Humedades en la habitación.

Cuando nos encontramos con que la pared tiene humedades, si está separada de la fachada, el origen de la misma está en el interior. No se trata de filtraciones del agua exterior, es simplemente un problema de dentro de la vivienda.

Humedades en la pared.

En este caso, podemos tener un desague del baño o cocina, en mal estado, una fuga de presión  o filtraciones de agua provenientes del baño.

Las filtraciones del agua, se producen cuando nos duchamos en  la bañera o plato ducha, y se originan en los azulejos de la zona de ducha.

En los azulejos viejos, que con el paso del tiempo, se cae la masa que tapa las uniones de los mismos, permiten el paso del agua entre las juntas.

Aunque lo más habitual suele ser que se filtre en el encuentro de la bañera o ducha todo alrededor, con los azulejos de remate (ver foto).

La forma de comprobarlo es metiendo la punta de un cuchillo plano.
Si la punta entra  medio centímetro o más, el problema es la falta de rejunteo.

Rejuntear con cemento cola blanco.

La solución es bien sencilla, se limpian las juntas que consideramos que no tiene rejnteo y se aplica cemento cola gris o pasta de rejunteo (ver foto). Con la misma punta de un dedo, podemos extender el rejunteo, y se limpia el sobrante dejando secar unas 24 horas, y así está todo arreglado.

Como la pared de la habitación tendrá las señales de la humedad del baño, habrá que dejar secar varios días para que posteriormente pueda lijar la pared y pintar, el pintor.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.