Grifo de lavabo, mal colocado.

Por increible que parezca, hay duferencias notables entre profesionales, ya sea del gremio que sea. Parece mentira que un mismo trabajo pueda ser realizado de formas diferentes, aunque el resultado final no sea el mismo.

Para muestra un botón. Aquí os dejo una perla que me han enviado. Se puede apreciar un grifo de lavabo colocado en una encimera, donde el fontanero o marmolista, han calculado mal la distancia de donde debe estar el agujero del grifo.

Grifo de lavabo.

Se ha realizado el agujero muy separado del borde y además se ha colocado un grifo de poco cuello o corto para que nos entendamos.

El resultado final es que el agua cae en la encimera y no en el lavabo. Después de todo esto, el profesional se ha quedado tan pancho y no ha visto el error antes de instalarlo, cuando debería ser algo evidente.

La solución, cambiar la encimera y hacer el agujero en condiciones o buscar un grifo de mucho cuello.

Por desgracia se ven cada vez más chapuzas y poca profesionalidad, aunque todavía quedan algunos buenos profesionales de las reformas.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.