Halógenos en el baño.

Es habitual ver como en los techos que han sido bajados, formando techos falsos, los usuarios coloquen focos halógenos.

La luz del foco halógeno es una luz potente, limpia, es decir más clara que la luz  de una bombilla normal de cualquier lámpara.

Focos halógenos.

Los halógenos tienen la ventaja de permitir orientar la luz por estar fabricados con sistema basculante. En un momento dado podemos enfocar la luz hacia los laterales, resaltando un mueble, cuadro, etc.

Conviene tener en cuenta que una vez colocado el techo falso, el electrecista realizará en el techo, los agujeros con la corona, para dejar el espacio redondo de los focos. No obstante, si el techo está sin pintar, los focos deberán quedar colgando pero no amarrados al techo ( ver foto ). El motivo es que si posteriormente hay que pintar el techo, si la pintura entra en contacto con el dorado o cromado, según el caso del embellecedor del halógeno, puede llegar a dañar el foco y picarlo.

Los productos químicos con los que está fabricada la pintura, dañar la estructura del halógeno. Una vez que el techo haya sido pintado por el pintor y que la pintura ya esté seca, se puede proceder a insertar los halógenos en los agujeros, utilizando las patillas de sujección que vienen con el foco.

Cuando se coloquen los halógenos hay que procurar que no formen sombras entre focos, colocándolos de tal forma que los haces de luz se solapen cubriendo toda la superficie a iluminar.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.