Inodoro suelto.

Con el paso de los años es habitual que algunos inodoros se muevan y lo notemos cuando nos sentamos. Tenemos la sensación de que no está bien sujeto.

Ciertamente es probable que cuando se instaló estaba bien fijado pero con el tiempo ha terminado desajustándose.

Las causas por las que un inodoro se mueve son tres.

Inodoro

Puede suceder que la base donde se agarran los tornillos, no esté bien maciza porque el albañíl no extendió bien el mortero, dejando algunos vacios y las sujecciones han pillado en hueco. Aunque haya baldosa, debajo no está compacto.

También es normal que los propios orines que caigan fuera, entren en contacto con los tornillos y estos terminen pudriéndose, debido a que la orina ataca al hierro.

Tercer motivo, que al limpiar el suelo, la fegona mojada toque los tornillos y por efecto del agua y al de unos años, se pudran.

Las soluciones para todo esto son fáciles. Los fabricantes deberían suministrar tornillos de acero inoxidable, cosa que ahora no sucede y los albañiles asegurarse de macizar bien con mortero y baldosa, la zona donde se apoyará el inodoro.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.