Inodoro en el aseo.

Aquí os dejo otra joya que encontrado en la red. Esta vez un fontanero ha colocado un inodoro que no sirve para nada.

En apariencia quizás quede bonito pero como práctico es un cero.

No se puede utilizar porque aunque se consiga acceder al mismo, resulta imposible sentarse sin pegar en las paredes que rodean al inodoro.

Inodoro en el baño.

Lo más complicado no es entrar a usar el inodoro, lo más difícil ha sido como se las ha ingeniado el llamado ” profesional “, para encajarlo en ese espacio. Esto es aprovechar el espacio al máximo y sacar chispas a los metros cuadrados disponibles, aunque luego no sirva para nada.

Meterlo y poder apretar los tornillos de sujección ha tenido que ser una odisea. El profesional lo ha instalado y se ha quedado más ancho que largo. Seguro que incluso el cliente le ha pagado.

Luego resulta que otro profesional hace un trabajo mejor y el cliente le pone pegas sin sentido, e incluso no le paga.

Hay cosas que no llego a entender. 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.