agua, desague y electricidad, son iguales todas las lavadoras, encontrándose las tomas por la parte trasera de las mismas.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.